FIRMEZA ANTE LA AGRESIÓN

Refuerzan seguridad al turismo

Despliegan operativos, buscan identificar al autor del ataque en Barcelona y destruir la célula.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En la estación del tren de Nimes (Francia), un hombre fue detenido anoche. La Policía verificó que tenía una pistola falsa. Foto: AFP.

Dos días y medio después de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona, noreste), que causaron catorce muertos y un centenar de heridos, fuerzas de seguridad de España tratan aún de identificar al autor del atentado de Barcelona y localizar al último miembro de la célula terrorista que atentó esta semana en Cataluña, al tiempo que las autoridades han decidido ampliar la seguridad en las zonas turísticas.

El consejero de Interior del Gobierno catalán, Joaquim Forn, se mostró "optimista" sobre los avances policiales, pero insistió en que no puede dar por finalizada la investigación "hasta que no determinemos y detengamos a todas las personas integrantes de la célula".

Los responsables de la lucha antiterrorista han decidido reforzar la seguridad en zonas turísticas y en las más concurridas de España para prevenir posibles ataques, aunque sin elevar la alerta.

España está en el nivel 4 de alerta antiterrorista desde el 26 de junio de 2015 tras los sucesivos atentados de Túnez, Francia, Kuwait y Somalia y nunca ha llegado al 5, el máximo previsto, que supone la presencia militar en las calles.

Sí se ha decidido intensificar la prevención en potenciales objetivos de ataques terroristas, reforzar los dispositivos de reacción frente a atentados y estrechar la colaboración con las policías locales.

Los investigadores consideran que la célula terrorista que actuó en Cataluña estaba formada al menos por doce individuos, de los que cinco fueron abatidos por la policía en Cambrils; cuatro detenidos, uno de ellos en Alcanar (Tarragona) y 3 en Ripoll (Gerona); y dos fallecidos en la explosión del día 16 en una casa de Alcanar. Los atentados fueron reivindicados por el Estado Islámico (EI).

Falta por localizar a otra persona, Younes Abouyaaqoub, marroquí de 23 años, que estaría huido y sobre el que pesa una orden de búsqueda y detención internacional.

Por su parte, el consejero catalán de Interior indicó que la Policía regional, encargada de la investigación, no ha identificado todavía al autor del atropello masivo en Barcelona, el hombre que conducía la furgoneta que arrolló a centenares de personas el pasado jueves por la tarde y causó trece muertos.

"Los avances son importantes por el golpe asestado en Cambrils, pero queda trabajo para hacer", dijo el político catalán.

Sospecha.

La Policía regional registró ayer sábado la casa del imán Adbelbaki Es Satty, que hasta junio pasado ejerció en la localidad de Ripoll (Gerona), donde fueron detenidos tres de los supuestos miembros de la célula terrorista, en busca de pistas en el marco de su investigación sobre los ataques.

Fuentes de la lucha antiterrorista dijeron a Efe que ese registro se hizo ante las sospechas de que ese imán podría mantener algún tipo de vinculación con los terroristas.

Satty, que aún no ha sido localizado, dijo en junio pasado que se iba a Marruecos por tres meses, pero su compañero de piso, Nourden Elhaji, indicó que lo vio el pasado martes.

Los investigadores tratan también de determinar si el imán es el segundo fallecido hallado entre los escombros de la casa de Alcanar y si su llegada a Ripoll hace dos años, pudo coincidir con el proceso de radicalización de los miembros de la célula terrorista.

Unidad.

En la investigación de los atentados de Cataluña trabajan de manera coordinada las Policías regional catalana (Mossos dEsquadra), la española y la Guardia Civil (policía militarizada).

La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, subrayó ayer sábado el buen nivel de coordinación de las todas fuerzas de seguridad del Estado. Reiteró que "es el momento de la unidad", y de trabajar en equipo.

Por otra parte, los forenses intentan determinar que los dos muertos a consecuencia de la explosión en una casa de Alcanar del pasado miércoles son dos de los terroristas ya identificados y que formarían también parte de la célula.

Mientras se desarrolla la investigación policial, un total de 54 heridos de diversas nacionalidades están aún ingresados en varios hospitales, trece de ellos en estado crítico.

Los reyes de España visitaron a los heridos en los diferentes centros sanitarios barceloneses y mañana asistirán a una "Misa por la Paz y la Concordia" en la basílica de la Sagrada Familia.

Felipe VI destacó "el ejemplo de solidaridad" de la sociedad española, al tiempo que afirmó que "Barcelona no ha estado sola, no lo está ni lo estará" y asumió como propio el lema acuñado por los barceloneses tras los atentados al asegurar que "no tenemos miedo ni lo tendremos nunca".

Interrogantes de la ofensiva terrorista.

Los ataques terroristas en Barcelona abren varios interrogantes que las autoridades buscan responder.

"Casa bomba" en Alcanar. Una gran explosión se produjo en una casa de Alcanar (Tarragona), en la noche del miércoles. Los Mossos dEsquedra (policía) se encontraron con una escena dantesca, llena de escombros, con un fallecido y un herido grave. Había una veintena de garrafas de gas. Sus ocupantes eran jóvenes nacidos en Marruecos. Pese a los indicios, nada hizo sospechar a los investigadores de la policía autonómica. Señalan que hubo una falla grave en el análisis de la información.

La Huida del asesino. Se pesnó que Moussa Oukabir, de 17 años, fue el sospechoso de conducir la camioneta que arrolló a un centenar de personas en La Rambla. Después, la policía estimó que la autoría podía ser de Younes Abouyaaqoub, marroquí de 22 años, quien logró huir de la escena. Oukabir falleció en Cambrils, en un atentado frustrado por los Mossos.

Estructura de la célula. Los terroristas formaban un grupo de una docena de jóvenes sin recursos ni experiencia en la lucha yihadista. Cuentan con cierta infraestructura para moverse y esconderse, según los investigadores. Fuente: EL PAÍS DE MADRID.

ESCENARIO.

Las vidas y los sueños destruidos de golpe.

Los atentados en Barcelona y Cambril terminaron las vida de 14 personas. En las horas posteriores, se va conociendo la identidad y las historias de varias víctimas mortales. Cada vida, una historia.

Elke Vanbockrijk, la mujer que quería llevar a su hijo al Camp Nou. La única víctima belga, de 44 años, estaba de vacaciones con su marido y sus dos hijos. Para uno de ellos era el viaje de sus sueños porque iba a conocer el estadio donde juega su admirado Lionel Messi.

Jared Tucker, un primer anivario de boda roto. El estadounidense, de 43 años, celebraba con su mujer un año de matrimonio. Se levantó de la mesa para ir a buscar una bandeja un minuto antes de que ocurriera el atentado y ya no volvió.

Luka Russo, un ingeniero informático con ganas de futuro. Italiano, de 25 años, visitaba la ciudad con su novia. Hace un año había terminado la universidad y estrenaba un nuevo trabajo.

Ian Moore Wilson, un hombre de familia. El candiense era una persona generosa a la que le gustaba explorar nuevos lugares.

Bruno Gulotta, un padre joven que dio la vida por su hijo. El informático italiano, de 35 años, caminaba con su familia por La Rambla cuando fue atropellado.

Silvina Alejandra Pereyra, la sonrisa perdida del mercado de La Boquería. Es hispano-argentina, de 40 años, vivía en Barcelona desde hace más de diez años y fue asesinada en La Rambla.

Ana María Suárez y una triste fiesta de cumpleaños para su marido. La mujer oriunda de Zaragoza es la víctima mortal del atentado en Cambrils. Caminaba por el Paseo Marítimo con su esposo, Roque Oriol y su hermana Alicia Suárez, que siguen hospitalizados.

Francisco López Rodríguez y Xavi. El granadino de 57 años era un tornero fresador que emigró a Cataluña en los años 70. Su sobrino nieto, de tres años, falleció junto a él después de caer del carrito y golpearse la cabeza al paso de la camioneta conducida por los terroristas.

Carmen Lopardo, una jubilada que buscaba tranquilidad en Europa. Oriunda de Italia, en 1937 emigró a Buenos Aires cuando era niña. Fuente: EL PAÍS DE MADRID

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)