Publicidad

Incendio en Valencia: autoridades confirman 4 muertos, 14 heridos y 14 personas desaparecidas

El siniestro comenzó en la tarde del jueves en el cuarto piso de un edificio del barrio de Campanar de 138 apartamentos, construido hace poco más de una década.

Compartir esta noticia
Edificio de Valencia luego del incendio.
Edificio residencial en Valencia quedó destruido tras incendio.
Foto: José Jordan/AFP.

AFP, EFE, El País de Madrid
Unferoz incendio devoró ayer jueves un edificio de viviendas de 14 pisos en la ciudad de Valencia, causando hasta anoche cuatro muertos, 14 heridos y 14 desaparecidos. "La prioridad ahora (...) es la búsqueda de víctimas", declaró ante periodistas el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, quien se desplazó al lugar del siniestro.

Según medios españoles, la localización de los cadáveres fue posible mediante drones. Jorge Suárez Torres, subdirector de emergencias de Valencia, explicó que los bomberos solo podían trabajar el jueves desde el exterior del edificio. Los bomberos recién pudieron ingresar a media mañana de este viernes al edificio, ya que, hasta que no enfríe la estructura, hay riesgo de que colapse algún otro elemento de la construcción.

El presidente regional de Valencia, Carlos Mazón, dijo a periodistas que quince personas fueron atendidas con lesiones de diversa consideración, entre ellas siete bomberos.

"Seis de estas quince personas siguen hospitalizadas pero sus vidas no corren peligro", subrayó.

El siniestro se declaró en el cuarto piso de este edificio del barrio de Campanar, de dos bloques pegados y 138 apartamentos, construido hace poco más de una década, y se propagó a una velocidad increíble por la fachada.

En declaraciones a la televisión regional valenciana A Punt, la vicepresidenta del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Valencia, Esther Puchades, atribuyó la voracidad del incendio a un revestimiento de poliuretano en la fachada, un material muy inflamable. En junio de 2017, 72 personas murieron en el incendio del edificio Grenfell de Londres, debido precisamente a un revestimiento similar y altamente inflamable en la fachada.

El viento cálido en la ciudad, con rachas de entre 50 y 60 kilómetros por hora al momento de declararse el fuego, pudo contribuir a la propagación de las llamas.

Además, llevó el humo hacia arriba, creando una columna que, en su momento más álgido, fue visible desde unos 30 kilómetros de distancia.

Vicente, un inquilino del edificio que volvía de hacer deporte y se lo encontró en llamas, dijo a TVE que creía que habían podido salir todos los vecinos. “Sí, creo que han salido” todos, respondió.

En un video en redes sociales, reproducido por los medios, podía verse a los bomberos rescatando a un padre y su hija de un balcón en el que habían quedado atrapados mientras a su alrededor avanzaban el fuego y el humo.

Las dos personas permanecieron en el balcón siguiendo las indicaciones de los efectivos de extinción y tras ser rescatadas fueron atendidas en la calle por medios sanitarios, sin presentar lesiones aparentemente graves.

El edificio tenía 138 viviendas y unos 450 vecinos. Juan Luis López, gestor de la escuela de ballet Ecuahey, que está situada a un par de calles del edificio, contempla las llamas con otros vecinos, y manifiesta una extrañeza compartida por otros observadores. “No puedo entender que en el año 2024 un edificio nuevo arda así. Me parece muy fuerte con toda la tecnología que tenemos y todo lo que hemos crecido. Es una tragedia de un calibre tremendo. A lo mejor lo podría entender en los años 80, pero no ahora. Me parece algo de ficción. Espero que al menos sirva para construir de otra manera”, dijo al diario El País de Madrid.

Pedro Sánchez, presidente del gobierno de España, visita edificio residencial en Valencia tras incendio.
Pedro Sánchez, presidente del gobierno de España, visita edificio residencial en Valencia tras incendio.
Foto: Borja Puig de la Bellacasa/AFP.

Leticia, de unos 35 años, vive enfrente del inmueble en llamas. Tiene los ojos rojos y está conmocionada. “Lo he visto empezar porque mi ventana da al edificio. Y me he puesto a gritar. En unos minutos parecía que estaba ardiendo todo, caían trozos de la fachada a la calle. Hacía mucho viento y ha habido un momento en que parecía que el fuego llegaba a nuestra casa”. Leticia está a punto de llorar, pero añade: “La suerte, entre comillas, que ha habido, es que ha empezado a la hora de recoger a los niños del cole. Si llega a ser la hora de siesta…”.

El servicio de emergencias regional detalló que había en el lugar 22 dotaciones de bomberos, 8 unidades médicas, entre ellas un vehículo para atender a múltiples víctimas, y anunció la activación de “la situación 2” de emergencias, que se establece en casos de “daños extensos”.

También la Unidad Militar de Emergencias se desplazó al lugar para ayudar en las tareas de extinción, que parecían muy avanzadas entrada la noche.

“Consternado ante el terrible incendio en un edificio de Valencia”, escribió el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en X.

El fuerte viento que afectaba a Valencia dificultó las tareas de extinción.

Una mujer propietaria de una floristería cerca del edificio incendiado explicó a TVE que “hay gente herida”, y que “lo que mayormente ha propagado todo ha sido el viento”. La mujer describió escenas de “caos”, con “tráfico, policía, el humo”.

Otro habitante de la zona explicó que la construcción ardió a una velocidad increíble: “Era como si el edificio fuera de corcho”, describió.

En octubre de 2023, un incendio en unas discotecas de la vecina región de Murcia dejó trece muertos, en un siniestro por el que seis personas están imputadas.

Fuego: "Era como si el edificio fuera un corcho", dijo una vecina
Fuego: "Era como si el edificio fuera un corcho", dijo una vecina
Foto: AFP
Además

Un aislante muy inflamable

David Higuera, ingeniero técnico y experto en instalaciones en edificios, apunta que, según todos los indicios, el material utilizado en la fachada del edificio de Valencia ha sido el causante de la rápida propagación del fuego, informó el diario El País de Madrid. Se trata de unas placas dobles de aluminio separadas por una resina que hace de aislante pero que es “muy combustible”. Se conoce con el nombre de “composite”. Son, a juicio de este experto, “materiales de construcción con una alta contribución al incendio”. Higuera encuentra similitudes entre el incendio de Valencia y el ocurrido en la torre Grenfell, en Londres, en 2017. Además, sostiene que la propagación en horizontal hace vaticinar el uso de suelos sintéticos que son los que favorecen esa propagación en horizontal, además de otros elementos del edificio que, a su entender, han contribuido a que en apenas una hora el inmueble aparecería, en algunas partes, prácticamente consumido.

Se trata de una fachada de las llamadas “ventiladas” y, según los vídeos, ha podido ser el viento lo que ha facilitado que las llamas propagadas entraran en esas cámaras e inflamaran el aislante, que suele ser un material derivado del petróleo que el ingeniero denomina “gasolina sólida”.

Este tipo de aislamientos tienen, describe Higuera, “muy buen comportamiento térmico”, tanto para aislar el frío como el calor, “pero las espumas sintéticas tiene mucho aire y son muy combustibles”, añade.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

incendioValencia

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad