TRAS CORONAVIRUS

ONU: 45 millones de personas en América Latina caerán de la clase media a la pobreza

La proyección parte del parate que sufrirá la economía en toda la región a raíz de la pandemia del coronavirus.

En la región, el índice de Gini en promedio en 2016 fue 0,467; en Uruguay 0,391. Foto: M. Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

La pandemia de COVID-19 ha causado más de 550.000 muertes en el mundo y, según la ONU, provocará que unos 45 millones de personas caigan de la clase media a la pobreza en Latinoamérica y el Caribe, la región más desigual del planeta.

La mitad de los muertos se registran en los cuatro países más afectados, Estados Unidos (133.195 decesos), Brasil (69.184), Reino Unido (44.602) e Italia (34.926), según un balance de la AFP del jueves.

En total, se han registrado 12 .190 .959 casos. Con 201. 298 muertos, Europa es la región más golpeada. De los infectados por el nuevo coronavirus, 6. 506 .834, es decir más de la mitad, fueron declarados curados por las autoridades sanitarias, según el balance realizado a partir de fuentes oficiales.

Epicentro de la pandemia, Latinoamérica y el Caribe registran ya más de 3,1 millones de casos confirmados y más de 137.000 muertos, sobre todo en Brasil, México, Perú y Chile.

Varios dirigentes de la región contrajeron el virus en los últimos días. Después de que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunciara el martes su enfermedad, este jueves fueron la presidenta interina boliviana, Jeanine Áñez, y el número dos del chavismo en Venezuela, Diosdado Cabello, los que informaron haberse contagiado.

El frenazo de la economía

La ONU estima que la caída de América Latina este año será del 9,1%, la mayor en un siglo.

"En un contexto en el que ya existen enormes desigualdades, niveles elevados de trabajo informal y servicios de salud fragmentados, las poblaciones y las personas más vulnerables son una vez más las más afectadas", dijo el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en un mensaje de video al difundir un informe sobre los efectos devastadores del virus en la región.

La organización anticipa que, a raíz de la pandemia, la tasa de pobreza subirá un 7% en 2020, un aumento de 45 millones de personas, con lo cual la cifra total de pobreza y extrema pobreza en la región aumentará a 230 millones (37,2% de la población).

La ONU estima que la extrema pobreza crecerá 4,5%, unos 28 millones de personas, para afectar en total a 96 millones (15,5% de la población) que están "en riesgo de hambre", dijo a periodistas la mexicana Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica de la ONU para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La pobreza crece, en parte, debido a la aguda crisis económica provocada por la disparada del desempleo a raíz del frenazo de la economía por la enfermedad COVID-19.

El 80% de la población de la región vive en ciudades, millones de ellos hacinados, sin acceso a agua potable y servicios de salud.
La ONU cree que el desempleo aumentará de 8,1% el año pasado a 13,5%, con lo cual la región pasaría a tener este año más de 44 millones de desempleados, unos 18 millones más que en 2019.

"No podremos derrotar la pandemia si estamos divididos", declaró Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la organización.

Reconfinamiento en Australia

Frente al avance de la enfermedad, Melbourne, la segunda ciudad más grande de Australia, decidió imponer de nuevo el confinamiento, pocas semanas después de haber levantado las restricciones.

Cinco millones de australianos volvieron así a la cuarentena este jueves.
De vuelta en América, la pandemia sigue acelerándose en Estados Unidos y en Brasil.

En el gigante sudamericano hay más de 1,7 millones de infectados, pero, a pesar de haber contraído la enfermedad, Bolsonaro se niega a paralizar la economía de su país por considerar que ello sólo agravaría la situación del pueblo brasileño.

El jueves, Bolsonaro aseguró que está "muy bien" y volvió a hacer campaña a favor de la hidroxicloroquina,al realizar su conexión semanal en directo a través de Facebook.

"Lo dejo bien claro (...). Tomé (hidroxicloroquina) y funcionó, y estoy muy bien gracias a Dios. Y aquellos que lo critican, por lo menos que presenten una alternativa", dijo el mandatario, que negó estar haciendo "propaganda de la hidroxicloroquina".

En Brasil, la pandemia coloca a los indígenas de la Amazonía ante la encrucijada de permanecer en la aldea, con pocos recursos médicos, o ir a la ciudad arriesgándose al contagio y al desarraigo cultural.

Mientras tanto, Europa poco a poco recupera la vida normal y a partir del sábado teatros, orquestas e incluso óperas podrán realizar sus espectáculos al aire libre en Inglaterra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados