CRIPTOACTIVOS

Cajeros de criptomonedas: ¿son legales? ¿Qué podría cambiar ante regulación del BCU?

El pasado 7 de enero se inauguró en Punta del Este el primer cajero de criptomonedas del país y su apertura no estuvo exenta de controversia. Especialistas legales explican si están autorizados o no.

Cajero de criptomonedas. Foto: Urubit.
Cajero de criptomonedas. Foto: Urubit.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Enero empezó con una noticia alentadora para la industria cripto en Uruguay con la inauguración del primer cajero de criptomonedas en el país, que permite que los usuarios puedan comprar y vender estos activos virtuales e intercambiarlas por moneda de curso legal.

Ubicado en Punta del Este, en el local de Smart Point, el equipo fue fabricado completamente en el país y opera con Bitcoin, BNB (la criptomoneda de Binance), BUSD (la moneda estable de Binance), Ferret Token y Urubit (las dos criptos uruguayas).

Según informó Adolfo Varela, director y fundador de inBierto —la empresa desarrolladora de la criptomoneda Ferret Token, la cual creció 2000% en los últimos 30 días, de acuerdo a datos de la firma—, el objetivo tras la instalación del primer cajero cripto es seguir creciendo en Maldonado, Montevideo y luego también en el resto del país.

El BCU avanza en la regulación de estos activos y se espera que haya novedades este año

Los especialistas de la industria entienden que el 2021 fue quizás el año que marcó un punto de inflexión en términos de adopción de criptomonedas en el mundo.

Sin embargo, la apertura de este cajero no estuvo exenta de controversia a nivel local. En las redes sociales se generó un debate con posturas enfrentadas entre quienes defendieron la iniciativa y los que dudaron sobre su legalidad.

En este sentido, el diputado de Cabildo Abierto, Álvaro Perrone realizó un pedido de informes al Banco Central (BCU) y al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para conocer si el operador del cajero es una entidad regulada y si debe contar con algún tipo de licencia u autorización, según informó el Observador.

¿Es legal la instalación de este tipo de cajeros? ¿Cuál es la postura del BCU? ¿Qué podría cambiar ante una eventual regulación?

El País consultó a especialistas legales en la materia quienes afirmaron que al igual que ocurre en todo el mundo con los avances tecnológicos, en Uruguay hay un desfasaje en entre la adopción social de las nuevas herramientas y la normativa.

Según explicó el abogado especializado en regulación del sistema financiero y prevención de lavado de Brum & Costa Abogados, Juan Diana, la inauguración del cajero de criptomonedas implica una actividad que al día de hoy “no está regulada y por tanto, está permitida, no es ilegal”.

En la misma línea, Giovanna Lorenzi, directora del Departamento de Asesoramiento Tributario y Legal de KPMG Uruguay manifestó que si se parte de la base de que con la normativa vigente hoy las criptomonedas “no son dinero”, se concluye que la actividad de operación de un cajero como estos, “que en definitiva constituye un intercambio de dinero fiduciario por un bien mueble incorporal —la criptomoneda—, es viable y que a la fecha no requiere obtener autorización por parte del BCU”.

El bitcoin es la mayor de las criptomonedas. Foto: Pixabay.
Bitcoin. Foto: Pixabay.

La incógnita está entonces en qué puede cambiar ante una eventual regulación en la que el BCU está trabajando y cuyas novedades se esperan para este año.

En este sentido, el pasado 27 de diciembre el regulador difundió un Marco Conceptual para el Tratamiento Regulatorio de los Activos Virtuales en Uruguay en el que reconoció que si bien el tema aún carece de regulación, se está trabajando en ello.

"La masificación de este tipo de fenómenos” (como la de nuevas aperturas de cajeros), “pondría un pie en el acelerador con este tema en el BCU”, dijo Diana.

“El enfoque del BCU será proponer actualizaciones normativas a las leyes ya existentes, de modo de incluir reglas que regulen ciertas operativas con determinados activos virtuales”, indicó Lorenzi.

Según Diana, lo más sustancial del documento publicado por el BCU es que definió el perímetro regulatorio en función de los diferentes tipos de activos virtuales. “Lo que hizo el Central fue marcar la cancha y decir: `esto es asunto mío y esto no´. Y ahí desarrolló el concepto de activos virtuales, de servicios de activos virtuales y cómo se interacciona con el sistema actual”.

Por tanto, ante una futura adecuación normativa, la actividad de intercambio de activos virtuales “quedaría bajo la competencia regulatoria del BCU”, dijo Diana, dado que el hecho de que el cajero ofrezca servicios por cuenta y orden de clientes de intercambio de activos virtuales por dinero fiduciario (en este caso dólares), como si fuera una casa de cambios, haría que “quede bajo la figura de prestadores de servicios de activos virtuales, por tanto, bajo el perímetro regulatorio del Central”, explicó.

“Eso no quiere decir que no sea legal o que requiera una autorización. Una cosa es mirar la futura regulación y otra cosa es lo que pasa ahora”, puntualizó el abogado.

¿Cuáles podrían ser los cambios ante una eventual regulación?
Se prevé que el BCU avance este año; desde la industria cripto demandan estar regulados
Banco Central. Foto: Darwin Borrelli.

Si se analiza el documento del BCU y cuando el regulador actualice la normativa (se espera que lo haga este año), en el caso de los cajeros de criptomonedas, “van a haber probablemente dos sujetos regulados”, dijo Diana.

Por un lado, la empresa que presta el servicio del cajero y las empresas que emiten las criptomonedas que se comercializan. “Es decir, Urubit y Ferret podrían ser emisores de activos virtuales uruguayos y por tanto bajo regulación; y en paralelo, la empresa InBierto (cajero) también podría ser considerada como un proveedor de servicios de activos virtuales y estar regulada”, indicó el abogado.

Ahora bien ¿qué cambiaría si eso sucede? De acuerdo con Diana, generalmente cuando surge nueva normativa que establece licencias, permisos, o regulaciones, “lo que se hace es establecer una disposición transitoria, es decir, se le da un plazo a las empresas que están desarrollando esa operativa y que quedan bajo la nueva regulación para que se pongan al día sin cortar la actividad”, explicó.

Por lo que, cuando esto avance “es de esperarse que se tengan que dar de alta (ante el BCU) y cumplir con los permisos correspondientes para aggiornarse a la nueva normativa”.

Los cambios regulatorios se esperan para este año pero según Diana “la masificación de este tipo de fenómenos” (como la de nuevas aperturas de cajeros), “pondría un pie en el acelerador con este tema en el BCU”.

Sobre una eventual regulación, Diana señaló que esta “es necesaria y bienvenida”, dado que “la propia industria cripto la está pidiendo” para no perder escalabilidad en el negocio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados