ESCÁNDALO EN EL LAVA JATO

Revelan diálogos entre fiscales y el juez Moro en el proceso que llevó a la cárcel a Lula

Publicaron mensajes pirateados de los fiscales entre sí y con Sergio Moro, actual ministro de Justicia y Seguridad Pública del gobierno de Jair Bolsonaro.

Mujer pide la libertad de Lula da Silva. Foto: Archivo
Medio centenar de personas se movilizaron ayer frente al Ministerio de Justicia en Brasilia, pero Moro estaba en Manaos. Foto: Archivo

El Lava Jato, el mayor operativo contra la corrupción en Brasil que envió a decenas de importantes empresarios e influyentes políticos a la cárcel, entre ellos al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, está en entredicho. Es que la revelación de los diálogos entre los fiscales del Lava Jato y el juez Sergio Moro en el caso que llevó a Lula a la cárcel desató un escándalo que nadie sabe en qué puede terminar.

El portal The Intercept Brasil publicó el domingo mensajes pirateados de los fiscales entre sí y con Moro, actual ministro de Justicia y Seguridad Pública del gobierno de Jair Bolsonaro.

Entre los mensajes destaca una serie de septiembre pasado, cuando los fiscales al parecer operan para impedir que Lula, encarcelado desde abril de 2018, fuera entrevistado por periodistas por temor a que pudiese beneficiar a su delfín Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT) en las elecciones que ganó Bolsonaro.

Otras conversaciones muestran que el principal fiscal de Lava Jato, Deltan Dallagnol, estaba preocupado por la solidez de las acusaciones presentadas contra Lula para condenarlo como beneficiario de un apartamento en el litoral paulista, entregado por la constructora OAS a cambio de contratos con Petrobras.

Lula, que purga una pena de 8 años y 10 de meses de cárcel, siempre consideró su condena fruto de una conspiración político-judicial para impedir que el PT volviera al poder. Sus abogados consideraron que las filtraciones así lo demuestran y pidieron “el restablecimiento pleno de la libertad” del expresidente, de 73 años.

Moro ha sido, hasta ahora, la incorporación más polémica de Bolsonaro. Foto: EFE
Sergio Moro. Foto: EFE

El caso podría servir de precedente a otros políticos y empresarios condenados.

Los fiscales se defendieron argumentando que la publicación de las conversaciones pirateadas era “tendenciosa y tiene la intención de atacar” a la Operación Lava Jato.

Moro consideró que en los mensajes que lo citan “no se vislumbra ninguna anormalidad de direccionamiento de actos” mientras era juez.

El expresidente Fernando Henrique Cardoso fue en esa misma dirección. “La divulgación de mensajes entre el juez y el fiscal de Lava Jato es una tempestad en un vaso de agua. A menos que haya divulgaciones más comprometedoras”, dijo al blog del periodista Tales Faría.

Los extractos de los mensajes incluyeron diálogos en los que Moro orientó a los fiscales sobre el enfoque, el ritmo y el orden de las investigaciones.

The Intercept dijo que este es solo el inicio de un “enorme tesoro” de mensajes en Telegram, una plataforma de mensajería encriptada, los que recibió de una fuente anónima.

Lula da Silva. Foto: AFP
Lula purga una pena de 8 años y 10 de meses de cárcel. Foto: AFP

El portal tiene credenciales sobre su poder de fuego. Su confundador Gleen Greenwald fue quien reveló en 2013 las filtraciones de Edward Snowden sobre los programas de vigilancia masiva implementados por la NSA estadounidense.

Queda por ver cómo se moverá la Corte Suprema. Uno de sus once magistrados, Marco Aurélio Mello, admitió que las filtraciones “ponen en duda, principalmente a ojos de los legos, la equidistancia del órgano que juzgan”. “Pero no sé cuáles serán las consecuencias. Tenemos que aguardar”, agregó.

El asunto incendió las redes sociales, con dos etiquetas: “#EuApoioLavaJato” y “#EuApoioTheInterceptBR” (”YoApoyoLavaJato” y “YoApoyoTheInterceptBR”).

El diputado Eduardo Bolsonaro, uno de los tres hijos del presidente, consideró oportuno recordar a su electorado que, más allá de cuestiones jurídicas, la ola ultraconservadora que llevó al poder a su padre estuvo en gran parte alimentada por la inquina contra Lula. “Nada cambia el hecho de que Lula robó y dirigió la mayor organización criminal del mundo (...) Brasil es rico y no es potencia a causa de ladrones como Lula”, que enfrenta al menos otros seis juicios por cargos de corrupción, escribió.

Las filtraciones caen en momentos en que Bolsonaro trata de avanzar con las reformas económicas que los mercados consideran indispensables para levantar la economía brasileña, amenazada por la recesión.

André Perfeito, de la consultora Necton, cree que las revelaciones tendrán “implicaciones limitadas”, pero considera imposible ignorar el contexto, con una huelga general convocada para el viernes. Por eso, dice, “sugerimos una atención redoblada”.

PT llama a manifestar y pide anular juicio a Lula

El Partido de los Trabajadores (PT) instó ayer lunes a la movilización contra lo que considera una “farsa judicial” construida por los fiscales de la investigación Lava Jato y el exjuez Sergio Moro, contra su líder Luiz Inácio Lula da Silva.

“Las revelaciones de la página The Intercept Brasil exponen la real dimensión de una trama criminal, en conversaciones que cubren de vergüenza el sistema judicial brasileño”, señala un comunicado del PT.

Para el partido de Lula, las conversaciones filtradas, cuya veracidad fue confirmada por los fiscales de la Lava Jato, “comprueban la parcialidad de Moro y su actuación como maestro de una denuncia manipulada desde el inicio”.

Moro fue ayer lunes el centro de una pequeña protesta en Brasilia protagonizada por unas cincuenta personas frente a la sede del Ministerio de Justicia, aunque el titular de la cartera se encontraba en Manaos, a unos 3.000 kilómetros de la capital brasileña

La presidenta del PT, la diputada federal Gleisi Hoffmann, pidió a través de sus redes sociales la anulación del proceso que concluyó con la condena de Lula.

“Moro y (el fiscal) Dallagnol hirieron la Constitución brasileña”, señaló la diputada Hoffmann en Twitter.

Para Moro, se ignora la trama de corrupción.

El ministro de Justicia, Sergio Moro, restó importancia a los mensajes filtrados y subrayó que en los mismos “no se vislumbra cualquier anormalidad o dirección de actuación” (...), “a pesar de haber sido retiradas de contexto y del sensacionalismo de las noticias, que ignoran la gigantesca trama de corrupción revelada por la Operación Lava Jato”. También lamentó “la falta de identificación de la fuente responsable por la invasión criminal de los celulares de los procuradores, así como la postura del sitio, que no entró en contacto antes de la publicación, contrariando una regla básica del periodismo”.

La organización Derecho de Defensa, que integran abogados criminalistas, su-brayó que el Código de Proceso Penal es claro al afirmar que un juez no puede juzgar la causa si “ha aconsejado a alguna de las partes” y por ello, afirmó, “que los casos juzgados por Moro sean inmediatamente revisados”.

“Esa medida es indispensable para recolocar a la Justicia brasileña de vuelta al camino de la legalidad”, señala.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)