Publicidad

¿Cuándo se cobra el aguinaldo y cuáles son las opciones que hay para poder invertirlo y que rinda más?

En junio las empresas deben pagar a sus trabajadores el aguinaldo y es un buen momento para empezar a invertir.

Compartir esta noticia
salarios, pesos, billetes
En junio es mes de pago del aguinaldo y es una buena oportunidad para invertirlo y hacer que el dinero rinda más.

Redacción El País
Uno de los momentos más esperados del año es el del cobro del aguinaldo. Así se denomina popularmente al “sueldo anual complementario” que reciben los trabajadores de los sectores público y privado y que se cobra en dos partes: una en junio (antes de finalizar el mes) y otra en diciembre (antes del día 24).

Si no hay que salir a “tapar agujeros” (léase cancelar deudas), el aguinaldo es una buena excusa para ahorrar e invertir ese dinero.

Por ello, en este Finanzas de Bolsillo veremos distintas opciones para invertir el aguinaldo y que “rinda” de otra forma.

¿Cómo puedo saber si estoy en condiciones de invertir el aguinaldo?
Dinero

La decisión de “invertir o ahorrar tu aguinaldo depende de una evaluación integral de tu situación financiera personal. Algunos pasos clave para tomar esta decisión”, señaló a El País Guzmán Telesca, Analista Financiero Senior de Gletir.

¿Cuáles son esos pasos clave? Primero, hacer una evaluación de deudas. “Si tienes deudas, especialmente con altas tasas de interés, lo más prudente es pagar estas deudas primero. La tasa de interés de estas deudas generalmente supera cualquier rendimiento de inversión seguro”, indicó Telesca.

El segundo aspecto es contar con un fondo de emergencia. Según Telesca “es crucial tener un fondo de emergencia equivalente a de tres a seis meses de tus gastos mensuales. Este fondo te brinda seguridad en caso de imprevistos como pérdida de empleo o gastos médicos”.

El tercer paso clave antes de tomar la decisión de invertir el aguinaldo es evaluar la estabilidad financiera. “Si tienes un ingreso estable y todas tus obligaciones financieras están cubiertas, puedes considerar invertir una parte de tu aguinaldo”, apuntó Telesca.

Por último, hay que evaluar y definir los objetivos financieros personales.

Tenés que “definir tus objetivos a corto y largo plazo. Si tenés metas financieras claras (como comprar una casa o la educación de tus hijos), esto puede influir en tu decisión de a donde invertir. El concepto de ahorro y de inversión, van de la mano y deberían estar dentro de los presupuestos de las personas, y aquí no importa cantidad, es una cuestión de actitud, no de montos”, concluyó el analista de Gletir.

Lo primero, para saber si puedo invertir el aguinaldo es “preguntarse si voy a tener que usar la plata en el corto plazo para afrontar alguna obligación fuera de lo cotidiano (matrícula de colegios, pagar algún préstamo). En caso que uno sepa que puede prescindir de esa plata, lo mejor seria invertirlo, al menos para ganarle a la inflación”, señaló a El País Francisco Echegoyen asesor financiero en Gastón Bengochea Corredor de Bolsa.

La otra clave es: ¿el monto del aguinaldo debe ser muy alto como para empezar a invertir? Según el analista financiero senior de Gletir Corredor de Bolsa, Guzmán Telesca “no necesitas una gran cantidad de dinero para comenzar a invertir. Hoy en día, es posible empezar con montos relativamente pequeños, dependiendo del tipo de inversión. Muchos fondos de inversión y plataformas permiten empezar con cantidades modestas, lo que democratiza el acceso a estos instrumentos”.

En tanto, Nahuel Aristimuño analista de productos y mercados en la corredora de bolsa Nobilis, dijo a El País que “siempre es recomendable invertir aquella porción de los ahorros que no vayamos a necesitar en el corto plazo, e ir incrementando en forma progresiva”.

¿En qué moneda invertir? Según Echegoyen “lo ideal es invertir en la misma moneda que gastas o consumís. Siempre recomendamos invertir tanto en dólares como en Unidades Indexadas (ajustan por la inflación). Dado a que la gran parte de nuestros gastos son en pesos, siempre recomendamos colocar aproximadamente un 30% o más, en instrumentos en Unidades Indexadas, de forma de obtener un retorno real, independientemente de cuál sea la inflación”.

Ahora, en un mundo que cada vez abre más posibilidades de inversión para el pequeño ahorrista, ¿qué opciones hay para colocar el dinero del aguinaldo?

Para Telesca “el traje siempre es a medida, atendiendo las particularidades/necesidades del inversor. Hay condimentos que es recomendable que no falten, conceptos como: no invertir en lo que no entendamos (para eso es importante ir con expertos en el ámbito de inversiones), la diversificación (entre países, sectores, monedas, productos) y el largo plazo (a mayor plazo las probabilidades de mejores rentabilidades, la mejor defensa contra pérdidas significativas en el mercado de valores es un horizonte temporal lo suficientemente largo)”.

El otro aspecto relevante es definir mi perfil como inversor. Telesca apuntó que en general hay tres grandes perfiles. Uno es el perfil conservador, que prefiere la seguridad sobre el rendimiento de la inversión. Otro es el perfil moderado que está dispuesto a asumir un poco más de riesgo por rendimientos más altos y el tercero es el perfil agresivo, que son aquellos que buscan altos rendimientos y están dispuestos a asumir mayores riesgos.

Aristimuño planteó que “hoy en día, para un inversor con un perfil conservador y con objetivos de corto plazo, los bonos del Tesoro de Estados Unidos (conocidos como treasuries en la jerga) se han vuelto una opción muy atractiva dada la coyuntura actual, con rendimientos por encima de 4% anual en dólares”.

Para Echegoyen, el consejo es “empezar siempre por instrumentos defensivos/conservadores y, a medida que pase el tiempo, el cliente adquiera más confianza para invertir en acciones o ETF o bonos de grado especulativo, activos de mayor retorno esperado”.

En ese sentido, coincidió con Aristimuño en la recomendación de los bonos del Tesoro estadounidense y le sumó las Letras de Regulación Monetaria en pesos que emite el Banco Central (BCU) y Notas del Tesoro uruguayo en Unidades Indexadas (varían según la inflación) al 3%. “Cualquiera de las tres opciones, son súper seguras y súper líquidas, ya que se venden en el día”, en caso que la persona necesite hacerse del dinero.

Telesca también mencionó los bonos del Tesoro de EE.UU. y las Letras del BCU como “instrumentos con baja volatilidad y retornos predecibles”.

También mencionó el Fondo Centenario Gestión de Liquidez para invertir en pesos uruguayos. Es un fondo que invierte en Letras del BCU, brinda liquidez en 24 horas en caso de necesitar los fondos nuevamente y se puede adquirir con mínimos de $ 20.000.

Ya si el inversor está para tomar un poco más de riesgo y planea invertir a mediano plazo (al menos a tres años), Aristimuño dijo que “lo ideal es construir un portafolio de inversión con una exposición diversificada a las diferentes clases de activo (bonos y acciones)”.

En su corredora de bolsa tienen “Nobilis Digital, una plataforma 100% digital, a través de la cual se puede invertir en este tipo de portafolios en dólares y que está enfocada en aquellas personas que quieren comenzar a invertir, tener su primera experiencia”, añadió.

En esa línea, Echegoyen dijo que “hay buenas oportunidades en bonos de compañías o países con grado inversor que rinden 6% anual en dólares. Creo que es un buen momento para colocarse a mediano plazo, y asegurarse tasa, antes que la Reserva Federal de Estados Unidos comience con el esperado recorte de tasas (consenso del mercado).

Telesca indicó que “para perfiles con riesgos mayores, es decir que busquen mayores rentabilidades, pero aceptando que haya más volatilidad en sus inversiones, recomendamos comprar acciones de empresas que cotizan en las bolsas de valores, bonos de deuda de empresas, bonos de deuda de países emergentes. De todas formas, la diversificación siempre es recomendable”.

Invertir en criptomonedas, ¿es una opción?

Las criptomonedas, como Bitcoin, Ethereum y otras, están en boga. ¿Son una opción para invertir el aguinaldo? Gabriel Genta, portfolio manager de Gletir Corredor de Bolsa, recordó que “en enero de este año la Comisión de la Bolsa de Valores de Estados Unidos (SEC) aprobó varios instrumentos de Bitcoin a cotizar en la Bolsa (ETFs). Este hecho, que demoró 15 años en lograrse desde que se creó el Bitcoin, significó un respaldo y seguridad a los inversores para comprar esta criptomoneda. Actualmente los mayores bancos de inversión del mundo están comprando parte de sus portafolios en Bitcoin, destinando un porcentaje menor de la misma, pero de esta forma lograr mayor diversificación y capturar las altas rentabilidades que otorga. Por ahora solamente el Bitcoin tiene dicha seguridad, el resto de las criptomonedas no han tenido esta seguridad aun, si bien la segunda más grande que es Ethereum está cerca de lograrlo”.

De todas maneras, “las criptomonedas pueden ofrecer altos rendimientos, pero también son altamente volátiles y riesgosas. No se recomienda destinar una gran parte de tu aguinaldo a criptomonedas a menos que tengas un perfil de riesgo agresivo y estés dispuesto a perder el dinero invertido. Para inversores más conservadores o moderados, es mejor limitar la exposición a criptomonedas y diversificar en otros activos más estables”, sugirió Genta.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad