ARGENTINA

La muerte de Alberto Nisman es un enigma seis años después

Alberto Fernández viene cambiando su postura sobre la muerte desde que era crítico al kirchnerismo al presente, cuando comparte gobierno con Cristina Kirchner.

Alberto Nisman se mostró muy determinado en su denuncia sobre infiltraciones de iraníes. Foto: Marcos Brindicci
Alberto Nisman. Foto: archivo El País.

La muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, de la que hoy lunes se cumplen seis años, sigue sin esclarecerse mientras el actual presidente, Alberto Fernández, que en su momento apuntó a que fue asesinado, defiende ahora que el deceso de quien acusara de encubrir a terroristas a la entonces presidenta y hoy vicepresidenta, Cristina Fernández, fue un suicidio.

“Yo estoy convencido que fue un suicidio, después de dudarlo mucho, no voy a mentir”, declaró el 30 de diciembre a Radio 10.

El fiscal Nisman fue encontrado muerto en su departamento el 18 de enero de 2015, luego de acusar a la presidenta Cristina Kirchner por el presunto encubrimiento de los iraníes señalados como autores del atentado contra la Asociación Mutual Israelita de Argentina (AMIA), el 14 de julio de 1994, que causó 85 muertos.

El Presidente viene cambiando su postura sobre la muerte desde que era crítico al kirchnerismo al presente, cuando comparte gobierno con Cristina Kirchner.

Al ser entrevistado en 2017 para el documental “Nisman: el fiscal, la presidenta y el espía”, Fernández había dicho: “Hasta el día de hoy dudo que se haya suicidado”. Para ese momento todavía no se había reconciliado con la actual vicepresidenta.

Sin embargo, horas después de la difusión del documental de Netflix, el Presidente expuso un primer giro en su postura acerca de si se trató de un suicidio o un asesinato. Luego de declarar en el documental que dudaba de que hubiera sido un suicidio, Fernández aseguró que actualmente “las pruebas acumuladas no dan lugar a pensar en que hubo un asesinato”.

En aquella oportunidad, en una entrevista con Clarín, el mandatario criticó también los peritajes de la Gendarmería: “Yo soy un abogado y, ante una muerte como esa, siempre me permito dudar. Sin embargo, siempre dije que esa duda me llevaba a afirmar la teoría de la novela policial: ‘Dime quién se beneficia con el crimen y te diré quien es el asesino’. [...] Siendo así, era obvio que si se trataba de un crimen Cristina era la única perjudicada. Por lo tanto, ella debía ser ajena al hecho”.

Mientras, la Justicia dio nuevos pasos en la investigación sobre el patrimonio del fiscal fallecido Alberto Nisman y su entorno. El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi ordenó el embargo de todos los bienes de la madre y la hermana de Nisman, del técnico informático Diego Lagomarsino y del empresario Claudio Picón.

Las medidas fueron ordenadas por Martínez De Giorgi el pasado 25 de noviembre, tras un fallo de la Cámara Federal que, en respuesta al planteo de uno de los acusados, le había ordenado acelerar el curso de la investigación.

Los imputados son investigados por supuestas maniobras de lavado de activos a través de la compra de propiedades, vehículos y de una cuenta bancaria radicada en el banco Merril Lynch en Estados Unidos en la que, según la investigación judicial y la Unidad de Información Financiera de Estados Unidos, Nisman no había declarado y contenía depósitos de más de 600.000 dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados