BRASIL

Revelan que escuchas a Sergio Moro y los fiscales fueron planificadas

La policía abrió cuatro investigaciones sobre los pinchazos.

Sergio Moro, ministro de Justicia de Brasil. Foto: Reuters
Sergio Moro, ministro de Justicia de Brasil, declarará el miércoles en el Senado. Foto: Reuters

La Policía Federal y el Ministerio Público (MP) tienen indicios de que el ataque hacker que expuso las conversaciones privadas del exjuez Sergio Moro y de los fiscales que actuaron en el proceso contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva fue muy bien planeado y tuvo un alcance mucho más amplio de lo que se sabe hasta ahora, informó el diario O Globo.

Entre los blancos del ataque estuvieron integrantes de las fuerzas especiales de la Operación Lava Jato de al menos cuatro estados (Río de Janeiro, San Pablo, Paraná y Distrito Federal), delegados federales de San Pablo, y magistrados de Río y de Curitiba, dijo el diario.

Incluso después de que se revelaran las filtraciones, el esquema continúa actuando. En la noche del martes, un hacker entró en contacto con José Robalinho, expresidente de la Asociación Nacional de Procuradores, haciéndose pasar por el procurador militar Marcelo Weitzel, que tuvo su celular invadido, reveló la revista Época.

En tanto, la Policía Federal brasileña abrió cuatro investigaciones sobre la filtración de las conversaciones entre Moro y los fiscales.

Moro, que fue el juez responsable en primera instancia del Lava Jato, la mayor operación de combate a la corrupción en la historia de Brasil y de la condena que tiene en prisión a Lula, está en el centro de un escándalo desde que el domingo el portal The Intercept Brasil divulgó conversaciones suyas con fiscales que sugieren que actuó sin imparcialidad en el proceso.

La revelación de los mensajes, transmitidos por Telegram y que llegaron a The Intercept gracias a un “hacker” anónimo que intervino los teléfonos de Moro y de algunos fiscales, ha causado revuelo en Brasil y llevado a la defensa de Lula a reiterar que el exmandatario fue víctima de una “persecución política” y que el juicio en su contra estaba “viciado” y debería ser declarado nulo.

Lula da Silva. Foto: AFP
Lula da Silva. Foto: AFP

De acuerdo con las primeras indagaciones, la Policía considera que la invasión de los teléfonos fue planeada.

La Policía Federal ha establecido que los hackers no violaron los códigos cifrados de Telegram sino los propios teléfonos móviles de los funcionarios pinchados, como ya lo habían denunciado Moro y los fiscales del caso Lava Jato antes de que el escándalo estallara.

Los investigadores de la Policía Federal aseguran que los piratas clonaron el número telefónico de Moro y reactiva- ron la cuenta del ministro en Telegram.

En poco tiempo, y antes de que el ministro bloqueara el aparato y lo entregara a la Policía Federal, el hacker tuvo acceso a los datos disponibles en el móvil, incluyendo la contraseña de acceso a Telegram, una aplicación que Moro dijo no usaba hacía mucho tiempo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)