Realeza

Así recordaron los uruguayos la visita del príncipe Felipe a Montevideo en 1962

El príncipe Felipe visitó una única vez en su vida el Uruguay y lo hizo en el mes de abril de 1962, hace 59 años; los uruguayos que lo conocieron recordaron su pasaje por el país.

En 1962, el príncipe Felipe visitó Montevideo en el marco de una gira que lo llevó también a Argentina. Foto: Archivo El País
En 1962, el príncipe Felipe visitó Montevideo en el marco de una gira que lo llevó también a Argentina. Foto: Archivo El País

En abril de 1962, hace 59 años, el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, llegó a la región para una visita oficial en representación de su esposa, la reina Isabel II.

Felipe llegó a Montevideo desde Buenos Aires, luego de que la turbulencia política de la capital argentina lo obligara a apurar sus planes.

El príncipe llegó a Montevideo a través del aeropuerto de Carrasco y de acuerdo con las publicaciones de la época fue recibido con gran pompa, en lo que fue la mayor recepción del tour regional que emprendió.

El duque de Edimburgo paseó en un coche descapotable y fue escoltado por blandengues por las calles de Montevideo. Estuvo en el Palacio Legislativo y en el Hotel Carrasco. Felipe dejó una ofrenda floral en la estatua de Artigas, en la Plaza Independencia, donde lo siguió una multitud.

Durante su visita, que duró tres días, estuvo en el instituto Anglo e inauguró el edificio Médanos y la Junior School del colegio British de Montevideo, visitó el interior asistiendo a varios establecimientos rurales, como la estancia Santa Clara, ubicada en Florida, de la familia Gallinal, y el campo de la familia Arteaga. Además, jugó al polo y probó el asado con cuero típico. Se alojó en el hotel Victoria Plaza.

El príncipe Felipe durante sus recorridas en Montevideo en 1962. Foto: Archivo El País
El príncipe Felipe durante sus recorridas en Montevideo en 1962. Foto: Archivo El País

Florencia Mañé tenía 7 años y recuerda la visita del marido de la reina al British con cariño: “Fue divino, estaban inaugurando el Junior School. Era un día divino y a las más chiquitas nos hicieron sentar adelante con el sombrero del colegio”, relató.

“Fue un hito en el colegio”, recordó Mañé, quien además confesó que durante todo el día de ayer viernes estuvo compartiendo con sus compañeras de generación los recuerdos de la visita del príncipe Felipe.

También, Anthony Shaw, que tenía 13 años y asistía al colegio recordó la visita. “Estábamos los alumnos sentados en el pasto y a mi me tocó bastante lejos. El duque estaba sobre una tarima levantada. En nombre del colegio el director le regaló el libro The Purple Land de Guillermo Enrique Hudson”, detalló. La novela, publicada por primera vez en 1885, y escrita por el autor argentino se centraba en el Uruguay del siglo XIX.

Sarah Henman con el prçincipe Felipe en el British Schools en 1962. Foto: Cortesía Sarah Henman
Sarah Henman con el principe Felipe en el British Schools en 1962. Foto: Cortesía Sarah Henman

La gran anécdota de la visita al British la protagonizó Sarah Henman. Desde Cambridge (Inglaterra), la exalumna del colegio británico recordó lo que sucedió el día de la visita: “Yo tendría 12 años y él vino a nuestro colegio y recuerdo que todos los alumnos lo esperamos en la entrada del edificio. El director del colegio había puesto a los alumnos mayores para presentarlos al príncipe.

Yo me encontraba delante, con una cámara Brownie de Kodak, y él se me acercó y me preguntó qué iba a hacer con la cámara y no recuerdo qué le dije. Luego me preguntó qué quería hacer cuando fuera mayor y le respondí que quería ser piloto como mi papá y mi tío que habían estado en la Segunda Guerra Mundial. Seguimos hablando unos minutos y lo que sucedió fue que no quedó tiempo para que conversara con los alumnos más grandes. Hizo su discurso y se fue”, contó Sarah Henman. El interés del príncipe de conversar con niña con una cámara no le salió barato a Henman, quien reveló que permaneció un buen rato sentada en la oficina del director del colegio, quien la puso en penitencia porque no permitió que los alumnos mayores conversaran con Felipe.

Sarah Henman confesó que hasta el día de hoy, en su casa en Cambridge conserva la imagen que le tomaron conversando con el duque de Edimburgo en el predio del colegio en Carrasco.

En uno de los videos que circulan de la visita del duque a Montevideo, se ve a Felipe conversando con Virginia Angenscheidt, quien era entonces una de las niñas que asistió a saludarlo durante sus recorridas por Montevideo.
Aunque no recuerda de qué conversaron, Angenscheidt comentó a El País: “Fuimos con el colegio (Ivy Thomas) al Hotel Carrasco a esperarlo. Pasó frente a nosotros y me preguntó algo (que no recuerdo) y yo le contesté. En la filmación se ve que, muy sonriente, asiento con la cabeza”, confesó.

Un famoso partido de polo

El club Carrasco Polo también recibió la visita en sus instalaciones y canchas del duque de Edimburgo.

En el libro Polo en Uruguay de las autoras Silvana Giordano y Carolina Otero, editado por Juan José Hounie se repasan los hechos del partido del que participó el consorte de la monarca británica.

“Durante su breve estadía en Montevideo, el príncipe aprovechó para despuntar su amor por el polo en el Carrasco Polo Club”, recogió de la prensa de la época Hounie en su libro.

Entre los participantes del histórico partido, en el equipo de Felipe estaban el edecán del príncipe, William Leigh, y David y Federico Stirling. El equipo adversario estuvo integrado por Juan Andrés Herrera, Juan José Hounie, Andrés Arocena y Luis Pedro Besozzi, con Charly Rydstrom como árbitro.
El partido terminó siete a cuatro. Luego Felipe fue directo a la residencia del embajador del Reino Unido en Uruguay.

Fue la única ocasión en la que el consorte de Isabel II pisó Uruguay.
Décadas después, en marzo de 1999 llegaría el príncipe Carlos, en 2002 lo haría el príncipe Andrés, y en 2005 y 2016 visitó el país el príncipe Eduardo.

Los participantes del partido de Polo en el Carrasco Polo. Foto: Cortesía
Los participantes del partido de Polo en el Carrasco Polo. Foto: Cortesía

El mediodía que se cortó la radionovela

 Sarah Henman vive en Cambridge (Inglaterra) y relató que ayer al mediodía escuchaba una radionovela en la radio de la BBC (cadena oficial británica) cuando sobre las 12:00 (hora del Reino Unido) anunciaron que interrumpían la programación.

“La programación no se interrumpe por nada, así que cuando lo hicieron me imaginé que sería por la muerte de la reina o del duque de Edimburgo, porque la otra razón es guerra y eso lo descarté”, contó Henman a El País.

Durante un minuto la radio permaneció en silencio, luego el anuncio de la muerte del príncipe Felipe, otro minuto de silencio y luego el himno nacional. Y otro minuto de silencio.

“Cuando reanudaron la programación todo giró en torno a él, recordar su labor y principalmente el trabajo anónimo que hizo durante sus años de servicio”, detalló Henman.

Exalumna del Colegio British, Henman contó a El País que si bien aún no fue anunciado cómo será el funeral, esperan que siguiendo las restricciones y los lineamientos que el príncipe Felipe dejó antes de su partida, será algo discreto, sin mucha pompa y que probablemente sea cerca del Palacio de Windsor.

Aclaración: En una versión anterior de esta nota se expresó que la visita del principe Felipe fue hace 49 años cuando en realidad fue hace 59 años. También se expresó que el príncipe había saludado a Virginia Angenscheidt en la plaza Winston Churchill y en realidad fue en el Hotel Carrasco. Además, atribuía la autoría del libro Polo en Uruguay a Juan José Hounie, quien es el editor, su autoras son Silvana Giordano y Carolina Otero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados