COMISIÓN

Reforma jubilatoria: acuerdan más plazo para votar documento final, ¿qué cambios tendría?

El viernes pasado la comisión terminó con las reuniones pactadas “y ahora estamos redactando el informe que se votaría la semana próxima”, dijo a El País Rodolfo Saldain.

Dos mujeres pasan caminando frente a la sede del BPS. Foto: Darwin Borrelli (Archivo)
Dos mujeres pasan caminando frente a la sede del BPS. Foto: Darwin Borrelli (Archivo)

Más tiempo. Eso fue lo que acordaron los integrantes de la Comisión de Expertos en Seguridad Social (CESS) el pasado viernes para realizar la votación final del documento de recomendaciones para la próxima reforma jubilatoria, cuyo plazo vencía a fines de octubre.

Según indicó a El País el presidente de la CESS (elegido por el gobierno para llevar adelante el proceso de discusión y recomendaciones de la reforma), Rodolfo Saldain, el viernes pasado la comisión terminó con las reuniones pactadas “y ahora estamos redactando el informe que se votaría la semana próxima”.

Se estima que la fecha de votación sea el próximo 12 de noviembre.

Por tanto, el primer borrador de recomendaciones presentado en la CESS el pasado 6 de octubre y consensuado por los nueve técnicos elegidos en representación de la coalición del gobierno, tendrá cambios, aunque según pudo saber El País en base a diferentes integrantes de las organizaciones sociales en la comisión, no se espera que sean modificaciones significativas.

Los cambios podrían estar originados en base al intercambio que surgió de las reuniones con las diferentes delegaciones que recibió la CESS en el transcurso de las dos semanas pasadas, cuando tuvo audiencias con el Banco de Seguros del Estado, la Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias, el Pit-Cnt, las cámaras empresariales, las AFAP y el Banco de Previsión Social (BPS).

Si bien aún resta conocer la versión final del documento con recomendaciones -en el que trabaja actualmente la Presidencia de la CESS- el Frente Amplio ya expresó su rechazo al primer borrador “por considerarlo incompleto, injusto y fuertemente negativo en varios aspectos centrales de su contenido”.

La oposición tampoco había acompañado la aprobación del informe de diagnóstico el pasado viernes 19 de marzo, el cual recibió 10 votos a favor y cinco en contra de los representantes del Frente Amplio, el Pit-Cnt y la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu).

Según pudo saber El País, más allá de la decisión ya pública del Frente Amplio, en caso de que la versión final de recomendaciones -que presentará la presidencia de la CESS al resto de los integrantes en los próximos días- se mantenga sin cambios trascendentales, en principio tampoco acompañarían la votación el Pit-Cnt y la Onajpu, mientras que sí podría votar a favor el sector empresarial.

En diálogo con El País, Jimena Pardo -una de las delegadas en la CESS en representación del Frente Amplio, junto a Ernesto Murro y José́ Luis Baumgartner- manifestó que el plazo para la votación de la versión final de recomendaciones “estuvo un poco indeterminado” y que “no estaba muy claro cómo iba a ser” el procedimiento. Tras el cierre de la reunión entre la CESS y el BPS el pasado viernes, “Saldain manifestó que en esta semana estarían distribuyendo de nuevo el documento, el cual tendría sustancialmente los mismos contenidos pero quizás con alguna variación en algún tema menor”, señaló Pardo.

En este sentido, la representante del Frente Amplio en la comisión enfatizó en que la versión final de recomendaciones “no tendría cambios trascendentales en temas grandes como los que nosotros estamos objetando” en lo que refiere al sistema de la Caja Militar o al BPS y opinó que “sería raro que los tuviera” porque el borrador de recomendaciones elaborado por los nueve técnicos de la CESS “está todo basado” en más de tres meses de trabajo.

“No veo que haya posibilidad de cambios muy grandes”, remarcó Pardo.

Por su parte, el representante del Pit-Cnt en la comisión, Hugo Bai señaló a El País que si bien el borrador de recomendaciones “se discutió con cierta apertura” en la CESS, “de los cuestionamientos centrales que nosotros hicimos sobre el documento, tengo mis dudas de que vayan a venir cambios muy importantes”.

Es por ello que si bien afirmó que van a esperar a recibir la última versión para tomar una decisión formal, “todo hace indicar que no lo vamos a acompañar”.

De acuerdo con Bai los cambios serán sobre “algunos aspectos en cuestiones menores”, por lo que consideró que “vamos a volver a confirmar algunas de nuestras diferencias que no van a permitir que acompañemos” el documento final de recomendaciones.

Por su parte, la representante en la CESS de las cámaras empresariales, Elvira Domínguez manifestó que aún no tienen una postura definida sobre si acompañarán o no la votación del documento final hasta no conocer la última versión. No obstante, adelantó que “probablemente sí (voten a favor) pero capaz que con algún reparo”. Según Domínguez, la presidencia de la CESS “tomó con mucho respeto” las consideraciones hechas al borrador final y señaló que “aunque muchos aspectos” que pedían los empresarios “fueron considerados, probablemente no tuvieron la solución que hubiésemos deseado, pero nunca las soluciones son las que uno quiere sino las que se pueden”. Por tanto, afirmó que la decisión de cara a la votación “no es un sí o un no, quizás es un sí con algún condicionamiento”.

En tanto, el representante de Onajpu, Gabriel Regalado señaló que esperarán a analizar cuáles son los cambios recogidos en la nueva versión del documento para definir si votarán en contra o a favor. No obstante, adelantó que si la versión final no incluye cambios en el pilar de ahorro individual (el pedido central de Onajpu y del Pit-Cnt es que este sea gestionado por el Estado y no por privados) “para nosotros es muy difícil acompañar la propuesta”.

Más allá de la votación, Regalado manifestó que “debería haberse dado más tiempo” para debatir la reforma y llegar a una propuesta con un mayor nivel de discusión. “Ahora estamos a las corridas queriendo cerrar esto pero son temas que requieren mayor debate porque pueden traer problemas”, afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados