ESTADOS UNIDOS

En medio de la pandemia por el coronavirus, Trump lanza su guerra contra las redes

Estados Unidos tendrá elecciones el próximo 3 de noviembre, y debido a la pandemia está cobrando fuerza el voto por correo, una idea que no le gusta a Trump.

Trump acusó a Twitter de censura y de tomar “decisiones editoriales”. Foto: AFP
Trump acusó a Twitter de censura y de tomar “decisiones editoriales”. Foto: AFP

El coronavirus, además de provocar una pandemia que ya ha matado a más de 353.000 personas en todo el mundo, ha reavivado viajas polémicas, como la del presidente Donald Trump con las redes sociales.

Estados Unidos tendrá elecciones el próximo 3 de noviembre, y debido a la pandemia está cobrando fuerza el voto por correo, una idea que no le gusta a Trump, que irá por reelección contra el demócrata Joe Biden. Y así lo hizo saber el martes con dos tuits en los que afirmaba que la votación por correo era “fraudulenta” porque estaba sujeta a manipulación.

La red social Twitter, por primera vez en el caso de mensajes de Trump, etiquetó como “engañoso” lo publicado por el mandatario sobre el voto por correo.

Trump desató entonces su furia contra Twitter y amenazó con regular o “cerrar” la red social. La amenaza se concretó ayer jueves, al firmar un decreto ordenando que se estudien cambios en una ley que protege a las redes sociales.

Lo que busca el presidente es un mecanismo que permita evitar que Twitter, Facebook, YouTube o Google cambien los contenidos publicados en sus plataformas.

“(Twitter está tomando) decisiones editoriales. En ese momento, Twitter deja de ser una plataforma pública neutral, y se convierte en un editor con un punto de vista. Y creo que podemos decir lo mismo de otros, ya se trate de Google o de Facebook y quizás de otros”, dijo Trump a los periodistas antes de firmar el decreto, que por sí solo no tiene un efecto inmediato sobre las redes sociales. Para eso se necesita una ley.

El decreto pide al Gobierno revisar y posiblemente promover la eliminación de las protecciones legales de las que disfrutan las grandes plataformas de Internet bajo el artículo 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones.

Esta ley se ha mantenido prácticamente sin cambios desde que se aprobó en 1996, con la excepción de una enmienda que entró en vigencia en 2018 que levantó la inmunidad para los servicios que “promueven y facilitan la prostitución”.

Estafa virtual
Foto: Archivo El País.

El artículo 230 indica que las grandes compañías de Internet están exentas de casi cualquier consecuencia legal resultante de los contenidos publicados en su plataforma e incluso de sus propias decisiones de eliminar contenidos, porque se supone que son meros intermediarios o canales.

Trump consideró que Twitter y otras plataformas han demostrado tener un “poder sin control para censurar, restringir o editar” los contenidos que publican, por lo que dio 60 días al Departamento de Comercio para que proponga a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que se reformen las normas al respecto.

Sin embargo, numerosos legisladores y expertos legales advirtieron que la medida no sobreviviría a una demanda judicial, y una de los dos miembros demócratas de la FCC, Jessica Rosenworcel, dijo que convertir a su agencia “en la policía del presidente (para proteger) su discurso no es la respuesta”.

Trump reconoció que su decreto podría acabar en los tribunales, y dijo que planea trabajar en el Congreso para aprobar una “legislación” que permita sacar adelante esa reforma si no consigue hacerlo por la vía ejecutiva.

El mandatario lleva casi dos años acusando a Google de “suprimir voces de conservadores y esconder información” y también ha arremetido contra Twitter, pero al mismo tiempo ha convertido a esa red social en una herramienta de Gobierno crucial y ha insistido en que le permite comunicarse sin el filtro de los medios.

Este jueves, Trump aseguró que le “encantaría” deshacerse de su cuenta de Twitter, pero siente la necesidad de mantenerla porque no hay una “prensa justa” en su país.

“Estamos aquí para defender la libertad de expresión frente a uno de los peores peligros de la historia”, dijo el presidente desde el despacho Oval. E insistió con sus críticas a las redes sociales.

“Tienen el poder no controlado de censurar, editar, ocultar o modificar cualquier forma de comunicación entre los individuos y las grandes audiencias públicas”, dijo. “No podemos dejar que esto continúe, es muy, muy injusto”, insistió.

Las acciones de Twitter bajaron un 4,4% ayer jueves, las de Facebook perdieron 1,7% y las de la empresa matriz de Google, Alphabet Inc, subieron ligeramente.

El decreto firmado ayer al caer la tarde en Washington había sido adelantado por Trump temprano por la mañana. “¡Este será un gran día para las redes sociales y la IMPARCIALIDAD!”, tuiteó el mandatario, sin más detalles sobre el decreto en preparación, que se conoció unas horas después.

Facebook toma distancia: “tenemos otra política”
Foto: EFE

El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, distanció a su empresa de la polémica entre Twitter y Donald Trump, luego de que la red social del pajarito pusiera el martes por primera vez una etiqueta de verificación de hechos en dos de sus tuits del mandatario sobre el voto por correo para las elecciones de noviembre en Estados Unidos. “Creo que tenemos una política diferente a la de Twitter en esto”, dijo Zuckerberg a Fox News, el canal preferido por Trump.

“No creo que Facebook o las plataformas de internet, en general, deban ser árbitros de la verdad. Creo que es una línea peligrosa, en términos de decidir qué es verdad y qué no”, sostuvo Zuckerberg en otra entrevista a CNBC.

Facebook exime a las publicaciones y anuncios políticos de su programa de verificación de hechos y se ha negado a limitar la publicidad política dirigida como otras plataformas. La empresa ha sido muy criticada por los demócratas por este enfoque.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados