BATALLA EN LAS REDES SOCIALES

Ojo por ojo, la estrategia en la guerra entre Donald Trump y Twitter

El enfrentamiento entre Twitter y Trump sigue creciendo. El presidente firmó el jueves un decreto con el objetivo de limitar la libertad que gozan las redes sociales para decidir sobre sus contenidos.

Twitter etiquetó ayer un mensaje del presidente Trump en el que hablada de “matones” en Minneapolis. Foto: AFP
Twitter etiquetó ayer un mensaje del presidente Trump en el que hablada de “matones” en Minneapolis. Foto: AFP

En medio de la pandemia del coronavirus, la guerra entre Donald Trump y Twitter sigue en la propia red social. En realidad, recién empieza. La cuenta oficial de la Casa Blanca en Twitter publicó ayer viernes el mensaje del presidente sobre las protestas en Minneapolis que había sido reportado por la red social como “apología de la violencia”. Y Twitter volvió a ocultar el mismo tuit en la cuenta @WhiteHouse, pero permitiendo su acceso en razón del “interés público”.

Este ojo por ojo marcó una nueva escalada en el enfrentamiento entre Twitter y Trump, que tiene más de 80 millones de seguidores y usa tuits diariamente para anunciar políticas, atacar a sus oponentes y comentar sobre las noticias.

El presidente firmó el jueves un decreto con el objetivo de limitar la libertad que gozan las redes sociales para decidir sobre sus contenidos.

Unas horas más tarde, tuiteó un mensaje sobre las violentas protestas en Minneapolis tras la muerte de un hombre negro, George Floyd, durante su arresto por policías blancos.

“Estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que eso suceda. Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que el ejército está completamente a su lado. Ante cualquier dificultad asumiremos el control pero, cuando comience el saqueo, comenzará el tiroteo. ¡Gracias!”, tuiteó el presidente.

En un tuit previo a este, Trump acusó al alcalde de la ciudad, Jacob Frey, de débil y de carecer de liderazgo y le pidió que tomará el control de la situación, si no quería que enviara a la Guardia Nacional.

Horas más tarde, Frey se defendió de estos ataques en varios tuits, en los que insinuó que el verdadero débil era el presidente y llamó a la ciudad a comportarse de manera pacífica. “Debilidad es señalar con el dedo a otra persona durante tiempos de crisis. Donald Trump no sabe nada de la fuerza de Mineápolis”, dijo el alcalde demócrata en uno de sus mensajes.

Twitter respondió rápidamente ocultando el tuit de Trump en el que habla de los “matones” con este mensaje de advertencia: “Este tuit incumplió las Reglas de Twitter relativas a glorificar la violencia. Sin embargo, Twitter determinó que puede ser de interés público que dicho tuit permanezca accesible”.

Trump acusó a Twitter de censura y de tomar “decisiones editoriales”. Foto: AFP
Trump acusó a Twitter de censura y de tomar “decisiones editoriales”. Foto: AFP

El tuit de Trump puede verse cuando se hace clic en el mensaje de Twitter.

La red social hizo lo mismo ayer viernes por la mañana con el tuit de la Casa Blanca.

Una portavoz de Twitter dijo que el presidente ejecutivo de la empresa, Jack Dorsey, fue informado con antelación de la decisión de etiquetar el tuit de Trump. La decisión se basó en una política introducida en junio de 2019, que la compañía dijo que ya aplicó en abril en un tuit de miembro del gabinete brasileño.

Twitter dijo que actuó sobre el tuit de Trump “en el interés de evitar que otros se inspiren para cometer actos violentos”. La gente aún podrá “retuitear con comentarios, pero no podrá marcarlo como ‘me gusta’, contestar o retuitear”.

Uno de los asesores cercanos del presidente Trump, Dan Scavino, quien está particularmente preocupado por su estrategia de redes sociales, avanzó en los ataques contra la red social. “Twitter solo dice mentiras, cada vez más personas comienzan a darse cuenta de eso”, tuiteó.

Trump acusa a Twitter de tomar “decisiones editoriales” y mostrar “activismo político” en la elección de los mensajes que decide enviar a verificación.

El martes, Twitter, frecuentemente acusado de ser negligente en el tratamiento de los comentarios hechos por gobernantes, publicó por primera vez dos mensajes de Trump agregando la mención: “Verifique los datos”. Eran dos tuits en los que el presidente afirmaba que la votación por correo era necesariamente “fraudulenta” porque estaba sujeta a manipulación.

La cuestión es particularmente delicada en medio de un año electoral alterado por la pandemia del coronavirus, que plantea dudas sobre cómo se organizarán los comicios presidenciales estadounidenses del 3 de noviembre, en los que Trump busca la reelección.

“Estos tuits contienen información potencialmente engañosa sobre el proceso de votación y han sido reportados”, dijo entonces un portavoz de Twitter.

Otra pandemia contra libertad de expresión

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) calificó de unilateral y basada en el “enojo” de Donald Trump contra Twitter, la orden ejecutiva en la que el mandatario busca responsabilizar a las plataformas de internet por los contenidos que distribuyen los usuarios.

La SIP dijo que la orden firmada por Trump es contraria al “espíritu del debate profundo sobre libertad de expresión que debe prevalecer en el ámbito digital”. “La decisión unilateral de la Casa Blanca no solo tendrá repercusiones en el país, sino que pudiera contagiar peligrosas conductas regulatorias que podrían crear una ‘nueva pandemia’ de coacción en contra de la libertad de expresión a nivel global”, se lamentó Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP. El necesario debate sobre las responsabilidades y deberes de las plataformas en materia de distribución y curación de contenidos debe ser abierto, transparente y profundo, manifestó por su parte Christopher Barnes, presidente de la SIP.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados