ESPAÑA

¿Qué pasa si la lava llega al mar? Tras breve pausa, el volcán de Las Palmas se reactivó

La emisión de lava es mucho mayor de la emitida a lo largo de la pasada semana, pero sobre todo mucho más fluida.

Después de un breve paréntesis, el volcán Cumbre Vieja volvió a escupir ceniza ayer lunes sobre la isla española de La Palma, donde varios barrios fueron confinados para proteger a los vecinos de la posible llegada al mar de la lava tras ocho días de erupción.

Ayer el volcán había reducido "notablemente" su actividad, según los expertos, pero la tregua duró poco. Pasado el mediodía local, el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) publicó dos fotografías de la enorme columna negra que se eleva sobre el cráter, y describió: "Imágenes de las emisiones de ceniza que se están observando en las últimas horas".

La nueva colada de lava del volcán de La Palma, más fluida que las anteriores, avanza rápidamente hacia el municipio de Tazacorte, y se sitúa desde esta posición a unos 1.000 metros del mar, según han informado a Efe en fuentes municipales.

La lava está a punto de entrar en el municipio de Tazacorte, después de que el volcán retomara con fuerza su actividad. 

La emisión de lava es mucho mayor de la emitida a lo largo de la pasada semana, pero sobre todo mucho más fluida.

En estos momentos hay dos bocas activas: una en el cono principal del volcán y otra por debajo del mismo, que emite lava a alta temperatura y muy fluida, que podría llegar al mar por encima de las dos coladas anteriores.

Según el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), la lava de este nuevo río más fluido es del tipo hawaiano.

La lava del volcán de Cumbre Vieja. Foto: Efe
La lava del volcán de Cumbre Vieja. Foto: Efe

Cuando la lava, en torno a los mil grados de temperatura, alcance el mar, a poco más de 20 grados, se producirá una explosión de vapor de agua que generará una densa nube blanca. La lava provoca una reacción química, en la que interviene principalmente el cloro, que puede irritar la piel, los ojos y las vías respiratorias. En total, hay cuatro peligros principales asociados a la lava que fluye hacia el océano, según el Servicio Geológico de Estados Unidos: el colapso repentino de los terrenos y acantilados del litoral, las explosiones desencadenadas por este colapso, las olas de agua hirviendo que se generen en el entorno y, por último, la columna de vapor tóxico con ácido clorhídrico y pequeñas partículas de cristales volcánicos. 

Volcán de La Palma con lava. Foto: Efe
Volcán de La Palma con lava. Foto: Efe
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados