HAY VARIOS DETENIDOS

Operativos antiterroristas a gran escala en Francia tras crimen del profesor Samuel Paty

El gobierno anunció operaciones contra decenas de individuos del movimiento islamista en los próximos días y que se disolverán asociaciones con actividades sospechosas

El asesinato de Paty conmocionó a Francia. Foto: Reuters
El asesinato de Paty conmocionó a Francia. Foto: Reuters

Quince personas han sido detenidas desde el pasado viernes en relación con el asesinato del profesor Samuel Paty a las afuera de París. Entre los nuevos detenidos destacan cuatro alumnos de Paty, además de un quinto que ya ha sido puesto en libertad. Según el diario Le Monde, uno o varios alumnos señalaron al terrorista la identidad del profesor a cambio de varios cientos de euros.

A ellas se suma la detención de otra persona ya vinculada a movimientos terroristas que se presentó voluntariamente ante los investigadores por haber estado en contacto con el agresor tiempo antes de los hechos.

Además, diez personas siguen detenidas desde el viernes, principalmente familiares del asesino, como sus padres, el abuelo y un hermano pequeño, arrestados en la localidad de Évreux, a unos 80 kilómetros de donde se produjo el ataque a las afuera de París.

También el padre de una alumna de Paty que había iniciado en redes sociales una campaña contra el profesor tras mostrar en una clase sobre la libertad de expresión caricaturas de Mahoma y un militante radical islamista, Abdelhakim Sefraoui.

Operativos antiterroristas.

El presidente Emmanuel Macron se reunió ayer lunes con la familia de Paty, a quien se le dedicará un homenaje nacional mañana miércoles.

El ministro del Interior, Gérald Darmanin, anunció operaciones contra decenas de individuos del movimiento islamista en los próximos días y que se disolverán asociaciones con actividades sospechosas, calificadas por el Gobierno como “enemigas de la República”.

Según una fuente cercana al caso, se trata de personas fichadas por los servicios de inteligencia por sus prédicas radicales y sus mensajes de odio en las redes sociales. No hay que darles “ni un minuto de respiro a los enemigos de la República”, dijo el ministro Darmanin, en la radio Europa 1.

El asesinato de Paty conmocionó a Francia. Decenas de miles de personas se manifestaron en el país el domingo en defensa de la libertad de expresión y contra el oscurantismo religioso.

Al término de una reunión de dos horas y media con el primer ministro, Jean Castex, cinco ministros y el fiscal antiterrorista Jean-François Richard, el presidente Macron anunció un “plan de acción” contra “las estructuras, asociaciones o personas cercanas a los círculos radicalizados” que propagan llamamientos al odio.

Según el ministro del Interior, 51 asociaciones recibirán visitas de los servicios del Estado a lo largo de la semana y varias de ellas serán disueltas.

El ministro quiere, en particular, disolver el Colectivo contra la Islamofobia en Francia (CCIF), así como la asociación humanitaria Baraka City, fundada por musulmanes de corte salafista.

"Fetua".

El asesinato de Paty fue cometido por un joven checheno de 18 años, nacido en Moscú, Abdullakh Anzorov, que murió por nueve disparos de la policía poco después. Los investigadores intentan averiguar si fue “guiado” por alguien o si decidió él mismo atacar al profesor. El ministro del Interior acusó al padre de una alumna y al militante islamista radical Abdelhakim Sefrioui de haber “lanzado claramente una fetua” (decreto religioso) contra Paty por haber mostrado caricaturas de Mahoma en clase.

La líder del ultraderechista Reagrupación Nacional, Marine Le Pen, pidió al gobierno que impulse “una legislación de tiempos de guerra” y que deporte a todos los extranjeros detenidos por terrorismo o que formen parte de las listas de personas radicalizadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados