CRISIS

¿Cómo está la situación en Haití tras el asesinato de Jovenel Moïse?

La Policía Nacional de ese país advirtió hoy de que impedirá cualquier manifestación

Manifestaciones por asesinato del presidente de Haití. Foto: AFP
Manifestaciones por asesinato del presidente de Haití. Foto: AFP

Un primer ministro saliente que declara el estado de sitio, el presidente del Senado designado por ocho de sus pares para actuar como jefe de gobierno interino: el asesinato del presidente de Haití Jovenel Moise el miércoles, exacerbó la crisis institucional en la que este país caribeño estaba sumido.

¿Cómo está hoy Haití tras lo sucedido la semana pasada con el magnicidio?

Prohibición de manifestaciones

La Policía Nacional de Haití advirtió hoy de que impedirá cualquier manifestación, horas después de que el líder de la banda armada más poderosa del país convocara protestas para mañana lunes.

En un comunicado, la dirección general de la Policía recordó a la población que toda manifestación en la vía pública está "fuertemente prohibida" en virtud del estado de sitio impuesto por el Gobierno el pasado miércoles, tras el asesinato del presidente, Jovenel Moise.

"En ese sentido, las fuerzas del orden están instruidas para tomar todas las medidas coercitivas necesarias contra los participantes", agrega la nota.
Este sábado el expolicía Jimmy Cherizier, alias Barbecue, líder de G9 an Fanmi e Alye, la federación de bandas armadas más importante del país, convocó protestas para este lunes en la capital haitiana para exigir reformas políticas tras la muerte de Moise.

En Haití se consideraba que Barbecue era cercano al presidente Moise, pero en los últimos dos meses se desataron hostilidades del G9 an Fanmi e Alye con la Policía.

El pasado 1 de julio, Barbecue anunció que se pasaba a la oposición y encabezó una manifestación en las calles de Puerto Príncipe en la que los miembros del G9, armados con fusiles y armas automáticas, exigían la renuncia de Jovenel Moise.

Desde comienzos de junio se ha recrudecido la violencia entre las bandas armadas que operan en Puerto Príncipe, fruto de una reconfiguración de alianzas y de luchas por el control de algunas barriadas.

Los conflictos entre las pandillas han causado decenas de muertos y heridos y han llevado a al menos 17.000 personas a huir de sus hogares, principalmente de los barrios de Martissant, en la entrada sur de Puerto Príncipe, y Delmas, en el corazón de la capital.

¿Quién dirigirá Haití, un país en crisis antes del magnicidio?

El Poder Ejecutivo haitiano, brutalmente debilitado por el asesinato del jefe de Estado, ha puesto a prueba a los otros dos, el legislativo y el judicial.
Jovenel Moise no organizó nuevas elecciones parlamentarias desde que llegó al poder en 2017 y los mandatos de los parlamentarios haitianos expriraron sin que se haya designado sucesores.

Por lo tanto, Haití solo tiene, desde enero de 2020 y el final del mandato de los diputados y la mayoría de los senadores, diez representantes nacionales electos, es decir, un tercio del Senado.

El Poder Judicial no está mucho mejor: el gobierno de Moise no propuso reemplazos para los miembros del Consejo Superior de la Judicatura cuyo mandato de tres años estaba llegando a su fin, por lo cual el organismo ha sido casi desmantelado y sin presidente, fallecido por COVI-19 en junio.

"En cuanto a la Constitución, no hay posibilidad de encontrar una solución (a la actual crisis política) porque Jovenel Moise y su equipo se habían encargado de desmantelar todas las instituciones. Si observamos el Parlamento o el Poder Judicial, no hay nada", resume Marie Rosy Auguste Ducena, abogada de la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos.

¿Claude Joseph o Joseph Lambert? Pocas horas después del asesinato, Claude Joseph, primer ministro desde abril, declaró que seguía a cargo del gobierno, y decretó el estado de sitio por 15 días, una disposición que refuerza los poderes del Ejecutivo.

"La Constitución es clara. Debo organizar elecciones y entregar el poder a alguien más que haya sido electo", dijo también en una entrevista transmitida el sábado por el canal de televisión estadounidense CNN.

En Haití, la Constitución prevé que el primer ministro actúe como presidente interino si el jefe de Estado no puede ocupar su cargo, pero Jovenel Moise había designado dos días antes de su muerte a un nuevo jefe de gobierno, Ariel Henry.

Este nombramiento, publicado el lunes en el Diario Oficial, ha llevado a algunos observadores a cuestionar la legitimidad de Claude Joseph.

En este contexto, ocho de los diez senadores aún en funciones firmaron la noche del viernes una resolución ofreciendo al presidente del Senado, Joseph Lambert, el cargo de presidente provisional de la República.

"No podemos negar que los diez senadores son los únicos legisladores que quedan, pero es obvio que no son representativos de la población", criticó la activista de políticas públicas Emmanuela Douyon.

Joseph Lambert, un político experimentado, "siempre ha sido criticado", señaló Marie Rosy Auguste Ducena.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados