LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Dos vacunas contra el COVID-19 esperan habilitación de urgencia ahora en diciembre

La humanidad está cada vez más cerca de tener varias vacunas contra el coronavirus, pero todavía estamos lejos de terminar con la pandemia. Pfizer pidió autorización en Europa. 

La esperanza suscitada por las vacunas contrasta con la inquietud que provoca la expansión de la pandemia. Foto: AFP
La esperanza suscitada por las vacunas contrasta con la inquietud que provoca la expansión de la pandemia. Foto: AFP

La firma estadounidense Moderna anunció ayer lunes que va a pedir de forma inmediata a Estados Unidos y Europa la autorización para comercializar su vacuna contra el COVID-19, que en los ensayos clínicos ha mostrado una eficacia del 94,1% para prevenir la enfermedad y del 100% a la hora de evitar casos severos.

“Creemos que nuestra vacuna proporcionará una herramienta nueva y poderosa que puede cambiar el curso de esta pandemia y ayudar a prevenir enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes”, aseguró en un comunicado el director ejecutivo de la compañía, Stéphane Bancel.

“Creíamos tener una vacuna con una gran eficacia. Ahora tenemos los datos que lo demuestran”, dijo por su parte Ral Zaks, presidente médico de la firma. “Esperamos jugar un papel importante en la derrota de esta pandemia”.

Moderna, que ya había adelantado el pasado 16 de noviembre resultados de los ensayos clínicos de fase 3, confirma ahora la efectividad de la vacuna y se convierte en la segunda empresa estadounidense, tras Pfizer, que solicita autorización de emergencia para empezar a vender su producto, conocido como mRNA-1273.

Si no hay problemas durante ese proceso de aprobación, se espera que las dos vacunas puedan empezar a administrarse antes de fin de año.

En concreto, en el caso de Moderna, las primeras inyecciones podrían ponerse a partir del 21 de diciembre, según dijo Bancel en una entrevista con The New York Times.

El estudio de la fase 3 desarrollado por Moderna ha superado ya los dos meses de seguimiento medio después de la vacunación, tal y como exige la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para la autorización de uso de emergencia.

El secretario de Salud estadounidense, Alex Azar, se sumó al optimismo general y dijo al canal CBS News que las vacunas de Pfizer y Moderna podrían empezar a inyectarse a parte de la población “antes de Navidad”.

Pfizer ha dicho que espera poder fabricar 50 millones de dosis en lo que queda de 2020 y 1.300 millones más en 2021, mientras que Moderna ha dicho que tendrá 20 millones para uso en Estados Unidos este año y que producirá entre 500 y 1.000 millones a nivel global el próximo.

Este martes por su parte Pfizer y su socio alemán BioNtech han solicitado ante las autoridades sanitarias europeas la autorización para el uso en la Unión Europea de la vacuna. 

"Para nosotros como empresa asentada en el corazón de Europa se trata de un hito importante, nos seguiremos esforzando por distribuir la vacuna en todo el mundo tras una posible autorización", declaró el presidente de BioNtech, Ugur Sahin.

En un comunicado conjunto las dos empresas expresaron su esperanza en que la vacuna pueda empezarse a usar en Europa antes del final del año.

"En caso de que la EMA (Agencia Europea del Medicamento) llegue a la conclusión de que las ventajas de la vacuna contra el coronavirus son superiores a los posibles riesgos, el organismo recomendará una salida al mercado condicionada", estiman las empresas en su comunicado sobre la decisión que esperan.

Las dos vacunas, Moderna y Pfizer,  utilizan tecnología de ARN mensajero, una novedosa técnica que permite usar el mecanismo de generación de proteínas de una célula para generar la respuesta inmunológica deseada contra virus como el SARS-CoV-2.

Sin embargo, la de Moderna tiene una importante ventaja, pues puede mantenerse con refrigeración normal y no requiere las temperaturas por debajo de los 70 grados bajo cero que necesita la de Pfizer, por lo que su transporte y almacenaje sería más barato y accesible a zonas rurales o economías en desarrollo.

Sin embargo, se espera que su precio de venta sea algo más caro y muy superior al de la vacuna desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca y la universidad británica de Oxford, que además se han comprometido a ofrecerla sin ánimo de lucro durante la pandemia y de forma permanente, después, para los países más pobres.

Esa vacuna británica, que ha mostrado una eficacia de hasta el 90% en pruebas, es una de las grandes esperanzas para muchos países, pero ha generado ciertas dudas por la forma en que se han desarrollado los ensayos clínicos.

Junto a ellas se destacan otras vacunas que ya están usándose en China o la rusa Sputnik V, que según sus creadores ha mostrado una eficacia de más del 95%, aunque en una muestra de casos menor hasta ahora.

La esperanza suscitada por las vacunas contrasta con la inquietud que provoca la expansión de una pandemia que ha dejado más de 1,46 millones de muertos y unos 62,8 millones de contagios en todo el mundo.

En Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia, con más de 267.000 muertes por COVID-19, el inmunólogo Anthony Fauci, asesor de la Casa Blanca durante la pandemia, expresó sus temores después de que millones de personas se desplazaran por el Día de Acción de Gracias.

“Es posible que veamos cómo un aumento (de contagios) se suma al aumento que ya estamos viviendo” en dos o tres semanas, dijo Fauci a CNN. “No queremos asustar a la gente, pero esa es la realidad”.

Coronavirus. Foto: AFP
Coronavirus. Foto: AFP

En América Latina y el Caribe, la región donde el virus ha sido más mortífero, se han registrado 12.968.821 casos y más de 446.732 fallecimientos.

Europa, por su parte, sigue batallando para disminuir el número diario de muertes y contagios con una variedad de fórmulas luego de que los fallecimientos alcanzaran los 400.000 este fin de semana.

Transporte de la vacuna.

La aerolínea American Airlines informó ayer lunes que ha comenzado a prepararse para la distribución de vacunas contra el coronavirus ensayando vuelos especiales entre Miami y Suramérica.

Las pruebas, según explicó la aerolínea estadounidense en un comunicado, simulan las condiciones requeridas para el transporte de vacunas contra el COVID-19, incluida la refrigeración y el manejo de la carga.

American señaló que está trabajando con empresas de logística, farmacéuticas y con las autoridades federales con el fin de poder estar preparada para mover rápidamente vacunas una vez que sean aprobadas.

La división de mercancías de American, que ya se ha encargado de mover componentes para los ensayos clínicos de vacunas del coronavirus, está utilizando para estas pruebas el modelo Boeing 777-200.

El transporte aéreo se perfila como un elemento crucial en la masiva campaña de vacunaciones, que podría empezar en algunos países antes del final de este año, pero que se espera que se produzca durante 2021.

United Airlines ya comenzó a operar el pasado viernes vuelos charter con vacunas de Pfizer, con el fin de acelerar su distribución en cuanto el producto reciba la luz verde de las autoridades sanitarias, según informó The Wall Street Journal.

OMS alerta por Brasil y México

El director general de la OMS alertó ayer lunes por la rápida propagación del COVID-19 en Brasil y México.

“Creo que Brasil debe tomárselo muy, muy en serio. Es muy, muy preocupante”, advirtió Tedros Adhanom Ghebreyesus ante la evolución del virus en el país. Durante la rueda de prensa quincenal que su agencia dedica a la pandemia en Ginebra, el jefe de la OMS lanzó la misma advertencia con respecto a México que, señaló, está “en mala situación”. “El número de casos y muertes se duplicó”, declaró con preocupación, antes de insistir: “Queremos pedirle a México que se lo tome muy en serio”.

La cuarta ola llegó a Hong Kong.

Hong Kong reinstauró restricciones a sus habitantes para intentar contener la cuarta ola de contagios que sacude a la ciudad. Desde hace casi un año, Hong Kong prohíbe las reuniones de grandes grupos y cerró sectores de su economía. Lo que limitó los casos a cerca de 6.000, y los fallecidos en 109, para una población de 7,5 millones de habitantes. Sin embargo, en los últimos días, los contagios diarios subieron a más de 100. Las reuniones públicas se reducen a dos personas y en los restaurantes sólo podrán servir a dos personas por mesa. Los colegios, bares y discotecas seguirán cerrados. Las nuevas restricciones se extienden a otros lugares de ocio, como karaokes, parques.

Crisis de deuda

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, alertó ayer lunes que América Latina podría sufrir en 2021 una “gran crisis” de deuda soberana debido a los gastos que ha hecho para afrontar la pandemia, y pidió la comprensión de los acreedores. La advertencia la hizo

durante una cumbre virtual con jefes de Estado y de gobierno de Centroamérica que se realizó de forma reservada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados