Publicidad

Jair y Michelle Bolsonaro guardan silencio en declaración sobre el caso del desvío de joyas

El expresidente brasileño es investigado por posible participación en un esquema de venta de obsequios oficiales recibidos de países extranjeros para el “enriquecimiento ilícito”.

Compartir esta noticia
Jair y Michelle Bolsonaro el día de la elección.
Jair y Michelle Bolsonaro.

AFP, OGlobo/GDA
El expresidente brasileño Jair Bolsonaro y su esposa Michelle permanecieron en silencio ayer jueves ante la policía federal (PF), tras ser citados para declarar en un supuesto desvío de joyas recibidas como obsequios oficiales.

Bolsonaro, que enfrenta varios casos judiciales desde que dejó la presidencia el 31 de diciembre, compareció ante la PF en Brasilia por quinta vez en cinco meses.

Los investigadores sospechan en este caso que el matrimonio Bolsonaro y un grupo de colaboradores participaron en un esquema de venta de obsequios oficiales recibidos de países extranjeros para el “enriquecimiento ilícito” del expresidente.

Jair y Michelle Bolsonaro “optan por adoptar la prerrogativa del silencio respecto de los hechos investigados”, reza una nota presentada ante la policía por la defensa del matrimonio.

En otra nota enviada al Tribunal Supremo Federal, la defensa afirmó que sólo “darán testimonio” o “ofrecerán declaraciones adicionales” cuando el caso de las joyas salga de manos del ministro del STF, Alexandre de Moraes, y sea remitido a primera instancia. A juicio de los abogados de los Bolsonaro, Moraes no es el “juez natural competente” del proceso.

Las autoridades quieren dilucidar si hubo efectivamente un desvío de varios conjuntos de joyas regaladas por Arabia Saudita, algunas de las cuales habrían ingresado a Brasil de forma irregular en 2019. Esto incluye un reloj de lujo que habría sido vendido y luego recomprado en Estados Unidos por Frederick Wassef, abogado de Bolsonaro.

A diferencia de la estrategia del matrimonio Bolsonaro, el exedecán del presidente, el teniente coronel Mauro Cid, aceptó declarar. Esta es la tercera vez que Cid declara ante la PF en menos de una semana. El viernes y lunes pasados estuvo frente a los investigadores durante más de 16 horas.

También aceptó declarar el general Mauro Lourena Cid, padre del exedecán. En una conversación interceptada por la PF, Cid dijo que su padre tenía 25.000 dólares en efectivo para entregar a Bolsonaro. El general también tomó fotografías de estatuas entregadas al expresidente que fueron subastadas en Estados Unidos.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

BrasilJair Bolsonaro

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad