EE.UU.

Multitudinaria marcha en Washington en respaldo a Donald Trump

El presidente saliente Donald Trump sigue en admitir la derrota e insiste en que hubo fraude en las elecciones presidenciales. 

Militantes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, marchan en Washington. Foto: AFP.
Militantes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, marchan en Washington. Foto: AFP.

Una semana después de que las proyecciones de los medios dieran como ganador en las elecciones de Estados Unidos al demócrata Joe Biden, miles de simpatizantes del presidente saliente, Donald Trump, marcharon ayer sábado por las calles de Washington DC para respaldar sus denuncias de un presunto fraude electoral.

En su trayecto desde la Casa Blanca para ir a jugar al golf, Trump pudo saludar desde su vehículo oficial blindada a los manifestantes. El convoy presidencial pasó frente a la Freedom Plaza, donde entusiastas seguidores gritaban “¡Cuatro años más!, ¡Cuatro años más!” o “¡USA!, ¡USA!”.

Trump no ha reconocido aún su derrota en las elecciones del 3 de noviembre, al tiempo que no ha parado de repetir que hubo un supuesto fraude en los comicios, sin aportar pruebas hasta ahora. Y parece que este mensaje ha calado entre sus votantes, que ayer llevaban pancartas que decían “no roben las elecciones”.

Los manifestantes colmaron desde temprano las calles que desembocan en la Freedom Plaza, junto a la Casa Blanca, con gorras y camisetas de la campaña electoral de Trump con el lema “Make America Great Again” (Haz Estados Unidos grande de nuevo”).

Trump ha presentado varias demandas, pero hasta ahora apenas ha conseguido alguna que otra victoria menor en los tribunales, donde ha ido sufriendo reveses como el del viernes en dos cortes de Pensilvania donde fueron desestimadas seis de sus denuncias.

Aun así, los participantes en la protesta de ayer corearon frases como “detengan el robo (de las elecciones)” y desde los altavoces se escucharon frases como “la CNN apesta, la Fox apesta”. Muchos de los manifestantes no llevaban mascarillas faciales para protegerse del COVID-19, pese a que Estados Unidos es la nación más afectada del mundo por la pandemia.

La protesta, que transcurrió desde la Freedom Plaza hasta la parte de atrás del Capitolio frente la Corte Suprema, estaba convocada por un grupo de organizaciones pro Trump y fue bautizada con varios nombres, como “Marcha MAGA (siglas de Make America Great Again) del Millón”, “Marcha por Trump” y “Detén el Robo, DC”, entre otros.

En la manifestación había desde personas con carteles que rezaban “mujeres por Trump” hasta los que decían “hongkoneses por Trump”, pancartas de la campaña del presidente saliente y de su vicepresidente, Mike Pence, y antiabortistas, entre otros.

También había manifestantes, casi todos hombres, vestidos de negro y amarillo, y algunos con casco, el atuendo que distingue a los miembros del grupo de ultraderecha “Proud Boys”, que gritaron frases contra el movimiento anarquista Antifa.

La gente se reúne en apoyo al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en el Capitolio del Estado de Michigan. Foto: AFP.
La gente se reúne en apoyo al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en el Capitolio del Estado de Michigan. Foto: AFP.

La manifestación se desarrolló en medio de un importante despliegue policial, ya que también estaba convocada en la Freedom Plaza una concentración del grupo “Refuse Racism”, para “oponerse al intento de Trump de robar las elecciones”. Pero muy pocos asistieron a esta otra concentración.

Varias agencias federales han rebatido las acusaciones de irregularidades vertidas por Trump. “La elección del 3 de noviembre fue la más segura de la historia de Estados Unidos”, afirmaron en un comunicado conjunto varias autoridades electorales, entre ellas la agencia de ciberseguridad y de la seguridad de las infraestructuras (CISA), que depende del ministerio de la Seguridad Interior.

“No existe ninguna prueba de un sistema de voto que se haya borrado, perdido o cambiado papeletas, o que haya sido pirateado de ninguna forma”, agregaron.

¿Trump 2024?

Por su parte Biden, que el viernes 20 cumplirá 78 años, salió ayer sábado por la mañana a dar una vuelta en bicicleta en las cercanías de su casa de vacaciones en Rehoboth Beach, en Delaware. El presidente electo dijo a periodistas que estaba trabajando en la formación de su gabinete.

Biden solidificó más su victoria el viernes cuando las proyecciones de los principales medios estadounidenses lo mostraron como el ganador de Georgia, lo que le dio un recuento final de 306 votos del Colegio Electoral, mucho más de los 270 necesarios para ser elegido presidente y por encima de los 232 de Trump.

Con el resultado de las elecciones cada vez más claro, Trump ha discutido con sus asesores como ir forjando una posible candidatura a la Casa Blanca en 2024, según medios estadounidenses.

Paquete económico.

En medio de las tensiones políticas por el resultado electoral, Trump quiere aprovechar al máximo los meses que le quedan en la Casa Blanca antes de la asunción de Biden el próximo 20 de enero.

Ayer sábado, Trump instó al Congreso a que apruebe un nuevo paquete de estímulo de la economía para frenar el deterioro causado por la pandemia. “El Congreso debería hacer ahora un Proyecto de Ley de Alivio para el Covid. Necesita el apoyo de los Demócratas. Háganlo grande y centrado. ¡Hagánlo!”, dijo Trump en Twitter.

Estas son sus primeras palabras referidas a las negociaciones para aprobar un nuevo paquete de estímulo desde que las proyecciones confirmaron el triunfo de Biden.

Antes de las elecciones, el ahora presidente saliente había hecho llamamientos en varias ocasiones para llegar a un acuerdo con los demócratas para pactar un nuevo rescate de la economía, tras el aprobado en marzo pasado por valor de 2,2 billones de dólares, el mayor de la historia de Estados Unidos.

La Casa Blanca llevaba desde hacía meses hablando con los demócratas, pero las negociaciones se paralizaron antes de los comicios.

Según medios locales, de reanudarse, sería el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, que tampoco ha reconocido aún la victoria de Biden, quien encabezaría las conversaciones, mientras que la Casa Blanca se quedaría en un segundo plano.

Los republicanos defienden la aprobación de un rescate limitado, similar al plan de estímulo por valor de 500.000 millones de dólares que fue bloqueado en septiembre y octubre por los demócratas en el Senado.

La propuesta de los republicanos contempla financiación para las pequeñas empresas y la sanidad pública, pero no recoge fondos para los Gobiernos locales o depósitos directos a los ciudadanos, como sí hacía el rescate aprobado en marzo.

Los demócratas buscan, por su parte, un paquete de ayuda mayor que incluya nuevas prestaciones por desempleo, una segunda ronda de cheques directos a ciudadanos y asistencia a los Gobiernos estatales y locales, entre otros.

Trump deja a Nueva York sin primeras vacunas

Donald Trump afirmó ayer sábado que no enviará los primeros lotes de la futura vacuna contra el COVID-19 a Nueva York por su gobernador, Andrew Cuomo. “¡AMO NUEVA YORK! Como todo el mundo sabe, la Administración Trump ha producido una gran VACUNA segura mucho antes de lo previsto. Otra Administración habría tomado cinco años. El problema es que el gobernador de Nueva York Cuomo dijo que se retrasaría en usarla, y otros estados LA QUIEREN AHORA”, dijo el mandatario en un hilo de tuits. “No podemos desperdiciar tiempo y solo podemos dar la vacuna a aquellos estados que la usen inmediatamente”, zanjó. “El gobernador Cuomo nos tendrá que decir cuándo está preparado porque de otra manera no podemos entregarla a un estado que no se lo dará a su gente inmediatamente”, indicó Trump.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados