Publicidad

"Estamos lejos de eso": pesimismo de las Naciones Unidas sobre la paz en Ucrania

"Me encantaría poder mediar en conversaciones de paz, pero estamos lejos de eso", reconoció Antonio Guterres, secretario general, respecto a sus expectativas ante la Semana de Alto Nivel de la Asamblea General.

Compartir esta noticia
Antonio Guterres, secretario general de la ONU
Antonio Guterres, secretario general de la ONU.
Foto: Reuters

Redacción El País
El secretario general de la ONU, António Guterres, presentó ayer miércoles en Nueva York sus expectativas para la Asamblea General de la ONU, que comienza la semana próxima, y se mostró pesimista sobre la posibilidad de que sirva para avanzar en un acuerdo de paz en Ucrania.

“Me encantaría poder mediar en conversaciones de paz, pero estamos lejos de eso”, reconoció Guterres, que descartó incluso que el foro sirva para que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, esperado en Nueva York, se reúna con el representante de Rusia, el ministro de Exteriores Serguéi Lavrov, ante la ausencia de Vladímir Putin.

Guterres reconoció que tampoco espera avances en la reanudación de los llamados “acuerdos del mar Negro” -que permitían la exportación por vías seguras de cereal ucraniano y fertilizantes rusos, principalmente-, de los que Moscú se retiró el pasado 17 de julio.

Para no parecer en extremo pesimista, el secretario general dijo que esta 78 Asamblea General supondrá “un importante logro para crear las condiciones de rescate de los Objetivos de Desarrollo Sostenible” (ODS, también llamados objetivos del milenio), después de que varias agencias de la ONU hayan alertado de que la pandemia y la guerra en Ucrania han frenado su avance en casi todo el mundo.

Guterres dijo que “ese será mi objetivo más importante en el próximo año”, y pidió a los países una actitud proactiva, principalmente en los objetivos relacionados con el cambio climático.

“No es hora de postureos ni posicionamientos; es la hora de trabajar juntos por soluciones prácticas, hora de compromisos por un mañana mejor”.

El diplomático portugués dedicó buena parte de su intervención a pedir una reforma de las instituciones internacionales, incluida la propia ONU y en particular el sistema financiero internacional, que responden a un momento concreto -el fin de la Segunda Guerra Mundial- muy diferente del actual.

En este sentido, abogó por una reforma del Consejo de Seguridad, máximo órgano decisorio de la ONU, para dar una presencia permanente a África y Latinoamérica. (EFE)

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad