LA PANDEMIA DE COVID-19

Gobiernos apelan a sus ejércitos para la batalla contra el coronavirus

Las tareas que se les encomienda a los militares van desde el patrullaje de calles y controles en las fronteras, hasta el traslado de cadáveres como en Italia.

Efectivos militares controlando carreteras y zonas fronterizas protegidos por barbijos y guantes en Serbia. Foto: Reuters
Efectivos militares controlando carreteras y zonas fronterizas protegidos por barbijos y guantes en Serbia. Foto: Reuters

En varios países del mundo los gobiernos apelaron a sus ejércitos para implementar las drásticas medidas contra el coronavirus. Las tareas que se les encomienda a los militares van desde el patrullaje de calles y controles en las fronteras, hasta el traslado de cadáveres como en Italia, el país más afectado por la pandemia después de China. No es para menos, el mundo está viviendo la mayor crisis de salud pública desde la pandemia de gripe de 1918.

Reino Unido, por ejemplo, puso a 20.000 militares en alerta y cerró decenas de estaciones de tren subterráneo en Londres.

Después de ordenar el cierre de las escuelas en todo el país, Johnson dijo el miércoles que no descartaba nada cuando se le preguntó si tomaría medidas para cerrar Londres.

Alemania movilizará a reservistas del ejército para combatir la pandemia, anunció la ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer. Alemania cuenta con unos 75.000 reservistas. “Nos preparamos para el momento en que las fuerzas armadas estarán agotadas”, explicó. La canciller Angela Merkel afirmó el miércoles que esta pandemia es “el mayor desafío” para Alemania desde la Segunda Guerra Mundial.

China, donde se originó el virus, movilizó su Ejército Popular de Liberación (EPL). Esta vez no se trataba de los habituales simulacros de ataque, olimpiadas militares o inocuas demostraciones de armamento, sino de transportar material y efectivos a Wuhan, la capital provincial de Hubei donde comenzó a propagarse el brote, y una vez allí verificar que se cumplían la cuarentena y restricciones impuestas, distribuir los suministros médicos disponibles o administrar sus hospitales.

A principios de febrero llegaron a Wuhan más de un millar de médicos militares en once aviones del EPL -la mayor movilización de la Fuerza Aérea del Ejército chino hasta ahora, según la prensa especializada local-, una cifra que se fue ampliando hasta llegar a las 2.600 unidades a mediados de mes.

Las autoridades de China cerraron los hospitales temporales que se habían habilitado en Wuhan. Foto: Xinhua
Las autoridades de China cerraron los hospitales temporales que se habían habilitado en Wuhan. Foto: Xinhua

En marzo eran ya 10.000 los médicos militares en Hubei, los cuales atendieron para entonces a unos 4.000 pacientes en 63 hospitales administrados por el EPL.

Cadáveres en Italia

Italia ordenó a las Fuerzas Armadas remover los cuerpos de fallecidos por coronavirus del norte del país, donde los servicios de funerales se han visto colapsados.

Videos grabados por residentes en Bergamo, al noreste de Milán, y aparecidos en la web del diario local Eco di Bergamo, mostraron una extensa columna de camiones militares avanzando por las calles de la ciudad durante la noche y removiendo ataúdes del cementerio.

Italia ordenó a las fuerzas armadas remover los cuerpos de fallecidos por coronavirus del norte del país. Foto: Reuters
Italia ordenó a las fuerzas armadas remover los cuerpos de fallecidos por coronavirus del norte del país. Foto: Reuters

Las autoridades locales en Bergamo habían pedido ayuda con las cremaciones luego de que sus instalaciones se vieran sobrepasadas.

Italia quedó prácticamente en cuarentena antes de que otros países en Europa, pero en vista de que los casos siguen incrementándose, el gobierno está considerando tomar medidas aún más estrictas para limitar más los movimientos de las personas.

La región.

También en América Latina algunos países encomendaron tareas especiales a los militares. En Perú, donde hay toque de queda por las noches, patrullas de militares y policías se desplazaron por Lima y, según videos compartidos por ciudadanos, intervinieron y pidieron documentos a las personas que abandonaban sus hogares por cualquier motivo.

Ciudadanos de diversas zonas de Lima, una ciudad de 10 millones de habitantes, también compartieron imágenes de personas que incumplieron las órdenes del Gobierno en barrios periféricos, en los que había escasa o nula presencia de las fuerzas de seguridad.

Perú dispuso un toque de queda por las noches, mientras los militares patrullan las calles. Foto: Reuters
Perú dispuso un toque de queda por las noches, mientras los militares patrullan las calles. Foto: Reuters

Chile amaneció ayer jueves por primera vez bajo el estado de excepción decretado por el Gobierno el miércoles, con los militares desplegados en unas calles prácticamente vacías, y los centros comerciales y comercios que no sean de primera necesidad clausurados por el coronavirus.

Desde la medianoche de este jueves, cuando entró en vigor la decisión del Ejecutivo, militares de las diferentes áreas de las Fuerzas Armadas de Chile se desplegaron desde los cuarteles por las ciudades para formar parte del operativo de ayuda logística.

El ministro de Salud chileno, Jaime Mañalich, explicó que las tareas de los militares, a diferencia del pasado estado de emergencia de octubre en el estallido de las protestas sociales, no estarán tan orientadas al control del orden público sino a la materia logística, aunque también podrían asumir ese rol.

“Las Fuerzas Armadas tienen una capacidad de mando, ordenamiento y control como ninguna otra organización humana. Pueden reaccionar rápida y eficazmente ante cualquier situación de emergencia”, señaló el ministro.

Mientras el estado de excepción empieza a tomar forma, diversos sectores y autoridades, como el Colegio Médico, instaron a Piñera a establecer ya un confinamiento preventivo a nivel nacional que el presidente no consideró todavía.

Una medida que, a tenor de lo ocurrido en otros países del mundo, será inevitable con el paso del tiempo.

Sin embargo, el mandatario explicó en la noche del miércoles en una entrevista con un canal de televisión local que “Chile no es Italia” y el país está preparado para el aumento de casos y atención hospitalaria.

Agregó además que se han incorporado 7.000 camas extras al sistema de salud en previsión de que los contagios sigan aumentando. Diversas autoridades coincidieron en que a finales de abril y principios de mayor será el momento más crítico de la pandemia en Chile, con previsiones de alcanzar 100.000 contagiados.

Donde sí se dispuso la cuarentena obligada por 14 días fue en la Isla de Pascua, en medio del océano Pacífico, en el que no se reportan casos de coronavirus pero es uno de los destinos turísticos más visitados del país.

La OTAN urge respetar los compromisos presupuestales

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, urgió ayer jueves a los aliados a mantener sus compromisos de un mayor gasto militar para 2024 pese al posible impacto económico del nuevo coronavirus. “La crisis del coronavirus tendrá duras consecuencias económicas al menos a corto plazo y también importante consecuencias en los presupuestos nacionales”, reconoció Stoltenberg en una rueda de prensa virtual para presentar el informe anual de la OTAN. Sin embargo, el jefe de la Alianza recordó que los aliados se comprometieron en 2014 a que su gasto militar tendiera al 2% del PIB para 2024 al vivir “en un mundo más incierto”. “Y esto, por desgracia, no ha cambiado”, agregó.

Hay más de 500 millones confinados
Hombre realiza análisis clínico para detectar nuevo coronavirus. Foto: AFP.

Más de 500 millones de personas fueron instadas por autoridades en todo el mundo a permanecer confinadas en sus casas, para combatir la propagación de la enfermedad de COVID-19, según un recuento realizado por la AFP.

La provincia china de Hubei y su capital, Wuhan, donde apareció la epidemia, están aisladas del resto del mundo desde finales de enero. La cuarentena continúa, y abarca a 50 millones de habitantes.

Después de la provincia china, al menos ocho países tomaron medidas coercitivas para confinar al conjunto de su población: Italia, desde el 10 de marzo, España (14 de marzo), Líbano (15 de marzo), República Checa (16 de marzo), Francia, Israel y Venezuela desde el 17 de marzo, y Bélgica desde el 18 de marzo. En total, estos ocho países cuentan con 240 millones de habitantes.

En la mayoría de esos territorios, sigue siendo posible salir para trabajar, comprar productos de primera necesidad o recibir atención médica.

Al menos cuatro países -Alemania, Austria, el Reino Unido e Irán- instaron a su población a limitar al máximo sus desplazamientos y los contactos, pero no instauraron medidas coercitivas. Esos cuatro países suman otros 240 millones de habitantes.

Al menos seis países o territorios implantaron toques de queda, prohibiendo los desplazamientos a última hora de la tarde o por la noche: Túnez, Bolivia, Serbia, el estado estadounidense de Nueva Jersey, el territorio estadounidense de Puerto Rico y la capital de Filipinas, Manila. Esos territorios acumulan más de 50 millones de habitantes. (AFP)

“No salga de casa”, pide la Policía en Roma

“No salga de casa”, es el mensaje que desde ayer jueves emiten desde sus megáfonos los vehículos de la Policía municipal de Roma, ante las todavía muchas personas que siguen circulando sin motivos por la capital italiana, a pesar de la prohibición que rige debido al coronavirus. La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, ordenó que las patrullas circulen por todas las calles divulgando un mensaje que para algunos no parece claro. “Somos la Policía local de Roma Capital, no salga de casa, excepto en caso de emergencia, para comprar e ir a trabajar. No salga de casa, los transgresores serán multados”, se oye por toda la capital italiana. Una medida que ya se había adoptado en otras localidades más pequeñas y que Raggi tomó después de lamentar en varias ocasiones en las redes sociales que los romanos seguían saliendo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados