CHILE

Nuevo toque de queda en Santiago de Chile

Las autoridades anunciaron un nuevo estado de emergencia para la tarde/noche del domingo. Durante todo el día, hubo vuelos cancelados y comercios sin abrir. 

Militares en Santiago de Chile. Foto: Reuters
Militares en Santiago de Chile. Foto: Reuters

Las autoridades militares a cargo de la seguridad en Santiago extendieron al domingo la medida de toque de queda en la región metropolitana de Santiago, lo que suspende la libertad de movimiento y reunión, tras las violentas protestas detonadas por el alza en los precios del transporte.

El general Javier Iturriaga, designado por el presidente Sebastián Piñera para custodiar la capital en estado de emergencia, dijo que el toque de queda se extenderá desde las 19.00 hora local (2200 GMT) del domingo hasta las 6.00 hora local (0900 GMT) del lunes. (Reporte de Fabián Andrés Cambero)

La noche del sábado, el toque de queda y el día después. A las 7 de la mañana terminó el toque de queda en Chile pero los inconvenientes continúan. Tras confirmarse la muerte de tres personas en las protestas más masivas que registra el país en décadas, la capital seguía complicada con más de veinte mil hogares sin luz, comercios que decidieron no abrir, varios vuelos cancelados y despliegue militar en varias avenidas y accesos centrales.

Desde el aeropuerto informaron que hasta el momento hay 95 cancelaciones de vuelos y 20 reprogramaciones. La Intendencia metropolitana anunció que más de veinte mil hogares se encuentran sin suministro eléctrico. Al menos 14 personas fueron detenidas en uno de los shoppings de la ciudad por saqueos. Varias empresas de supermercados, como Jumbo y Santa Isabel, anunciaron que no abrirán hoy. El metro tampoco funcionará. Además, pese al fin del toque de queda, se mantienen en Estado de Emergencia Santiago, Chacabuco, Concepción, Valparaíso y las comunas de Puente Alto, San Bernardo, Rancagua, Coquimbo y La Serena.

Sin embargo, se espera que a lo larga de la jornada el transporte público en colectivos comience a regularizarse, tras las suspensiones registradas horas antes por los disturbios provocados por los miles de manifestantes que salieron a las calles impulsados por el aumento del boleto de metro.

Para mañana el gobierno anunció la suspensión de clases en los colegios de varias comunas de Santiago, donde viven cerca de siete millones de personas.

Toque de queda en Santiago de Chile, Valparaíso y Concepción
Se anunció que el servicio de metro no funcionará debido a los disturbios.  Foto: AFP

Toque de queda

Autoridades chilenas impusieron un toque de queda la noche del sábado en Santiago, informó un general del Ejército a cargo de la seguridad de la ciudad, en medio de un estado de emergencia para hacer frente a dos días de protestas violentas.

"Habiendo analizado la situación y los desmanes que han ocurrido el día de hoy, he tomado la decisión de decretar la suspensión de libertades y de movimiento a través de un toque de queda total", dijo el general Javier Iturriaga, anunciando una primera medida inédita en Santiago -al igual que el estado de emergencias- desde el retorno a la democracia en 1990 tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Manifestaciones en Santiago de Chile. Foto: Reuters
Manifestaciones en Santiago de Chile. Foto: Reuters

La restricción de la libertad de movilidad de las personas fue entre las 22.00 y las 07.00 del domingo, y todavía no se ha anunciado por cuántos días regirá.

El titular de Defensa anunció que desplegó en la madrugada de este domingo a 1500 efectivos militares más para controlar la situación de disturbios violentos que se viven en diversas ciudades del país. Con este incremento, son un total de 9441 integrantes de las Fuerzas Armadas los que están desplegados en la Región Metropolitana para salvaguardar algunos lugares estratégicos y para sumarse al patrullaje.

La región de Valparaíso (centro) y la provincia de Concepción (sur) en Chile fueron declaradas este sábado bajo estado de emergencia y están bajo toque de queda.

En Valparaíso y Concepción "se declara estado de excepción constitucional de emergencia", indicó el decreto que dieron a conocer los intendentes (gobernadores) de ambas regiones, Jorge Martínez y Sergio Giacoman, respectivamente.

La medida asumida por el presidente Sebastián Piñera indica que ambas zonas quedan bajo resguardo militar con el fin de retornar al orden público quebrado por violentas manifestaciones que se registraron en esas ciudades durante esta jornada.

En el puerto de Valparaíso, a 120 km al oeste de Santiago, se decretó además toque de queda luego de que manifestantes quemaran el edificio del diario El Mercurio -el más antiguo de Chile-, un supermercado y una comercializadora de vehículos cuyo edificio se desplomó.

Sergio Giacaman, intendente de la provincia sureña, a unos 500 kilómetros de Santiago, indicó que el presidente de Chile, Sebastián Piñera, asignó al contraalmirante Carlos Huber de la Armada como responsable del orden público y la defensa de la zona.

Con esta medida el Gobierno autoriza el despliegue de militares en las zonas en las que rige la situación excepcional para retomar la normalidad después.

Previo al toque de queda en Santiago de Chile. Foto: Reuters
Previo al toque de queda en Santiago de Chile. Foto: Reuters


El alcalde de la ciudad de Concepción, Álvaro Ortiz, realizó un balance de los destrozos resultados de los disturbios de este sábado entre los que destacó más de una docena de semáforos destruidos, mobiliario urbano quemado e incendios en diversos locales de la ciudad.

"Estamos haciendo un cálculo de los daños y estamos hablando de más de 200 millones de pesos (280.000 dólares) por destrozos en bienes públicos", dijo Ortiz, según consignó el diario La Tercera.

En 2010, tras el fuerte terremoto y tsunami que azolaron al sur de Chile, dejando más de 500 muertos, el gobierno decretó también el estado de emergencia y toque de queda en la ciudad de Concepción, para hacer frente a los saqueos.

Repercusiones en Santiago de Chile

Manifestantes en Valparaíso. Foto: Reuters
Manifestantes en Valparaíso. Foto: Reuters

Tras la noticia, el ruido metálico de las cacerolas golpeadas volvió a escucharse en la noche de Chile este sábado como protesta contra el toque de queda decretado por el Ejército por los disturbios ocurridos desde el viernes y que tienen a la capital chilena y algunos barrios periféricos en estado de emergencia.

La gente se echó a la calle en la tarde de este sábado antes de que llegara la hora de inicio del toque de queda con sus cacerolas y sartenes en la mano para golpearlas con fuerza en cientos de cruces de Santiago.

A medida que la hora de la restricción de libertades se acercaba, el ruido de los cacerolazos comenzó a replicarse en los jardines y balcones.

La intendenta de la región Metropolitana, Karla Rubilar, confirmó este domingo que se registraron tres muertos durante el incendio provocado en un supermercado en el sur de Santiago durante la noche del sábado en medio de los fuertes disturbios ocurridos en la capital chilena.

"Carabineros y Bomberos se han encontrado dos cuerpos calcinados y otra persona en muy malas condiciones que fue trasladada a un hospital y lamentablemente también falleció", dijo la Rubilar en una declaración de urgencia sobre los primeros fallecidos en el marco de las protestas en la capital chilena.

La autoridad regional señaló que los cuerpos se hallaron una vez sofocado el fuego en el supermercado de la comuna de San Bernardo, provocado a lo largo de la noche de este sábado en medio de los disturbios, incendios y saqueos sucedidos por todo Santiago y otras ciudades del país.

¿Qué pasó en Chile?

El alza del precio del metro fue el detonante de una protesta ciudadana para expresar el descontento ante la carestía de la vida en Chile y las desigualdades del país, que estalló este viernes, a pesar de que el presidente Sebastián Piñera anunció el sábado la suspensión al aumento, en una batalla campal que provocó el toque de queda en la capital.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)