Publicidad

Zelenski: “Rusia hoy día es un país terrorista, dirigido por una persona de ideología fascista"

El presidente de Ucrania elogia la posición de Chile y critica la de Brasil. "No entiendo la posición de Lula Da Silva: ¿Acaso para Brasil es más cercana Rusia que Ucrania?".

Compartir esta noticia
Zelenski asegura que hay oportunidades de trabajo conjunto con América Latina en el ámbito de la defensa
Volodimir Zelenski.
Foto: AFP

Carolina Álvarez Peñafiel / El Mercurio (GDA)
Con la fuerzas rusas avanzando por tierra sobre el este de Ucrania, mientras lanzan ataques aéreos en el resto del país, el presidente Volodimir Zelenski insiste una y otra vez en que sus tropas necesitan más armas, porque Rusia “solo entiende el lenguaje de la fuerza”. En una entrevista con un grupo de medios latinoamericanos, incluido El Mercurio, el mandatario llamó a ponerse en el lugar de Ucrania.

“Imagínense, tienen un Estado que de alguna forma está capturado y están en una capital que a lo mejor sobrevive, o no. Imagínense lo que dirían en aquel momento. ¿Tomarían la bandera blanca? No, pedirían a sus socios que les asistieran, que les dieran algo para que sobrevivieran. Porque queremos sobrevivir. Queremos defendernos. Eso es lo que queremos”, aseguró Zelenski en esta conversación en la sede protocolar de la Presidencia ucraniana, una edificación dentro del complejo gubernamental del centro de la capital, conocida como la Casa con Quimeras, por la ornamentación que diseñó su arquitecto Vladislav Gorodetsky, el “Gaudí” de Kiev.

Conseguir más armamento -o permiso para usarlo como habría otorgado el presidente de EE.UU. Joe Biden- es una parte crucial de lo que ocupa a Zelenski en estas semanas, pero el gobernante ucraniano está también buscando la mayor cantidad de apoyos posibles para la cumbre de Suecia el 15 y 16 de junio próximos, donde su gobierno promoverá un plan de paz de 10 puntos, que esperan se convierta en la primera piedra para un futuro acuerdo. Hasta ahora, más de 90 países confirmaron su participación con representantes de distintos niveles. En América Latina, los presidentes de Chile, Gabriel Boric; de Argentina, Javier Milei, y de Colombia, Gustavo Petro, ya anunciaron su participación.

Relaciones firmes con Boric

“Tenemos relaciones amistosas, buenas relaciones, bastante firmes entre nosotros con el presidente Boric. Desde que nos conocimos, Chile nos apoya. Estamos agradecidos a la sociedad, donde hay un gran apoyo hacia Ucrania. Desde los primeros momentos, Chile nos apoyó con la resolución de la ONU (…)”, dijo Zelenski al ser consultado sobre el rol que espera que juegue el país en el contexto diplomático respecto de la guerra. “La representación de Chile en el nivel superior, en la cumbre de paz para Ucrania”, que el mismo presidente Boric le confirmó, “es fundamental”, sostuvo.

“Cuando en un momento tan difícil la gente está contigo, es la señal más importante. Porque cuando no tienes problemas, tienes muchos amigos, pero cuando estás en complicaciones, te faltan amigos. Así es como ocurre en la vida. (…) En Ucrania muere gente a través de la guerra que trajo Putin, una guerra injusta, un autócrata que quiere devolver los tiempos soviéticos. No hay ninguna otra razón. Todo lo demás sobra. Y es importante que nuestros amigos estén con nosotros y (es importante) el hecho de que Chile esté con nosotros, que nos apoye a nivel de líderes. Estoy seguro de que en el futuro tendremos unos socios muy serios y estamos creando cimientos, unos ladrillos muy potentes para nuestras futuras relaciones, (…) sea cual sea el líder de nuestros estados”.

Para Zelenski, “América Latina tiene una voz potente en las resoluciones de la Asamblea General de la ONU, en las decisiones políticas tiene su voz y la escuchan porque es una parte muy potente del mundo, hay una gran cantidad de la gente que vive allí”.

Luiz Inacio Lula da Silva
Luiz Inacio Lula da Silva
AFP

Crítica a Lula

“No lo entiendo”. Y mientras elogió a los líderes que le dieron su respaldo no ahorró en críticas por la notoria negativa del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, cuyo gobierno prefirió llamar junto con China a una conferencia de paz en la que participen tanto Rusia como Ucrania, algo visto por Kiev como una concesión a Moscú.

Según Zelenski, su país está buscando sentar las bases de un tipo de alianza en la que la comunidad internacional pueda frenar a un país que intente infringir la soberanía de otro.

“El presidente Lula, ¿acaso no quiere tener esa alianza? No entiendo, no lo entiendo. (…) La última señal de Brasil y de China fue que están hablando de que ellos están dispuestos a participar, pero si Rusia participa. Pero, antes que nada, Rusia nos atacó. ¿Acaso para Brasil es más cercana Rusia que Ucrania? Rusia hoy día es un país terrorista, dirigido por una persona que es absolutamente terrorista y fascista en su ideología, que nos quiere ocupar. Brasil tiene que estar de nuestro lado y poner un ultimátum al agresor de parte de todo el mundo, que no vamos a permitir que un país que tiene más armas o más gente que ni respetan, (...) imponga su política a los demás y que sea igual que Hitler, es un desafío”, dijo Zelenski, interrogando por qué Brasil y China quieren compartir una alianza con Rusia, si es Ucrania la que fue atacada.

Según Zelenski, a Brasil le falta “pronosticar las consecuencias de la caída de Ucrania” y que “no está lo suficientemente informado sobre en qué se convirtió Rusia: un país con un régimen que ya ha desatado varias guerras y no le da ninguna vergüenza y no lo esconde”, como en el caso de Georgia y sus territorios separatistas.

El presidente profundizó también en sus críticas a China, asegurando que si bien pueden reunirse, “no nos puede imponer cómo terminar esta guerra y decidir por nosotros con lo que nos quedamos o lo que no nos quedamos”.

“¿Por qué Brasil y China primero piensan en los rusos y luego en nosotros? ¿Cómo podemos dar la ventaja a los países que atentan contra otros y priorizar esta alianza con un agresor de verdad? Por esto estamos esperando a los líderes de todos los países que quieren terminar esta guerra, no en las condiciones o no con los ultimátum rusos, porque el próximo paso sería Brasil y China. Nosotros tenemos un respeto absoluto al líder chino y queremos verlo y hablar y también lo mismo con el líder de Brasil. Sabemos que tienen su propia visión, estamos dispuestos a escucharla. Aquí está la cumbre de la paz”, insistió.

“Pero primero tenemos que conciliar nuestra opinión común de todos los que vienen, no con Rusia, porque Rusia ha bloqueado todas las reuniones que ha podido. Rusia ha bloqueado 200 encuentros en el formato de Minsk. ¿Por qué? Porque no quiere terminar esta guerra. Lo que quiere es congelar este conflicto en nuestro territorio para luego seguir influenciándonos, no permitiendo que nuestra sociedad sea parte de Europa, que es nuestra intención”, afirmó Zelenski, apuntando que “el 90% de los ucranianos” apoyan la incorporación de Kiev a la Unión Europea.

Volodymyr Zelenskynt
Volodimir Zelenski
Foto: EFE

Coproducción en defensa

Zelenski, quien desde un comienzo ha planteado la guerra en su país como una defensa no solo de su territorio sino que de los valores de la libertad y la democracia, ha estado insistiendo en las últimas semanas que sus aliados de Occidente le provean de mayores defensas antiaéreas con urgencia, que lo ayuden derribando desde sus territorios misiles rusos o que le permitan utilizar armamento que le cedieron para actuar en territorio ruso. La semana pasada, medios angloparlantes como la BBC, The Associated Press y The New York Times, citaron a funcionarios estadounidenses sin identificar aseguraron que la administración de Biden autorizó a Ucrania a realizar ataques limitados dentro de Rusia con armas de fabricación estadounidense, subrayando que sería solo para operaciones defensivas con el objetivo de proteger a Jarkiv, la segunda ciudad de Ucrania, en la región del mismo nombre donde los rusos han logrado avances recientes.

En esa ciudad, el presidente había expresado su frustración por la demora de la ayuda. Y durante la entrevista, al ser preguntado por la oposición del presidente colombiano al envío de armas a Ucrania, y en su lugar concentrar esfuerzos en buscar la paz, Zelenski comentó que “algunos piensan que si no nos dan armas llegará la paz antes porque tendremos que ponernos a conversar, no es cierto”.

“Rusia respeta solo el idioma de la fuerza y está dispuesta a ponerse de acuerdo únicamente con los fuertes. Y si no tuviéramos armas desde el comienzo de la guerra ya nos tomarían y nos impondrían su ultimátum. Y en esta posición débil, sin apoyo de algunos socios y el mundo tendríamos una situación totalmente distinta”.

Respecto de la situación del armamento que requiere Ucrania, el presidente además planteó en dos ocasiones que existen oportunidades en países como Argentina y Colombia para “coproducir”, algo que considera va en beneficio mutuo.

“Nosotros queremos desarrollar esa área, no para que haya guerra, sino para que no haya guerra, porque cuando tienes un Ejército fuerte y cuando alguien quiere influenciarle, entonces tenemos que ser fuertes y defendernos para asegurar la seguridad. La guerra puede tomar muchas formas, la ciberguerra, otros espacios informativos. Y ahora tenemos cosas muy diferentes como drones, sistemas de defensa electrónica, y es algo que queremos desarrollar. Y queremos que Rusia no tenga tanta influencia sobre América Latina. Y ahora estamos empezando a construir esas relaciones fuertes entre nuestros países”, dijo.

Según el gobernante ucraniano, ya han estudiado “posibilidades productivas” con Argentina y “nos gustaría desarrollar este tipo de colaboración (…) en lo que se refiere a drones, anti drones, drones marítimos y también el déficit muy grande que tenemos, por ejemplo, en la pólvora”.

“Tenemos que ser tecnológicos y muy rápidos, porque Rusia es muy grande y no tenemos otra opción que ser rápidos y tecnológicos. Estamos dispuestos a colaborar, a coproducir, a compartir las tecnologías que Ucrania ya ha recibido durante esta guerra”.

IRÁ LA VICE HARRIS

Joe Biden ausente en la cumbre de paz

La vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, y no el presidente Joe Biden, será la representante de Estados Unidos en la cumbre de paz para Ucrania que tendrá lugar a mediados de junio en Suiza y a la que han sido invitadas delegaciones de 160 países, pero que no contará con la presencia de Rusia.

La Casa Blanca anunció que Harris acudirá a la cita en Lucerna el 15 y el 16 de junio. Su misión será subrayar el compromiso de la Administración para “apoyar los esfuerzos de Ucrania en la búsqueda de una paz justa y duradera, basada en su soberanía e integridad territorial y los principios de la Carta de la ONU”.

La vicepresidenta también “reafirmará el respaldo al pueblo ucraniano mientras se defiende contra la agresión rusa”.

Jake Sullivan, consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y principal asesor de Biden para política exterior, acompañará a Harris, según detalló la Casa Blanca.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, había insistido en la importancia de que Biden asistiera al encuentro, que según él “mostraría quién en el mundo realmente desea poner fin a la guerra”.

Mientras la cumbre se celebra en Suiza, Biden tiene previsto participar en un evento de recaudación de fondos para su campaña de reelección en Los Ángeles, organizado por los actores George Clooney y Julia Roberts, según informan medios locales. Sin embargo, el mandatario tiene previsto estar en Europa justo antes de la conferencia de Suiza, ya que del 13 al 15 de junio se celebrará en Italia la cumbre del G7.

Suiza ha invitado a 160 delegaciones nacionales a participar en la cumbre por la paz en la que el Gobierno de Ucrania espera que sirva para dar legitimidad a la llamada “fórmula de paz” de Zelenski.

La “fórmula de paz” se basa en que una solución al conflicto actual con Rusia llegará cuando este país haya abandonado los territorios de Ucrania que ocupa y restaurado la soberanía e integridad territorial de Ucrania, como condiciones principales.

El Gobierno suizo indicó que la lista definitiva de invitados se hará pública poco antes de la conferencia.

A la conferencia en Suiza ya han confirmado su participación dirigentes como la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; el presidente francés, Emmanuel Macron; el presidente de Argentina, Javier Milei; el canciller alemán, Olaf Scholz; la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, y su homólogo canadiense, Justin Trudeau, entre otros. (EFE)

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad