Hernán Sorhuet Gelós
Hernán Sorhuet Gelós

Turismo pos-Covid

Una de las enseñanzas que nos debe dejar la terrible epidemia en nuestro país, tiene que ver con la gestión de nuestros ecosistemas y recursos naturales.

La detención total del turismo (uno de los rubros más importantes de nuestra economía) nos ha permitido tomar un poco de distancia de su habitual vorágine, para disponer del tiempo y la serenidad necesarios para repensar el futuro.

El punto de partida sigue siendo el gran atractivo que ofrece el país en materia de naturaleza, seguridad y buen trato. No está en discusión que el visitante extranjero es el que deja mayores dividendos pero, las recientes experiencias confirmaron, una vez más, el gran potencial que tiene el turismo interno. Lo importante es tener muy claro que son complementarios, en el sentido de que nuestro país puede ofrecer y satisfacer la demanda de ambos con mucho éxito.

Como toda actividad lucrativa, la clave del éxito está en la profesionalización de los servicios logrando precios competitivos. Se trata de un rubro que genera gran cantidad de puestos de trabajo y por ello se le debe prestar la máxima atención.

Ahora bien, la amenaza del Covid-19 impuso una realidad transitoria que nos permite disponer de información muy valiosa.

El regreso a la nueva normalidad irá acompañado seguramente de una enorme demanda en este rubro.

Hay que prepararse para estar listos, pues el turismo será un motor clave de la reactivación económica y laboral del país.

Estamos convencidos de que se nos presentará una oportunidad única para potenciar mucho más la conocida idea del “Uruguay Natural” en el sentido de revalorar lo que significa el patrimonio natural de nuestro país, pues es mucho más que tener hermosas playas y lugares poco modificados.

La baja densidad poblacional ha sido nuestra gran aliada en materia de conservación y no el compromiso individual con ella. Por lo tanto tenemos que avanzar bastante en ese sentido. Concienciar mucho más a la comunidad de la riqueza que poseemos, de su enorme importancia como pilar fundamental para la construcción de un presente y un futuro de alta calidad de vida. Avanzar en educación, información, conducción institucional (gobierno nacional y gobiernos departamentales), compromiso de las empresas privadas, hacia esa visión del nuevo “Uruguay Natural” son aspectos superlativos para potencial esta esperanzadora transformación.

Hay que tomar conciencia de que dentro de nuestro territorio conservamos algunas realidades que concitan el mayor atractivo internacional, porque las aceleradas transformaciones antrópicas que se han extendido sin freno por todo el mundo, han comprometido la existencia de biodiversidad de calidad.

Es hora de alcanzar aquí la complementación y coordinación de estrategias. Hay que caminar con paso firme, tanto hacia la profesionalización en materia de conservación de los ecosistemas y los recursos naturales, como del modelo de desarrollo enfocado en la sostenibilidad.

La fuerte reactivación de las actividades productivas y de servicios que se aproxima debería hacernos poner el fo-co en lo importante. Y para lograrlo sin duda necesitamos contar con firmes e inteligentes liderazgos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados