Publicidad

Los planteos que llevó la Caja Profesional al Parlamento para hacer cambios al proyecto de su reforma

Desde el directorio de la Cjppu apuntan a la asistencia financiera, timbres profesionales y el Impuesto a la Asistencia de la Seguridad Social.

Compartir esta noticia
Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios
Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios.
Foto: Archivo El País

Redacción El País
Una delegación del directorio de la Caja de Profesionales (Cjppu), liderada por su presidenta Virginia Romero, compareció el jueves en la Comisión de Legislación del Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados, con el objetivo de plantear cambios en el proyecto de ley de su reforma enviado por el Poder Ejecutivo.

En el contexto de que la Caja agotaría sus reservas a mediados de 2025, el proyecto de ley busca darle sustentabilidad, al menos por 10 o 12 años más, apostando a la convergencia del sistema previsional. Sin embargo, Romero, al comenzar su exposición, dejó constancia de que la propuesta que hizo el Directorio de la Cjppu “no es exactamente lo que el Poder Ejecutivo finalmente envía al Parlamento”.

Por esto, entre las modificaciones que plantearon, se hizo foco en el “apalancamiento” financiero -asistencia- del Poder Ejecutivo, la cual está ligada a un aumento de la tasa de aportación prevista para el 2025.

“Consideramos que la asistencia financiera tiene que venir desde el primer momento, y no estamos de acuerdo con que la tasa vaya del 19% al 22,5%. ¿Por qué? Porque el 19% no es un número caprichoso que se nos haya ocurrido, sino que es un estudio que la Caja ha hecho, que tiene sensibilidad y un sustento”, afirmó Romero.

En este sentido, sostuvo que desde la Caja consideran que el 22,5% “no es lo adecuado para nuestro colectivo”, sino que “la tasa debe quedar en el 19% como máximo”.

Ante la posibilidad de que el déficit persistiera más allá del 2036, Romero señaló que solicitan que “quede determinado que la asistencia financiera tiene que venir siempre que no se den los supuestos” del Poder Ejecutivo, “más allá del 22,5%, si supuestamente llegara la tasa a eso y no alcanzaran los fondos, quién los va a proporcionar”.

Por otra parte, otra de las modificaciones que solicitaron, teniendo en cuenta que el 30% de los ingresos de la Caja se basa en los timbres profesionales, fue “un pequeño aumento en algunos de los timbres profesionales”. “Hemos seguido insistiendo con que los timbres profesionales son un ingreso genuino de la Caja y deberían tener un incremento. Esa fue nuestra propuesta. Nosotros no planteamos un aumento de todos los timbres, sino de los que tienen mayor recaudación; son pequeños aumentos que consideramos de estricta justicia”, afirmó.

Asimismo, sostuvo que el valor de los timbres se actualiza por el Índice de Precios del Consumo (IPC), mientras que las pasividades lo hacen por el Índice Medio de Salarios (IMS), por lo que reclamó “igualar la fórmula”, en donde “los valores de los timbres se pudieran ajustar por IPC o por IMS, pero teniendo siempre como valor el IMS como base”.

En tanto, otro de los reclamos se centró en que el destino del IASS que tributan los pasivos de la Caja sea destinado a esa institución “a fin de ayudar a paliar el déficit”.

“En realidad, podría ser algo transitorio, pero creemos que en este momento nuestros afiliados están sustentando el déficit del BPS (Banco de Previsión Social) cuando nuestra propia Caja tiene problemas más serios”, sostuvo.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad