Publicidad

Protestas en Cuba: claves para entender por qué cientos de personas salieron a reclamar a la calle

Santiago de Cuba, la segunda ciudad más importante del país caribeño, reclamó por reiterados y prolongados apagones y la escasez de alimentos que azotan a la isla.

Compartir esta noticia
Manifestantes en Cuba.
Manifestantes en Cuba.
Foto: Capturas / X

AFP / EFE
Santiago de Cuba fue el epicentro de protestas este domingo de 17 de marzo, tras un difícil fin de semana por los largos apagones que afectan a todo el país y que en esa provincia duran hasta 13 horas al día, una escasez de alimentos en la isla, sumida en una profunda crisis desde hace tres años.

La protesta en Santiago de Cuba —la segunda ciudad más importante del país con 510.000 habitantes, al este de la isla—, fue al grito de "'¡Corriente y comida!".

Según testimonios personales obtenidos por EFE y mensajes coincidentes en redes sociales, se trató de una protesta pacífica e iniciada por un grupo de mujeres con hijos, con demandas materiales. También se escucharon gritos de carácter político como "¡Libertad!" y "¡Patria y vida!", el lema de las manifestaciones antigubernamentales del 11 de julio de 2021, de las más numerosas en décadas.

"Varias personas han expresado su inconformidad con la situación del servicio eléctrico y la distribución de alimentos", dijo el presidente Miguel Díaz-Canel en su cuenta de la red social X y advirtió que "este contexto se intenta aprovechar por los enemigos de la Revolución, con fines desestabilizadores".

La primera secretaria del Partido Comunista en la provincia, Beatriz Johnson Urrutia, llegó a aquella concentración. Mientras intentaba hablar, la población, que ha sufrido apagones de 13 y 14 horas en los últimos días, gritaba "¡No queremos muela! (palabrerías)".

También acudieron al lugar varias patrullas, con agentes que se mantuvieron básicamente alertas y a la espera. Asimismo, se personaron agentes de la seguridad del Estado vestidos de civil.

Algunos policías instaron a los manifestantes a no grabar videos con sus celulares y también impidieron que la protesta se moviese hacia el parque Céspedes, como pretendían algunas de las madres.

Algunos manifestantes reportaron haber visto un dron sobrevolando la zona. No hay testimonios de detenciones durante la protesta.

Johnson, acompañada de otras siete u ocho personas y escoltada por policías, se subió a la azotea de una casa próxima y anunció que a partir de este lunes llegarían a las bodegas el azúcar y arroz de marzo, pendiente aún de entrega, por la libreta de abastecimiento (cartilla de racionamiento), junto con leche gratis para cinco días, fruto de una donación.

La política se ofreció además a atender personalmente a los manifestantes en la colindante sede del gobierno local y tomar nota de sus problemas y preocupaciones, pero aparentemente nadie acudió. La protesta se fue disolviendo de forma pacífica con el paso de las horas.

Se reportaron problemas de conectividad en el país, especialmente en Santiago de Cuba, hecho que en sectores opositores consideraron una acción deliberada gubernamental.

"Se tiraron a la calle por la necesidad que tiene el santiaguero, la cantidad de horas que nos quitan la corriente, la comida, todo caro y el bajo salario que le pagan al cubano", dijo a la AFP por teléfono una manicurista, de 28 años, que también pide guardar el anonimato y que vive en otro barrio de Santiago.

Hay "terroristas radicados en EE. UU., que hemos denunciado en reiteradas ocasiones, incentivan acciones contra el orden interior del país", señaló Díaz-Canel refiriéndose a la activa presencia que tienen en las redes sociales cubanos disidentes en el exterior.

Por su parte, la embajada de Estados Unidos en Cuba pidió en su cuenta de X al gobierno cubano que "respete los derechos humanos de los manifestantes" y dijo tener conocimiento de lo que pasó en las calles.

El canciller cubano Bruno Rodríguez instó poco más tarde a Washington a "abstenerse de interferir en los asuntos internos del país y de incitar al desorden social", dijo en X.

Desde principios de marzo, Cuba enfrenta una nueva racha de cortes de luz por los trabajos de mantenimiento que se realizan a la planta termoeléctrica Antonio Güiteras, la más importante de la isla y ubicada en la central provincia de Matanzas. Esta previsto que el 18 de marzo entre en funcionamiento.

El fin de semana, el problema se agudizó por la escasez de combustible que hay en el país, necesario para alimentar las demás termoeléctricas.

Las autoridades cubanas informaron el sábado 16 que el país estaba "afectado completamente" por los apagones, incluida la capital, sin llegar a un corte de energía generalizado.

Un poblado de Cuba durante un apagón.
Un poblado de Cuba durante un apagón.
Foto: EFE

"Hay regiones que las madrugadas enteras están en apagón y prácticamente todo el día y prácticamente en todo el país", dijo el sábado por la noche a la televisión estatal el ministro de Energía y Minas, Vicente de la O Levy.

Dionisio García, arzobispo de Santiago de Cuba, expresó vía telefónica que "ojalá que las soluciones surjan". Confirmó que la situación por los apagones "está muy difícil" en esa ciudad e hizo votos por que "todo el mundo pueda vivir su vida con más serenidad y tranquilidad".

En 2023, la isla se había recuperado de los cotidianos apagones que experimentó casi todo el año anterior y que provocaron brotes de protesta social en la isla. La de este domingo 17 es la mayor ocurrida desde entonces.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Cuba

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad