Estados uNIDOS

Melania Trump visitó a niños inmigrantes detenidos y generó polémica por su ropa

La primera dama de Estados Unidos visitó este jueves una instalación fronteriza donde están detenidos algunos de los menores.

Melania Trump visita a los niños inmigrantes separados de sus familias. Foto: Reuters
Melania Trump visita a los niños inmigrantes separados de sus familias. Foto: Reuters
Melania Trump visita a los niños inmigrantes separados de sus familias. Foto: Reuters
Melania Trump visita a los niños inmigrantes separados de sus familias. Foto: Reuters
Melania Trump visita a los niños inmigrantes separados de sus familias. Foto: Reuters
Melania Trump visita a los niños inmigrantes separados de sus familias. Foto: Reuters
Melania Trump visita a los niños inmigrantes separados de sus familias. Foto: Reuters
Melania Trump visita a los niños inmigrantes separados de sus familias. Foto: Reuters
Melania Trump visita a los niños inmigrantes separados de sus familias. Foto: Reuters
Melania Trump visita a los niños inmigrantes separados de sus familias. Foto: Reuters
Melania Trump visita a los niños inmigrantes separados de sus familias. Foto: Reuters

La primera dama salió de la Casa Blanca durante la mañana y voló a Texas para la visita, un día después de que Donald Trump firmase el decreto para mantener unidas a las familias que crucen de forma ilegal la frontera entre México y Estados Unidos.

Melania Trump se reunió con funcionarios y empleados en la instalación -visitó el centro de niños Upbring New Hope- donde hay 60 niños de entre 5 y 17 años. Seis de ellos fueron separados de sus padres tras cruzar la frontera, dijeron autoridades a los periodistas.

La señora Trump se sentó en una mesa en el centro de niños Upbring New Hope y escuchó la explicación de los encargados sobre el buen trato que, aseguraron, se le da a los menores. Incluso, más tarde, fue a una sección de la instalación donde los niños tienen dormitorios.

"Me alegra estar acá y espero ver y reunirme con niños, pero en primer lugar déjenme comenzar por reconocer a cada uno de ustedes y agradecerles por todo lo que hacen, por su heroico trabajo que hacen cada día y lo que hacen por esos niños", dijo Melania Trump.

"También me gustaría preguntarles cómo puedo ayudar a que estos niños se reúnan con sus familias a la brevedad posible", agregó.

Por otro lado, en Washington la espectacular controversia por las informaciones sobre más de 2.300 niños y menores de edad separados de sus familias multiplicó la presión sobre los legisladores para definir una salida legal a la situación. Y la secretaria de Seguridad Interna, Kirstjen Nielsen, dijo este jueves que "el Congreso tiene la autoridad y la responsabilidad de hacer las leyes y arreglar nuestro sistema migratorio. El Congreso tiene que actuar".

El escenario suma el elemento del miércoles pasado, ya que el presidente, Donald Trump, firmó un decreto que pone fin a la separación de familias en la frontera, después de una semana de insistir en que la única respuesta posible estaba en manos del Congreso.

La chaqueta de Melania Trump decía: "Realmente no me importa, ¿y a ti?". Foto: Reuters
La chaqueta de Melania Trump decía: "Realmente no me importa, ¿y a ti?". Foto: Reuters

La chaqueta de la polémica

La primera dama de EE.UU. eligió este jueves para el comienzo de su visita a la frontera con México una gabardina con un enigmático mensaje que inundó las redes sociales de expresiones de asombro y especulaciones sobre si quiso enviar un mensaje sobre su interés en las familias de inmigrantes.

"Realmente no me importa, ¿y a ti?", rezaba la frase impresa en mayúsculas blancas y en inglés sobre la gabardina caqui que Melania llevaba cuando embarcó en su avión a las afueras de Washington para dirigirse a Texas, según captó uno de los fotógrafos presentes.

La primera dama ya no llevaba la gabardina cuando desembarcó unas horas más tarde en McAllen, Texas, para visitar uno de los centros de detención para menores inmigrantes y otras instalaciones gestionadas por la Patrulla Fronteriza en esa localidad.

La chaqueta era de la marca española Zara y se vendía por 39 dólares, según la publicación "Daily Mail", aunque no parece estar disponible en la web estadounidense de la firma española.

La portavoz de la primera dama, Stephanie Grisham, confirmó la autenticidad de la fotografía, mediante un tweet, al ser preguntada al respecto por los periodistas: "Es una chaqueta. No había ningún mensaje oculto. Después de la importante visita a Texas de hoy, espero que los medios no vayan a elegir centrarse en su vestuario (como hicieron el año pasado con sus tacones altos)", afirmó Grisham.

De todos modos, las expresiones de sorpresa e incredulidad se multiplicaron en la red social Twitter, así como también las especulaciones de si la polémica de la chaqueta es parte de las llamadas "fake news".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)