POLÉMICA EN BRASIL

Bolsonaro respaldó a Moro; el PT pide su cese

El ministro de Justicia irá al Senado el próximo miércoles a explicar su visión sobre las filtraciones.

El ministro Sergio Moro junto al presidente Jair Bolsonaro. Foto: AFP
El ministro Sergio Moro junto al presidente Jair Bolsonaro. Foto: AFP

El presidente Jair Bolsonaro apoyó ayer martes a su ministro de Justicia, Sergio Moro, en medio del temporal por la filtración de conversaciones del exjuez con los fiscales del Lava Jato durante el proceso que llevó a Luiz Inácio Lula da Silva a la cárcel.

Bolsonaro recibió a Moro para una reunión privada en su residencia oficial y luego juntos embarcaron en una lancha para atravesar el lago Paranoá de Brasilia y asistir a una ceremonia en la que el ministro fue condecorado.

Aunque no hizo declaraciones, Bolsonaro respaldó así a Moro ante el escándalo surgido por la filtración de los mensajes obtenidos por el portal The Intercept Brasil que Moro intercambió, en su condición de juez, con fiscales de la operación Lava Jato en torno al proceso contra Lula.

Los mensajes, transmitidos por Telegram, llegaron a The Intercept gracias a un hacker anónimo que intervino los teléfonos de Moro y algunos fiscales y sugieren que el entonces magistrado pudiera haber orientado algunas acciones de la investigación contra Lula.

La aparición de esos mensajes ha dado alas a la defensa de Lula y al Partido de los Trabajadores (PT), que ahora vuelven a insistir en que el expresidente fue víctima de una “persecución política” y que el juicio en su contra debe ser anulado.

De hecho, el jefe del equipo de abogados de Lula, Cristiano Zanin Martins, subrayó ayer martes que esos mensajes serán utilizados para “reforzar” ante la Justicia sus solicitudes de “nulidad del proceso” y de “declaración de inocencia” e inmediata liberación de Lula, en la cárcel desde abril de 2018.

Mujer pide la libertad de Lula da Silva. Foto: Archivo
Mujer pide la libertad de Lula da Silva. Foto: Archivo

En el PT, la reacción fue la misma. “Lula ha sido víctima de una asociación criminal dirigida por Moro”, dijo la presidenta del partido, Gleisi Hoffmann, quien exigió la dimisión del ministro Moro, que en ese cargo es responsable por la Policía Federal, que investiga la filtración de los mensajes y su veracidad.

“¿Cómo puede la Policía Federal ser dirigida por quien tiene que ser investigado?”, planteó Hoffmann.

La defensa de Lula confía ahora en una apelación que presentó el año pasado a la Corte Suprema, en la que pedía la nulidad del proceso debido a lo que calificaba de “parcialidad” por parte de Moro y los fiscales de la Lava Jato.

Esa corte cerró su audiencia de ayer martes sin abordar el pedido de liberación de Lula, pese a haberlo incluido en su agenda la noche del lunes. Los cinco magistrados del tribunal se retiraron sin indicar cuándo abordarían el tema, aunque llegaron a agendar para el martes 25 de junio el tratamiento de otro recurso presentado por la defensa de Lula. El juez Gilmar Mendes anunció ayer martes que la Corte retomará el asunto el próximo día 25, y lo hará bajo una “nueva situación”.

Así, los dos casos podrían en consecuencia ser tratados el mismo día, dado que la Corte no tiene previsto deliberar la próxima semana.

Mendes comentó incluso un debate que se ha abierto entre juristas acerca del posible uso de pruebas obtenidas de una forma ilegal, como sería el caso de los mensajes publicados por el portal The Intercept. “No necesariamente son pruebas nulas. Si, por ejemplo, se obtiene de forma ilegal una prueba que demuestra la inocencia de una persona condenada por asesinato, generalmente se considera válida”, dijo.

Moro ha sido, hasta ahora, la incorporación más polémica de Bolsonaro. Foto: EFE
Moro, una polémica incorporación de Bolsonaro a su gobierno. Foto: EFE

Según Moro y los fiscales de la Lava Jato, no es así y lo “grave” en este asunto es que teléfonos de “autoridades” fueron intervenidos en forma ilegal.

El ministro ha dicho que esos mensajes son “incompletos”, han sido “quitados de contexto”, que “no hay nada” en ellos y que un juez “normalmente” conversa con los fiscales de un caso, así como con los abogados de defensa.

El fiscal Deltan Dallagnol, coordinador de la operación Lava Jato, y que también es investigado por ese asunto, respaldó a Moro y aseguró que en los mensajes no hay nada que sugiera “parcialidad” por parte de los fiscales o el juez y que su divulgación pretende “atacar” a la “más exitosa operación anticorrupción” realizada en Brasil.

El portal The Intercept Brasil está dirigido por el periodista estadounidense Glenn Green-wald, a quien el exanalista de la CIA Edward Snowden reveló los programas de espionaje de Estados Unidos en 2013.

Moro al Senado.

En un intento de disminuir la temperatura de la crisis, Moro decidió seguir el consejo del presidente del Senado, David Alcolumbre, y comparecer voluntariamente a una comisión del legislativo para hablar sobre los mensajes. Será el próximo miércoles 19.

“Manifestamos nuestra confianza en el ministro Sergio Moro, seguros de que va a ser una oportunidad para que él demuestre su lisura y corrección como juez federal, refutando las críticas e ilaciones acerca de su conducta al frente de la Operación Lava-Chorro”, dijo el jefe de la bancada del gobierno en el Senado, Fernando Bezerra en la presentación del escrito en el que oficializa la comparecencia de Moro.

“Lula quedó sorprendido”, dijeron sus abogados

Lula da Silva dijo ayer martes estar “sorprendido” con la rapidez con la que la “verdad” salió a la luz, después de que se filtraran las conversaciones entre fiscales y el exjuez Sergio Moro, quien lo encarceló.

Así lo manifestaron sus abogados tras visitar al exmandatario en la sede de la Policía Federal de Curitiba, donde Lula se encuentra preso por los delitos de corrupción y lavado de dinero en el marco de la operación Lava Jato.

“El presidente quedó sorprendido, primero, por la rapidez con la que la verdad fue revelada y segundo por el elevado grado de promiscuidad en los diálogos entre quien juzga y quien acusa”, afirmó el abogado José Roberto Batochio en declaraciones a los periodistas.

Cristiano Zanin Martins, otro de los abogados del expresidente, subrayó que la defensa utilizará las conversaciones para “reforzar la nulidad del proceso y la inocencia” del expresidente, condenado por Moro en 2017.

Zanin aseguró que existe la expectativa de que el Tribunal Supremo, la máxima corte del país, juzgue los habeas corpus presentados en los que ya se cuestionaba la imparcialidad del juicio.

Reacciones.

Diarios. Los tres principales diarios de Brasil dedicaron sus portadas de ayer martes al tema de las filtraciones de las conversaciones entre los fiscales del Lava Jato y el exjuez Sergio Moro. “Conversaciones de Moro con fiscales y acción de hacker serán investigadas”, tituló O Globo de Río de Janeiro. “Gobierno de Bolsonaro se blinda y adopta cautela con Moro”, fue el título principal de Folha de S. Paulo. En el ca- so de O Estado de S. Paulo, el tema del Lava Jato fue el segundo título de su portada, aunque sí Moro fue la foto destacada: “Consejo del MP investigará la conducta de Dallagnol”, dijo en referencia al Ministerio Público y el principal fiscal del caso Lava Jato.

Bolsonaro hijo. El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del mandatario, dijo que la filtración de las conversaciones entre fiscales y el exjuez Moro parece “algo ingeniado” para atacar al gobierno. “Lo que yo sé básicamente es que ocurrió una invasión en el teléfono del ministro y las conversaciones salieron a la luz de una forma sospechosa, parece algo realmente ingeniado para desgastar al gobierno” declaró.

Exfiscal. El exministro de Justicia de Dilma Rousseff, José Eduardo Cardozo, pidió la renuncia de Moro. “Es insostenible la posición del ministro Moro”, indicó. Para Cardozo, las conversaciones filtradas que ponen en tela de juicio la cau-sa Lava Jato forman parte de un proceso que “posiblemente tiene una relación internacional” y que buscan desestabilizar las democracias de la región. “Lo mismo puede pasar en Argentina”, aseveró, en referencia a los procesos por corrupción contra Cristina Kirchner.

Apoyo. El líder del Partido Social Liberal (PSL) en la Cámara de Diputados, Delegado Waldir, dijo a O Globo que Moro tiene más credibilidad ante la opinión pública que el presidente Bolsonaro. El PSL es el partido por el que Bolsonaro se postuló. “Lo que ellos (la oposición) pueden intentar es explorar políticamente (el caso de las filtraciones). Moro tiene más credibilidad que nuestro presidente de la República. Él es un ícono de nuestro gobierno y tiene total apoyo de las calles. No van a ensuciar su nombre”, dijo Waldir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)