ARGENTINA

Fanática de Boca y cercana al kirchnerismo: así es Silvina Batakis, nueva ministra de Economía

Ocupó el cargo de ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires entre 2011 y 2015, y fue secretaria de Provincias del Ministerio del Interior desde diciembre de 2019.

Silvina Batakis. Foto: legistdf.gob.ar
Silvina Batakis. Foto: legistdf.gob.ar

Silvina Batakis (54 años, nacida en Río Grande, Tierra del Fuego) es una economista argentina, que ocupó el cargo de ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires entre 2011 y 2015, y se desempeñó como secretaria de Provincias del Ministerio del Interior desde diciembre de 2019.

Previamente ocupó diversos cargos en la administración pública bonaerense: directora de Zonas Francas, directora Provincial de Economía Ambiental y Energías Alternativas en el Órgano Provincial para el Desarrollo Sostenible, Jefa de Gabinete de Asesores del Ministro de Economía, asistente en la Dirección de Planificación del Ministerio de Infraestructura, entre otras posiciones.

Como ministra de Scioli, le tocó pelear y perder la batalla para que Cristina Kirchner y su ministro de Economía Axel Kicillof habilitaran más fondos a la provincia. Tras la derrota en esa pulseada, tuvo que anunciar el desdoblamiento de los aguinaldos mediante un decreto, una medida que, según dijo, la dejó “angustiada”, y que desencadenó una huelga de estatales y docentes. En 2012, la provincia enfrentó 17 días de paro de los maestros. En 2013, sufrió 19 huelgas. En 2014 tocó su pico, con 20 días de escuelas cerradas.

Batakis conoce de primera mano lo que significa el retaceo de fondos de la Nación para administrar el distrito más grande del país. Y la vicepresidenta necesita tener la garantía de que la provincia de Buenos Aires seguirá bien nutrida de recursos –como viene ocurriendo hasta ahora– y que Kicillof, antiguo verdugo de Batakis, tendrá los recursos para gestionar. Todo ello pensando en preservar el territorio en 2023.

Como funcionaria de Alberto Fernández y De Pedro, Batakis encabezó la batalla para que la ciudad de Buenos Aires no recupere en la Corte Suprema los fondos de la coparticipación que la Casa Rosada le retrajo en 2020, primero con un decreto de Alberto Fernández, luego con una ley del Congreso. Algunas fuentes la señalan como ideólogo de ese recorte.

En sesiones “pedagógicas” ante periodistas, Batakis no solo desplegaba con pasión los argumentos para defender esa quita de fondos, sino también los datos para dar un paso más: probar que la administración de Horacio Rodríguez Larreta había tomado fondos federales en exceso y que, por ende, más que exigir debe devolver dinero a la Nación. Con ese planteo y como funcionaria de Interior, Batakis desarrolló vínculos con los gobernadores

En la órbita del Ministerio del Interior, Batakis, que también es titular del Centro de Estudios Federales (Cefed), presidió el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional, con el que anunció obras en distintas provincias, Desde la Secretaría de Provincias, anudó reuniones con actores económicos como la Unión Industrial Argentina (UIA).

La mujer que entonces le llevaba los números a Scioli no era política, sino una funcionara técnica que transpiraba la interna feroz entre el exgobernador y la expresidenta. Así y todo, dentro de las tribus del sciolismo siempre fue identificada en el plano más cercano al pensamiento kirchnerista. Su incorporación a la tropa de “Wado” de Pedro, años después, confirmaría esa proximidad.

En 2013, como ministra provincial, Batakis ajustó las clavijas para que ARBA aumentara la recaudación del impuesto a la herencia. En 2021, como funcionaria de Interior, impulsó diálogos con gobernadores para que otras provincias empezaran a cobrar ese gravamen.

Nacida en Tierra del Fuego, Batakis siempre prefirió el bajo perfil, salvo para profesar su amor por la camiseta azul y amarilla. “Es ferviente seguidora de Boca. Va a la cancha sola o con su hijo. A su marido no le gusta el fútbol, pero ella se vuelve loca”, dijo un compañero del gabinete sciolista, que en ese entonces la describió como “simpática, optimista y divertida”.

Egresada de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata, Batakis se diplomó con un máster en Finanzas públicas provinciales y uno en Economía ambiental de la Universidad de York, Inglaterra. Obtuvo diversas becas en el exterior. Se capacitó en Francia, Inglaterra y Chile. Su referente en Economía era entonces Patricio Narodowski, un economista heterodoxo. Hoy se presenta como doctoranda de la Universidad Austral.

Batakis ascendió en el gabinete sciolista de la mano del exministro Arlía, quien murió en julio de 2016. Cuando Arlía fue titular de Economía en el gabinete de Scioli, ella fue su jefa de asesores y subsecretaria de Hacienda. Y en 2011, al dejar la cartera económica para ir a Infraestructura, Arlía la propuso como su sucesora. Entonces, Batakis tuvo la oportunidad para la que se había preparado a lo largo de toda su vida académica: acompañó a Scioli entre 2011 y 2015 como ministra de Economía provincial.

Batakis fue también una presencia habitual en las manifestaciones y actos del PJ cuando la fuerza perdió el poder, durante los cuatro años de la presidencia de Mauricio Macri. Integró la Comisión de Economía del partido, lugar que compartió con Kicillof, Roberto Feletti y Débora Giorgi.

En 2015, sonó con fuerza como ministra de Economía de la Nación si Scioli accedía a la Presidencia. Batakis llegó al cargo seis años después, con el motonauta como ministro de la Producción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados