Publicidad

Ucrania admite situación “de extrema complejidad” en el frente de batalla: "faltan soldados y armas"

Estados Unidos alerta que los ucranianos se quedan sin municiones, pero la situación podría agravarse si demócratas y republicanos siguen sin acordar un nuevo paquete de ayuda para Ucrania.

Compartir esta noticia
Oleksandr Sirski. El comandante en jefe del Ejército de Ucrania ayer con sus colaboradores revisando el avance de la guerra
Oleksandr Sirski: el comandante en jefe del Ejército de Ucrania ayer con sus colaboradores revisando el avance de la guerra.
Foto: AFP

AFP
El nuevo comandante de las fuerzas armadas ucranianas, el general Oleksandr Sirski, reconoció ayer miércoles tras una visita al frente que la situación es “extremadamente compleja” y que Ucrania carece de hombres y armas para hacer frente a la invasión rusa. Estas dificultades podrían agravarse si el nuevo paquete de ayuda estadounidense sigue bloqueado por las divisiones entre demócratas y republicanos.

“Los ocupantes rusos continúan aumentando sus esfuerzos y superan en número” a las fuerzas ucranianas, dijo el general Sirski en Telegram. “La situación operativa es extremadamente compleja y estresante”, añadió.

“Estamos haciendo todo lo posible para evitar que el enemigo avance sobre nuestro territorio y para mantener nuestras posiciones”, subrayó el nuevo comandante en jefe, reconociendo que sus fuerzas están sufriendo para contener los múltiples asaltos rusos.

El gobierno ucraniano sigue sin embargo haciendo sufrir a la flota rusa en el Mar Negro, como este miércoles, cuando anunció la destrucción de otro buque de guerra.

En el frente terrestre, el objetivo de recuperar el casi 20% del territorio de Ucrania ocupado por fueras rusas parece todavía muy lejano.

Syrsky, que durante mucho tiempo fue el comandante de las operaciones militares de Kiev en el este, fue ascendido a jefe del ejército la semana pasada y el presidente Volodimir Zelenski le exigió cambios tras el fracaso de la contraofensiva ucraniana a mediados de 2023.

En su primera visita al frente como comandante en jefe, el general iba acompañado del Ministro de Defensa, Rustem Umerov, y pasó por las ciudades de Avdiivka y Kúpiansk, dos de los puntos calientes.

“Estamos tomando todas las medidas posibles para minimizar nuestras pérdidas”, aseguró.

Fuerzas militares en Ucrania
Fuerzas militares en Ucrania

Sin municiones

Las tropas ucranianas empiezan a quedarse sin municiones y efectivos suficientes ante la actual ofensiva de Rusia, afirmó ayer miércoles el asesor de Seguridad Nacional estadounidense, Jake Sullivan.

“Hemos recibido cada vez más reportes de que las tropas ucranianas racionan o incluso se quedan sin municiones en el frente” de batalla en momentos en que las fuerzas rusas atacan desde tierra y aire en el vecino país, declaró en rueda de prensa. “Cada día que pasa, el costo de la inacción estadounidense aumenta para los valientes ucranianos en el frente”, dijo Sullivan, para luego exhortar al Congreso estadounidense a que apruebe “rápidamente” un nuevo paquete de ayuda militar para Kiev.

Desde octubre, las fuerzas rusas llevan a cabo ataques y bombardeos masivos para conquistar Avdiivka, una ciudad industrial en gran parte destruida. La posición de los defensores ucranianos se ha deteriorado desde enero y el alcalde de la ciudad, Vitaly Barabach, habló recientemente de una situación “crítica” en algunos barrios.

Por otro lado, en el Mar Negro, donde Ucrania logró en 2023 hacer retroceder a la poderosa flota rusa con la ayuda de misiles y drones, Kiev anunció ayer miércoles la destrucción de otro buque enemigo.

“Las fuerzas armadas ucranianas, con unidades de inteligencia militar, destruyeron un gran buque de desembarco, el ‘Cesar Kunikov’”, declaró el Estado Mayor del ejército en su canal de Telegram. El departamento de inteligencia militar de Ucrania (GUR) explicó que había utilizado drones navales Magura V5 para destruir el barco frente a la ciudad de Alupka, en la costa del Mar Negro, provocando “agujeros críticos” que desembocaron en su hundimiento.

Según el ejército ucraniano, desde que empezó la guerra hace dos años, 24 barcos y un submarino han quedado “inutilizados”, lo que representaría un tercio de los barcos rusos en el Mar Negro.

Rusia rara vez reconoce sus pérdidas y ayer miércoles, Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, no quiso comentar las afirmaciones ucranianas.

En paralelo, el ejército ruso sigue sus ataques contra ciudades ucranianas cercanas al frente en el este.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad