El 2015 comenzó con la incorporación de Lituania a la eurozona

Ahora, 19 países tienen el euro como moneda

Lituania adoptó en el primer día de 2015 el euro con la esperanza de reforzar su seguridad, pese a los temores de que subirán los precios y a los males que aquejan a la eurozona. Se convirtió de manera oficial en el 19º miembro de la zona euro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Butkevicius con un billete de diez euros. Foto: Reuters.

La última de las tres exrepúblicas soviéticas en adoptar la moneda única, después de Estonia (2011) y Letonia (2014), Lituania lo considera un "símbolo de mayor integración económica y política con Occidente", dice la presidenta Dalia Grybauskaite.

"Esto marca simbólicamente la etapa final de nuestra integración en la Unión Europea y representa nuestra seguridad, no sólo económica sino política", afirmó en una declaración divulgada por su oficina. El acontecimiento coincide con el creciente papel de los jóvenes miembros de la UE: el exprimer ministro polaco Donald Tusk preside desde hace semanas el Consejo Europeo, mientras que Letonia asumió el 1 de enero la presidencia semestral del bloque europeo.

Los países bálticos, que dejaron atrás en los años 90 medio siglo de ocupación soviética, se han adherido a la UE y a la OTAN en 2004.

Apoyo.

Un sondeo publicado en noviembre por el Banco Central, indicó que 53% de los tres millones de habitantes de Lituania están a favor de la adopción del euro frente al 39% que está en contra.

El ministro lituano de Finanzas, Rimantas Sadzius, dijo recientemente a la AFP que la "seguridad es una de las principales razones del apoyo popular al euro".

Para el jurista de 26 años Karolis Turcinavicius, los beneficios son evidentes. El euro "conduce hacia una mayor integración en la UE y facilita los viajes".

Pero la jubilada Danute Petkeviciene es escéptica. "El euro no aumentará ni nuestras jubilaciones ni nuestros salarios, sólo contribuirá a aumentar los precios", dice ante la sede del Banco Central.

La adhesión de Lituania tendrá un impacto en las modalidades de voto en el seno del consejo de gobernadores del Banco Central Europeo (BCE) donde cuatro países en vez de tres tendrán que abstenerse cada mes.

El país báltico se suma a la zona euro pocos días después de la convocatoria anticipada de elecciones legislativas en Grecia que hacen temer una nueva crisis de la deuda.

Compromiso.

Lituania se ha comprometido a pagar centenares de millones al fondo europeo destinado a ayudar a los países del sur endeudados.

"Este compromiso supone una fuerte carga y aumentará nuestra deuda. Deberíamos haber retrasado la adhesión", aduce el analista financiero Valdemaras Katkus.

Pero pese a los riesgos, el gobierno recuerda la experiencia positiva de Estonia y Letonia.

El primer ministro de Lituania, Algirdas Butkevicius, quien se convirtió en la primera persona en el país en retirar un billete de 10 euros de un cajero automático, estimó que el euro se "convertirá en una garantía de seguridad política y económica".

El Gobierno espera que al convertirse en el miembro número 19 de la zona euro, el comercio lituano gane impulso y los costos de endeudamiento caigan para ayudar al país a recuperarse de una contracción del 15 por ciento registrada en el 2009 durante la crisis financiera global.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)