VOTACIÓN

Putin podrá extender mandato hasta 2036 tras victoria apabullante en referendo

La Comisión Electoral Central dijo que poco más del 70% de los votos contados en el país más grande del mundo habían apoyado el cambio de la constitución.

La votación estaba prevista en abril, pero se aplazó debido a la pandemia de coronavirus. Foto: Reuters
La votación estaba prevista en abril, pero se aplazó debido a la pandemia de coronavirus. Foto: Reuters

Nadie dudaba de que la reforma constitucional a la medida de Vladimir Putin saldría aprobada. La única duda era el margen. Pues el 76% de los rusos, según datos preliminares, aprobaron ayer miércoles la reforma, que habilita a Putin postularse para gobernar hasta el año 2036.

Putin, ex agente de la KGB, que ha gobernado Rusia durante más de dos décadas como presidente o primer ministro, tendrá el derecho a presentarse como candidato para dos mandatos más. Esto significa que podría seguir siendo presidente durante otros 16 años.

Los resultados preliminares se basan en los datos del 26,55% de los centros de votación repartidos en el inmenso territorio ruso y fueron difundidos por la Comisión Electoral Central.

La votación estaba prevista en abril, pero se aplazó debido a la pandemia de coronavirus. Para evitar un exceso de afluencia a los colegios electorales sin por ello afectar a la participación, la consulta se llevó a cabo del 25 de junio hasta ayer 1 de julio. Putin votó en Moscú, sin mascarilla.

No había muchas dudas sobre el resultado del referéndum porque las reformas ya habían sido aprobadas por el poder legislativo al comienzo de este año y además el nuevo texto de la Constitución ya estaba en venta en las librerías.

El martes, Putin se dirigió a los 110 millones de votantes para pedirles que garanticen la “estabilidad, la seguridad y la prosperidad” de un país que presume de haberse reconstruido después del caos que siguió a la disolución de la Unión Soviética. “La soberanía de Rusia depende de nuestro sentido de responsabilidad”, agregó.

Putin no hizo referencia a la enmienda más significativa, la que le permite permanecer en el Kremlin hasta 2036, el año en que cumplirá 84 años.

Según la constitución vigente, debería dejar la presidencia en 2024, al final del mandato actual.

Putin

Los detractores del Kremlin, sobre todo su principal opositor Alexéi Navalni, no han hecho campaña debido al confinamiento y porque consideran que el referéndum es fraudulento y su único objetivo es garantizar a Putin “una presidencia de por vida”.

La votación se dio en un momento en el que la popularidad de Putin cae, tras una criticada reforma de las pensiones y la crisis del coronavirus. De mayo de 2018 a junio de 2020, su tasa de aprobación medida por el instituto independiente Levada bajó de 79% a 60%.

Según las voces más críticas, las autoridades han usado artimañas para garantizar el éxito y una alta participación. Lo más insólito fue la instalación de mesas de votación al aire libre, en patios, en campos deportivos o de ocio, sin respetar el secreto del voto ni la vigilancia adecuada de las urnas. 

La finalidad, según la oposición, no es proteger al electorado del nuevo coronavirus, sino lograr un resultado a medida.

Golos, una oenegé especializada en la observación de las elecciones, denunció presiones a funcionarios y de las empresas a sus empleados para que vayan a votar. También documentó casos de electores que realizaron múltiples votos.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, mencionó “problemas aislados”, pero dijo que no “amenazan la credibilidad del resultado”.

Los rusos fueron animados a votar con sorteos que ofrecían departamentos y una campaña publicitaria que destacó otras enmiendas constitucionales en el mismo paquete, como la protección de las pensiones.

Las enmiendas aprobada ayer refuerzan además algunas prerrogativas presidenciales, como los nombramientos y el despido de jueces. Y se incluyen otras medidas, como la inclusión en la Constitución de la “fe en Dios” y el matrimonio como institución heterosexual.

Se incorpora en el texto a los niños como “la prioridad más importante de las políticas públicas”, a los que el Estado debe inculcarles “patriotismo, civismo y respeto por los ancianos”.

Pese a la prohibición de las autoridades, cerca de medio millar de personas exhibieron en la céntrica plaza Pushkin pancartas y corearon eslóganes contra el plebiscito. “Quiero celebrar con champán, porque hoy es una gran fiesta en Rusia. Por fin se ha reunido una cantidad significativa de gente a nivel social que de un modo preciso y claro respondió ‘no’ a las extrañas maniobras organizadas por las autoridades”, declaró a Efe María Litvinóvich, representante de la plataforma “Niet” (No).

La opositora afirmó que en Moscú y San Petersburgo, según el sondeo a boca de urna efectuado por los activistas del movimiento, “casi la mitad de los votantes” expresaron su rechazo a las enmiendas. Según sus datos, en Moscú el 44,9% de los encuestados votó a favor de las enmiendas, mientras que un 54,89% se opuso.

Putin, Pence, Macron y otros dieron su discurso en Jerusalén. Foto: AFP
Foto: AFP

En San Petersburgo, el rechazo a las enmiendas es mayor, ya que el 63% votó por el “no”, mientras que a favor se expresó solo el 36,6%, de acuerdo con la plataforma.

“No puedo asegurar lo mismo respecto al resto del país, pero en cualquier caso no se trata de una minoría, no es un 10% o un 15% que se puede menospreciar. Las autoridades tendrán que contar con el hecho de que el país prácticamente está polarizado, que una cantidad considerable de personas dice ‘no’”, indicó.

La puerta del G7 está abierta

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, abrió ayer miércoles la puerta para que el presidente ruso, Vladimir Putin, asista a una cumbre ampliada del G7 en septiembre. El presidente Donald Trump “decide si quiere que (Putin) asista a la cumbre o no. Es su decisión”, dijo Pompeo. Pero sí creo que es absolutamente importante que tengamos contacto más frecuente con los rusos”, agregó. Trump pretende reunir a los líderes del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) en septiembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados