El debate internacional

Más presión de Estados Unidos; Maduro dice que acepta dialogar

El líder chavista está “de acuerdo” con la propuesta de México y Uruguay.

Una integrante de la organización Code Pink interrumpe a Pompeo y pide que la OEA no apoye un "golpe de Estado" en Venezuela. Foto: AFP
Una integrante de la organización Code Pink interrumpe a Pompeo y pide que la OEA no apoye un "golpe de Estado" en Venezuela. Foto: AFP

Nicolás Maduro aceptó ayer jueves la propuesta de los gobiernos de México y Uruguay para abrir un nuevo proceso de negociación "incluyente y creíble" con la oposición venezolana, pero sin dar ninguna señal de flexibilidad hacia Juan Guaidó, que como titular de la Asamblea Nacional de mayoría opositora se proclamó el miércoles presidente interino con el respaldo de buena parte de la comunidad internacional.

Maduro dijo que está "de acuerdo" con la iniciativa de una nueva ronda de diálogos con la oposición, como propusieron México y Uruguay. Respondió así a la propuesta lanzada el miércoles por estos países, que en un comunicado conjunto urgieron a los venezolanos "a encontrar una solución pacífica y democrática frente al complejo panorama" que enfrenta el país.

Maduro, hablando ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) añadió que tuvo conocimiento de la propuesta, sin aclarar si estos países se han comunicado con su gobierno para ofrecerse como mediadores.

El régimen de Maduro y la oposición sostuvieron una mesa de negociaciones entre finales de 2017 y principios de 2018, pero terminó sin resultados luego de que ambas partes se acusaran mutuamente de romper los primeros acuerdos alcanzados.

La aceptación de Maduro a la propuesta de México y Uruguay fue después de una sesión especial de la Organización de Estados Americanos (OEA), que en Washington analizó la crisis en Venezuela.

En la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, un grupo de 16 países, entre ellos Argentina, Canadá, Brasil y Estados Unidos, se pronunciaron a favor de Guaidó como presidente interino de Venezuela.

La sesión contó con la participación del secretario de Estado, Mike Pompeo. "Ahora llegó la hora de que la OEA" reconozca a Guaidó, dijo Pompeo. El secretario de Estado agregó que "el tiempo de debatir se acabó" y que "el régimen del expresidente Nicolás Maduro es ilegítimo".

Estados Unidos está preparando un paquete de ayuda de 20 millones de dólares para Venezuela para ser entregado "en cuanto sea posible logísticamente", en respuesta a una petición hecha por la Asamblea Nacional presidida por Guaidó.

"Reitero nuestras amenazas sobre cualquier decisión de los elementos remanentes del régimen de Maduro sobre el uso de la violencia para reprimir una transición política", advirtió Pompeo.

El discurso de Pompeo fue interrumpido por la activista Medea Benjamin, de la organización Code Pink, que levantó una pancarta que rezaba "OEA no apoyes un golpe de Estado en Venezuela" antes de ser evacuada de la sala.

El representante mexicano, Jorge Lomónaco, pidió durante la sesión que la OEA aclare "el estatus jurídico derivado de la designación del presidente interino nombrado por la Asamblea Nacional de Venezuela y las muestras de reconocimiento y apoyo internacionales que ha recibido".

La representante de Venezuela en la OEA, Asbina Ixchel Marin, rechazó la declaración de los países que no reconocen a Maduro. "El comunicado que se leyó aquí no es una declaración de la OEA, es un simple panfleto. No se puede engañar a la opinión pública. Es una operación de propaganda que intenta justificar el golpe de Estado", afirmó.

"Prudencia y mesura".

El embajador uruguayo ante la OEA, Hugo Cayrús, reiteró el deseo de Uruguay de contribuir para encontrar una solución a "la grave situación planteada en Venezuela". "Nuestro país considera que la prudencia y mesura en este momento es por demás importante para no caer en un espiral de violencia que pudiera agravar la situación y que va a perjudicar al pueblo venezolano", expresó.

Cayrús indicó que Uruguay no acepta la "injerencia en los asuntos internos". "Reiteramos asimismo el respeto del derecho soberano de los venezolanos a decidir su destino. En ese sentido transmitimos una vez más la plena disposición de Uruguay para colaborar en la búsqueda de una solución pacífica y democrática", agregó.

Presión de Trump.

Donald Trump. Foto: EFE
Donald Trump. Foto: EFE

Estados Unidos está trabajando en cortar las fuentes de ingreso del régimen de Maduro. Así la Casa Blanca muestra que está dispuesta a ir más allá de las medidas diplomáticas tradicionales para drenar los recursos de Maduro. De concretarse, la jugada fortalecería a Guaidó.

"Nos estamos enfocando hoy en desconectar el régimen ilegítimo de Maduro de las fuentes de sus ingresos", dijo John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Trump.

"Creemos que es coherente con nuestro reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino constitucional de Venezuela que esos ingresos deberían ir al gobierno legítimo. Es muy complicado", explicó Bolton a periodistas en la Casa Blanca, aclarando que aún estaban estudiando cómo funcionaría.

Estados Unidos es uno de los principales compradores del petróleo venezolano, que genera más del 90% de los ingresos en divisas de Venezuela.

Más reconocimientos. Los apoyos a Guaidó crecieron el jueves con el reconocimiento del Reino Unido y España. El presidente español, el socialista Pedro Sánchez, expresó su apoyo a la Asamblea Nacional venezolana y pidió la celebración de elecciones libres, ateniéndose a la postura común de la Unión Europea. Guaidó habló por teléfono ayer con Sánchez

Desde Londres, el canciller Jeremy Hunt dijo que Maduro no es el líder legítimo y que el Reino Unido creía que Guaidó es la persona correcta para conducir a Venezuela.

Si bien es cierto que Guaidó ha sido reconocido internacionalmente, el poder real del Estado todavía está en manos de Maduro", dijo Ronald Rodríguez, profesor de ciencias políticas especializado en Venezuela en la Universidad de Rosario, en Bogotá.

Países piden garantizar la seguridad de Guaidó

Juan Guaidó. Foto: AFP
Juan Guaidó. Foto: AFP

Argentina, Canadá, Brasil, Estados Unidos y otros 12 países emitieron una declaración ayer en el marco de la reunión de la OEA sobre Venezuela en la que pidieron garantizar la protección de Juan Guaidó. "Demandamos que se garantice la seguridad y la protección del Presidente encargado, Juan Guaidó, y de los miembros de la Asamblea Nacional", dijeron en la declaración. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, expresó en Twitter su apoyo a la declaración. En el comunicado, los 16 países reiteraron que no reconocen las elecciones de mayo de 2018 que le otorgaron a Maduro su segundo periodo presidencial, iniciado el 10 de enero. Uruguay no firmó esta declaración. Por su lado, Guaidó está a "buen resguardo" pero mantendrá "en reserva" el lugar de su ubicación, dijeron a EFE dos allegados a Guaidó. La precaución se debe a la incertidumbre en cuanto a la actuación de la Justicia. Poco antes de que Guaidó se proclamara, el Supremo venezolano que responde al régimen de Maduro pidió a la Justicia actuar en contra los líderes del parlamento.

Posiciones

Luis Almagro
Luis Almagro: Uruguay se despega del excanciller de José Mujica. Foto: EFE
Secretario general de la OEA

Afirmó ayer que acabar con la “usurpación” de la Presidencia por parte de Maduro debe ser el “único propósito” de la OEA. Almagro reiteró su reconocimiento a Juan Guaidó como presidente “legítimo”.

Donald Trump
Trump junto a guardias fronterizos en Texas. Foto: EFE
Presidente de EE.UU.

Estados Unidos solicitó una reunión del Consejo de Seguridad el próximo sábado para discutir la crisis en Venezuela. El presidente Donald Trump anunció que reconocía a Guaidó como presidente legítimo.

Selección Sub 20
Selección venezolana sub 20. Foto: AFP
Práctica en silencio

La selección venezolana sub’20 de fútbol entrenó ayer en Chile sin que nadie comentara la situación en su país. Algunos jugadores supuestamente corearon la noche del miércoles “¡Y va a caer, y va a caer!”.

Nicolás Maduro
Nicolás Maduro. Foto: Reuters
Presidente de Venezuela

Ordenó el cierre de su embajada y todos los consulados en Estados Unidos, tras romper relaciones diplomáticas. El miércoles Maduro le dio 72 horas a los diplomáticos estadounidenses para dejar Venezuela.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados