Publicidad

Se viene el medio aguinaldo, ¿en qué lo puedo invertir?

En esta edición de Finanzas de Bolsillo veremos cuándo pagan el aguinaldo, cómo se calcula y en qué podemos invertirlo.

Compartir esta noticia
inversión

Tal vez una de las fechas más esperadas del año es la llegada del aguinaldo. Para darse un gusto, pagar cuentas o para buscar un rédito económico, el destino de este ingreso extra suele ocupar nuestra mente antes de recibirlo.

Para aquellos que no hayan decidido utilizarlo en viajes, regalos o aprovecharlo para saldar deudas, en este Finanzas de Bolsillo veremos en qué lo podemos invertir para que nos de un beneficio y no se quede “parado” (y pierda contra la inflación).

En un contexto en el que continuamente se escucha sobre las subas de tasas de interés a nivel internacional, la inflación galopante y otros factores que golpean la economía mundial, ¿es un buen momento para invertir el aguinaldo?

Siempre es un buen momento para invertir, máxime en un mundo como el actual donde el dinero ahora vale mucho y la inflación nos está erosionando el poder adquisitivo cada vez más”, explicó la coordinadora del Programa de Planificación Financiera en BECA Advisors, Marcela Romero.

En esta línea, la representante comercial de Gletir, Tania Thomsen, agregó que el dinero va perdiendo valor con la inflación, por lo que guardarlo “debajo del colchón” solo acompaña esto.

Una vez decididos a invertir este ingreso extra, los expertos consultados señalaron que hay opciones en pesos uruguayos, Unidades Indexadas (UI) y dólares, comenzando con montos bajos, diversificados y acordes a nuestro apetito de riesgo.

“Siempre la peor decisión es no hacer nada. Hay que abrirse al mundo de las inversiones y permitir que nuestros ahorros trabajen solos”, subrayó Thomsen.

Existe un abanico muy grande en el mercado para poder invertir, en donde todo depende de la edad y del momento en que se encuentre cada uno y con qué instrumentos de inversión se siente más cómodo.

Cualquiera sea nuestro capital, abultado o no, hay alternativas que se ajustan a cada situación.

En este sentido, Victoria Izuibejeres, responsable de la disciplina de productos de inversión de Banco Itaú explicó que generalmente pensamos que invertir está reservado solo para quienes tienen grandes sumas de dinero. Sin embargo, hay herramientas para apoyar a quienes busquen invertir en la planificación y rentabilización de sus ahorros.

Por ejemplo, los consultados señalaron que hay opciones de inversión a partir de $ 10.000 o US$ 1.000.

En tanto, al hacer foco en los instrumentos de inversión en los que se deberían priorizar en este momento, el jefe de la mesa de inversiones de Gastón Bengochea Corredor de Bolsa, Francisco Echegoyen, señaló que, hoy, la mejor opción es invertir en renta fija por sobre renta variable.

Asimismo, los expertos subrayaron que no es un buen momento para invertir en acciones, ya que hoy se consiguen buenas rentabilidades en bonos de Estados Unidos y de Uruguay.

A su vez, señalaron que la mejor opción en pesos es invertir en Notas en UI y Letras de Regulación Monetaria (LRM). Además, lo mejor es diversificar las monedas y poner parte en dólares y parte en pesos.

Las rentabilidades de corto plazo, en dólares, pueden verse entre el 4,8% y 5% en bonos de Estados Unidos, libre de riesgo. Mientras que, al mirar a un mayor plazo, explicaron que se pueden conseguir bonos uruguayos con tasas también atractivas, que hoy se encuentran “bastante baratos”. A su vez, estos instrumentos tienen como ventaja no pagar IRPF.

En tanto, en moneda local, hay rentabilidades de 11% en Letras de Regulación Monetaria (LRM)y Notas en UI al 2,8%/3%, dependiendo el plazo, siendo ambos excelentes productos para ganarle a la inflación.

Las LRMson emitidas en pesos por el Banco Central (BCU) todas las semanas y se destacan por ser aptas para inversores conservadores.

Por otra parte, expertos destacaron como medida de diversificación para el portafolio de inversiones, que estos sean 60% en renta variable y 40% en renta fija, siempre dependiendo del horizonte temporal, las necesidades de liquidez y el apetito de riesgo de cada uno.

Para entender un poco más la diferencia entre ahorrar e invertir nuestro dinero, cuando es posible, se debe comprender como primer paso que aquellas personas que dejan su dinero en una caja de ahorro pierden poder adquisitivo con el pasaje del tiempo debido a la inflación.

La inflación en Uruguay ha superado el 8%en los últimos 10 años en promedio, mientras que en los últimos 12 meses cerrados a abril fue 7,61%. El BCU tiene una meta de inflación en un nivel entre 3% y 6%.

Para entender el impacto de la inflación y cómo abordarlo, el jefe de Mesa de Nobilis, Sebastián Arena, explicó que para mantener el poder de compra de $ 100.000 de un año atrás, contemplando el nivel actual de 7,61%, se precisaría tener $ 107.610.

En este sentido, señaló que dejando los ahorros sin invertir o incluso poniéndolos en un plazo fijo no se logró mantener el poder adquisitivo. Sin embargo, si se hubiesen invertido en una LRM, se habrían recibido $ 109.540.

“No solo mantuviste el poder adquisitivo, sino que además tuviste una ganancia adicional en términos reales. Si continúas renovando la inversión a lo largo del tiempo, se generan nuevas ganancias, lo que se conoce como el efecto del interés compuesto”, destacó.

A su vez, para entender como puede impactar el horizonte temporal en nuestras inversiones, uno de los factores a tener en cuenta es el interés compuesto. Este es una herramienta financiera que calcula los intereses acumulados a lo largo del tiempo sobre el capital inicial, lo que significa que cuanto más tiempo se mantenga el dinero invertido, mayor será el crecimiento de la inversión.

Sobre esto, Arena destacó que “con tasas del 11% como las actuales, el efecto del interés compuesto se vuelve más importante aún. Si tenemos en cuenta la encuesta de expectativas económicas realizada por el BCU, la inflación esperada para los próximos 12 meses se sitúa en 7%, lo que generaría una ganancia aproximada del 4% en términos reales, es decir, por encima de la inflación”.

¿Cuándo y cómo se calcula el aguinaldo?

Se paga en dos etapas: junio y diciembre

El aguinaldo es el monto que reciben trabajadores de los sectores público y privado, oficialmente llamado “sueldo anual complementario”, que está destinado a pagarse en dos etapas: una en junio y otra en diciembre.

Para calcular el aguinaldo a percibir en cada una de las etapas, se deberán sumar todas las remuneraciones pagas percibidas en cada período y dividir el total entre 12.

El aguinaldo no toma en cuenta los beneficios en especies, como los ticket alimentación, y también conlleva los descuentos que tiene el salario habitual, como los de aportes jubilatorios y Fonasa.

Por lo tanto, para el medio aguinaldo de junio, lo comprenderán las remuneraciones del 1° de diciembre del año anterior y el 31 de mayo, mientras que para el medio aguinaldo de diciembre, serán las percibidas desde el 1° de junio hasta el 30 de noviembre.

En el caso de los trabajadores que estuvieron en seguro de paro o licencia por maternidad y paternidad, el monto no incluirá en el cálculo a ese período, puesto que la empresa no emitió pagos al empleado.

El pago del medio aguinaldo en junio se realiza antes de finalizar el mes y, el de diciembre, antes del día 20.

¿Es mejor ahorrarlo en otra moneda?

En caso de preferir ahorrar el aguinaldo, una de las dudas que puede aparecer rápidamente es si se debe hacerlo en pesos o dólares. Como en otros casos, esta respuesta comienza con “depende”.

Según los expertos consultados, es importante entender que la decisión que corresponde a la moneda de ahorro depende del perfil del inversor, así como el perfil de gastos e ingresos del individuo. De todas formas, siendo la diversificación una de las claves a la hora de invertir, si ya se cuenta con ahorros en dólares es bueno posicionarse en una inversión en moneda local, sobre todo considerando que la mayoría de nuestros gastos son en pesos uruguayos. Sin embargo, no hay que desestimar el poder del dólar en la economía doméstica, donde parte de los gastos son en bienes que están denominados en dólares.

Por lo tanto, si bien es bueno entender que el peso uruguayo es una buena alternativa de inversión, también es prudente tener una estructura de ahorro por moneda similar a la estructura de gastos que uno pueda tener, para que no ocurra lo llamado “descalce” monetario, generando que una variación en el tipo de cambio produzca una pérdida del valor de los ahorros. En tanto, señalaron que en períodos muy largos de tiempo, los ahorros asociados a una moneda indexada por la inflación, como la Unidad Indexada (UI) suele ganarle al dólar como medio de ahorro.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad