ESPAÑA

Madrid intenta frenar al nuevo coronavirus e implementa nuevas restricciones 

Según la Organización Mundial de la Salud, se alcanzó un nuevo récord de contagios diarios, más de 331.000 en todo el planeta.

Ancianos españoles charlan en una plaza del barrio de Vallecas en Madrid en septiembre. Foto: AFP.
Ancianos españoles charlan en una plaza del barrio de Vallecas en Madrid en septiembre. Foto: AFP.

No hay recetas mágicas para blindarse ante el COVID-19 y diversos países europeos como España definieron nuevas restricciones para intentar frenar la epidemia, que ha provocado más de 953.000 muertos y 30,6 millones de contagios en todo el mundo.

Las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que se alcanzó un nuevo récord de contagios diarios, más de 331.000 en todo el planeta.

El número de fallecidos en el mundo se eleva a 953.025, después de que se notificaran casi 6.000 muertes en las últimas 24 horas.

América encabeza la lista de regiones con más casos, con 15,3 millones de positivos, seguida del sur de Asia, que se acerca a los 6 millones, y de Europa, con más de 5,1 millones.

El continente americano también concentra más de la mitad de las muertes reportadas (524.000), mientras que Europa acumula 229.000 y el sur de Asia superó la barrera de las 100.000.

La lista de países más afectados sigue sin cambios, encabezada por Estados Unidos y seguida por India y Brasil.

Perú, Colombia, México, España y Argentina también figuran entre los 10 países más afectados del planeta en cuanto a cifras absolutas de casos.

Estados Unidos, también el país con más fallecidos, podría superar en los próximos días la barrera de los 200.000.

La OMS mostró su preocupación, el jueves, ante el alarmante ritmo de transmisión del coronavirus en Europa.

“Las cifras de septiembre deberían servir de alarma para todos nosotros” en Europa, donde el número de casos es superior a los registrados en marzo y abril, declaró el director para la región de la OMS, Hans Kluge.

Preocupante es la situación de los más de 12.000 refugiados en la isla de Lesbos, en Grecia, que tras quedarse a la intemperie por el incendio que devastó el gigantesco campo de Moria, en el que vivían, están instalándose en un nuevo campo, en el que ya se registraron 157 positivos por coronavirus.

Limitaciones.

Madrid, epicentro de la pandemia en España y Europa, se prepara para vivir a partir de mañana lunes restricciones a la movilidad que afectarán a casi un millón de personas, que sólo podrán desplazarse a otros lugares para ir a trabajar y cumplir obligaciones legales o educativas, entre otros supuestos.

Balance mundial del coronavirus al 19 de setiembre. Foto: AFP.
Balance mundial del coronavirus al 19 de setiembre. Foto: AFP.

Las nuevas medidas llegan después de varias semanas registrando el mayor número de contagios de toda España, con cifras que triplican las de otras zonas del país y un aumento de la presión hospitalaria preocupante, con el 64% de las camas de CTI de los hospitales ocupadas por enfermos de COVID-19.

Los últimos datos oficiales publicados el viernes, la sitúan de nuevo a la cabeza de las regiones más afectadas por el virus, con 1.553 nuevos casos registrados.

Las medidas, que entrarán en vigor mañana lunes y se extenderán durante 14 días, afectarán a 855.193 personas de 37 áreas. Esas zonas han presentado en los últimos 14 días una incidencia acumulada de más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes; están todas ellas situadas en el sur de la región y de la capital, lo que facilita el control de la movilidad, según explicó el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en rueda de prensa.

La población residente en estas zonas (repartidas entre 6 distritos de la capital y siete municipios) equivale al 13% del total de la Comunidad de Madrid, pero concentra el 25% de los casos de coronavirus diagnosticados.

Los habitantes tendrán prohibida la entrada y salida de las zonas salvo para cuestiones básicas como asistencia a centros sanitarios, obligaciones laborales, asistencia a centros docentes y educativos, retorno a la residencia habitual, cuidado de mayores, dependientes y personas con discapacidades.

También se permitirá ir a entidades financieras, acudir a realizar gestiones judiciales o notariales, renovar documentación oficial, realizar exámenes o pruebas oficiales e inaplazables, y responder a otras situaciones “de fuerza mayor”.

La circulación de los residentes de estas zonas dentro de las mismas estará permitida con las limitaciones generales vigentes para el conjunto de la región, aunque se desaconsejan los desplazamientos y actividades “no imprescindibles”.

Además, se limita a un máximo de 6 personas las reuniones tanto públicas como privadas, sin incluir “actividades laborales ni institucionales”.

Los establecimientos comerciales y de hostelería tendrán el aforo limitado al 50% y deberán cerrar a las 22 horas, si bien los bares y restaurantes podrán seguir haciendo repartos más allá de este límite.

Está previsto realizar un millón de test.

El control del cumplimiento de las medidas en las áreas con la movilidad restringida estará en manos de las policías locales, con apoyos puntuales de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, informó El País de Madrid.

Ochenta organizaciones sociales y más de 300 personas, entre políticos, cargos públicos, intelectuales y activistas, pidieron la dimisión de la presidenta regional madrileña, Isabel Díaz Ayuso, por haber atribuido, el pasado martes en el Parlamento autonómico, los contagios por coronavirus en el sur de Madrid “al modo de vida que tiene nuestra inmigración”.

En el manifiesto los firmantes recuerdan que miles de migrantes han estado “trabajando en los hospitales, pasillos, recintos sanitarios y servicios esenciales ayudando a reducir los efectos de la pandemia”.

Una enfermera prepara la vacuna "Sputnik-V" de Rusia contra la enfermedad por coronavirus. Foto: Reuters.
Una enfermera prepara la vacuna "Sputnik-V" de Rusia contra la enfermedad por coronavirus. Foto: Reuters.

“La vacuna debe ser para todos”

Francisco pidió que la vacuna que se descubra contra el coronavirus sea universal y no solo esté al alcance de los países más ricos, para que todos, incluso los más pobres, puedan curarse de esta pandemia.

“La reciente experiencia de la pandemia, además de una gran emergencia sanitaria en la que ya han muerto casi un millón de personas, se está convirtiendo en una grave crisis económica, que genera pobres y familias que no saben cómo salir adelante”, dijo el Papa, en una audiencia ayer sábado con miembros de la fundación italiana Banco Farmacéutico. “Sería triste si en la entrega de la vacuna se diera prioridad a los más ricos o si esta vacuna pasara a ser propiedad de esta o aquella nación, y ya no fuera para todos. Debe ser universal, para todos”, añadió.

Lamentó que haya “poblaciones del mundo” que “no tienen acceso a determinados fármacos”.

China rechaza “conclusión temeraria” de hackeo

China pidió que se dejen de “sacar conclusiones temerarias, sin ninguna prueba en absoluto” en relación con el supuesto robo de información de la vacuna española del COVID-19 por parte de hackers chinos, publicada por algunos medios españoles.

“Desde hace bastante tiempo estamos escuchando estas acusaciones contra China de usar a hackers para robar información de vacunas de otros países; hemos visto informaciones que son realmente rumores”, dijo el vocero de Exteriores chino, Wang Wenbin en su rueda de prensa diaria. Recalcó que China se opone a “cualquier forma de ataques y actividades criminales”.

“Sin ninguna prueba en absoluto, calumniar y expandir rumores no es constructivo. Los ciberataques los afrontan todos los países. Esperamos que las partes dejen de sacar esas temerarias conclusiones”.

Subrayó que la posición china es “clara y consecuente” en esta cuestión y aseguró además que “el desarrollo de las vacunas en China en realidad está liderando el de otros países (...). No vemos ninguna necesidad de robar de otros, no necesitamos hacerlo para tener acceso a las vacunas”.

Wang aseveró además que estos “graves robos” se producen en el ciberespacio por lo que “es difícil seguirles el rastro”. Recordó que el pasado 8 de septiembre el ministro de Exteriores de China, Wang Yi, propuso una Iniciativa Global sobre Seguridad de Datos, cuyo principal objetivo, afirmó, es “asegurar la apertura de las cadenas de suministro globales y las cadenas de valor oponiéndose al uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC) para evitar que unos países puedan robar importantes datos clave de otros”.

El diario El País de Madrid publicó, citando fuentes conocedoras de estos ataques, que hackers chinos han sustraído información a centros españoles que trabajan en la investigación de una vacuna para el COVID-19, una noticia que recogen también otros medios. (Con información de Efe)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error