Publicidad

Rusia avanza más allá de la ciudad de Avdiivka, un bastión de la resistencia ucraniana hasta la semana pasada

Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, instó a agilizar la entrega de armamento a Ucrania, ya que “la contienda puede resolverse en pocos meses en el campo de batalla”.

Compartir esta noticia
Escuela destrozada
donetsk. Rescatistas en una escuela destruida por un misil.
Foto: AFP.

AFP y EFE
Las tropas rusas lanzaron múltiples ataques al oeste de Avdiivka, al día siguiente de que las tropas de Kiev se retiraran de esta ciudad del este de Ucrania, donde Moscú busca avanzar, informó ayer domingo el comandante ucraniano de esta zona.

“En la zona de Avdiivka, los militares ucranianos frenaron 14 ataques de los ocupantes cerca de Lastochkyne”, un pueblo situado a menos de dos kilómetros de la ciudad conquistada por los rusos, indicó el general Oleksander Tarnavski, que comanda las tropas de Kiev en la zona.

Más al sur, en la zona de Márinka, situada también en la provincia de Donetsk, las tropas rusas trataron “romper las defensas de nuestras tropas 23 veces”, añadió.

Tarnavski también mencionó que las fuerzas de Kiev habían repelido 13 “intentos de asalto” cerca de los pueblos de Robotyne et Verbove, en la región meridional de Zaporiyia, uno de los pocos lugares donde las tropas ucranianas recuperaron territorios durante su fallida contraofensiva de 2023.

“El enemigo sufrió pérdidas considerables en hombres y vehículos blindados”, declaró el comandante.

Moscú celebró el sábado una “importante victoria” en Avdiivka, donde reivindicó el “control total” de la ciudad a pocos días de que se cumplan dos años desde el inicio de la guerra. El ejército ucraniano anunció que se retiraba de la localidad para “salvar el mayor número posible de vidas”, según las palabras del presidente Volodimir Zelenski.

Avdiivka, donde los soldados ucranianos resistían desde octubre en inferioridad numérica y material, tiene un valor simbólico para ambas partes en conflicto.

En julio de 2014, la ciudad cayó brevemente en manos de los separatistas prorrusos, antes de ser recuperada por Kiev. Está situada a escasos kilómetros de Donetsk, la “capital” de los separatistas, bajo control ruso.

Urge ayuda

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, dijo ayer domingo que “estamos en una situación de guerra” y hay que agilizar la entrega de armamento a Ucrania porque “no podemos esperar más”, ya que la contienda puede resolverse en pocos meses en el campo de batalla.

“Todo europeo debe comprender que estamos en una situación de guerra”, señaló en una mesa redonda celebrada durante la Conferencia de Seguridad de Múnich.

La situación en Ucrania, donde Rusia se apuntó la víspera una de sus mayores victorias desde la pasada primavera, “requiere que trabajemos juntos, más rápido y mejor” y ser “mucho más ágiles y más directos”, añadió el alto representante.

“Tenemos que poder aportar financiación, poner voluntad, cambiar los procedimientos (...) Ahora, dentro de tres meses, las cosas se decidirán en el campo de batalla y no podemos esperar más”, recalcó.

En el mismo foro, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, citó el sábado a la inferioridad ucraniana en artillería como otro de los problemas que tiene su Ejército en esta guerra.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Guerra entre Rusia y Ucrania

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad