CRISIS EN VENEZUELA

EE.UU. sancionará a los bancos que muevan dinero de Maduro

Más presión al régimen; suspenden visas y piden la deportación de la hija de Chávez.

El diputado Guerra muestra en dólares el salario mínimo; Juan Guaidó registra el momento. Foto: Reuters
El diputado Guerra muestra en dólares el salario mínimo; Juan Guaidó registra el momento. Foto: Reuters

El martes -un día después de su ingreso triunfal a Caracas luego de su gira latinoamericana- el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de países, le advirtió a Nicolás Maduro que la presión para que caiga su régimen “apenas” había comenzado. Y ayer miércoles Estados Unidos, el primer país en reconocer a Guaidó y a la cabeza de la ofensiva internacional contra el régimen chavista, se encargó se hacérselo notar a Maduro.

Estados Unidos denunció que Maduro y funcionarios de su entorno pretenden valerse de bancos extranjeros para mover y ocultar dinero, y advirtió que llegado el caso sancionará a esas instituciones financieras.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, anunció que el gobierno de Donald Trump envió una notificación formal a bancos que se encuentran fuera de Estados Unidos y que están financiando al régimen de Maduro.

“Estados Unidos -dijo Bolton- está advirtiendo a las instituciones financieras extranjeras de que enfrentarán sanciones si se ven envueltas en transacciones financieras ilegítimas que benefician a Nicolás Maduro y a su red corrupta”.

“No permitiremos que Maduro robe la riqueza del pueblo de Venezuela”, añadió Bolton.

Si Estados Unidos decide hacer realidad su amenaza, el impacto podría sentirse en bancos rusos y chinos, que han prestado dinero al régimen de Maduro durante años.

Según Bolton, estas medidas buscan “apoyar firmemente la transición democrática” en Venezuela y respaldar a Guaidó.

Las declaraciones de Bolton suponen el último paso en la campaña de presión de Estados Unidos contra Maduro, en el poder desde 2013 y que el 10 de enero pasado volvió a asumir la Presidencia como resultado de unas elecciones celebradas en mayo y no reconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea y la mayoría de los países latinoamericanos.

Estados Unidos fue el primer país en reconocer a Guaidó como presidente interino el 23 de enero pasado y, desde entonces, ha tomado varias acciones para presionar a Maduro: desde restricciones de visados a funcionarios venezolanos hasta sanciones a la petrolera Pdvsa, la principal fuente de ingreso de divisas para Venezuela.

“Estados Unidos apoya firmemente la transición democrática en Venezuela liderada por el presidente interino Juan Guaidó y la Asamblea Nacional, y lleva adelante varias iniciativas diplomáticas y económicas nuevas para apoyar esa transición”, dijo Bolton en su comunicado.

Desde 2015, Estados Unidos ha sancionado a más de un centenar de funcionarios y exfuncionarios venezolanos, entre ellos al propio Maduro y su esposa, Cilia Fuentes, acusándolos de violaciones a los derechos humanos, corrupción y narcotráfico. Además, aplicó un embargo al petróleo de Venezuela, crucial para su economía, que empezará a regir el 28 de abril.

Recorte de visas

Además del bolsillo del régimen, la Casa Blanca apunta a complicar la movilidad de los funcionarios venezolanos.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, reveló ayer miércoles que revocarán los visados a 77 venezolanos, entre ellos funcionarios del régimen y sus familiares.

Pence agregó que continuarán presionando a Maduro “hasta que la libertad -palabra que pronunció en español- se restaure en Venezuela”.

“Estados Unidos llama a todas las naciones del mundo a reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela y tomar el lado de la libertad”, añadió el vicepresidente.

Además, señaló que durante su visita la semana pasada a Colombia, cuando asistió a la reunión del Grupo de Lima en Bogotá, envió en mensaje a los aliados de Estados Unidos en la región: “Nicolás Maduro es un dictador”.

El martes, Estados Unidos renovó automáticamente una decisión ejecutiva adoptada el 8 de marzo de 2015, durante la Presidencia del demócrata Barack Obama, que declaró una emergencia nacional respecto a la situación en Venezuela a raíz de la “erosión de las garantías de derechos humanos”, persecución de los opositores, reducción de las libertades de prensa y uso de la violencia, entre otros.

La hija de Chávez

La presión para que caiga el régimen de Maduro también alcanza a la familia del fallecido presidente Hugo Chávez. Cerca de 30.000 personas han firmado ya una petición dirigida a la Casa Blanca en la que se reclama la deportación de Estados Unidos de María Gabriela Chávez (39), hija del expresidente y delegada permanente de Venezuela ante las Naciones Unidas.

“De acuerdo con la posición de Estados Unidos sobre Venezuela y su decisión de no reconocer el régimen de Maduro, el pueblo venezolano solicita respetuosamente la deportación de María Gabriela Chávez”, señala una solicitud registrada en la plataforma We the People, de la Casa Blanca.

La petición, lanzada por alguien que responde a las siglas J.P., debe alcanzar los 100.000 adherentes para obtener una respuesta de la Casa Blanca.
J.P. dice que la hija de Chávez “representa un régimen de narcotráfico y un estado terrorista”, agregó.

Por otro lado, pidieron a la Oficina de Control de Activos Extranjeros, que depende del Departamento del Tesoro, que abra una investigación sobre la hija de Chávez.

“Está catalogada como una destinataria conocida de grandes sumas de dinero resultantes de la corrupción sistemática en Venezuela”, apunta la petición.

“Salario mínimo, vergüenza universal”

La economía venezolano está en crisis, el bolívar pierde valor todos los días, cada vez cuesta más encontrar alimentos y medicamentos, y el salario mínimo no llega a los 6 dólares (menos de 200 pesos uruguayos). Cerca de 1,5 millones de empleados públicos ganan esto por mes.

“El salario mínimo es de 5,45 dólares al mes, el más bajo del universo. Esta es una vergüenza universal, un salario indignante que refleja la ruina del pueblo venezolano”, dijo durante un debate en el Parlamento el legislador José Guerra. Otros 2,5 millones de pensionistas perciben el mismo monto cada mes. “El pueblo venezolano no tiene cómo comer por un salario insuficiente (...), este pueblo hoy está arruinado por la hiperinflación”, añadió.

El propio Parlamento dijo el mes pasado que la inflación de enero de este año fue de 191,6 %, una cifra que equivale a 3,5 % cada día. En este sentido, el también diputado opositor, Elías Matta, señaló que “no hay salario en Venezuela que sirva” mientras no se controle la espiral inflacionaria.

ADEMÁS

La represión del régimen

Detienen a periodista de EE.UU: Estados Unidos exigió la liberación inmediata del periodista estadounidense Cody Weddle, detenido ayer mañana en Caracas por el régimen de Nicolás Maduro. La subsecretaria para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, condenó la detención de Weddle, un periodista independiente residente desde hace algunos años en Venezuela, donde es colaborador de medios norteamericanos como la cadena ABC, la CBC, el periódico The Miami Herald, el canal WPLG Local 10 y el diario británico The Telegraph.


Expulsan a embajador alemán: El régimen de Nicolás Maduro declaró ayer miércoles “persona non grata” al embajador de Alemania en Venezuela, Daniel Martín Kriener, por sus “recurrentes actos de injerencia” y le dio un plazo de 48 horas para abandonar el territorio venezolano. El anuncio se produce luego de que el lunes el diplomático alemán acudiera, junto a otros embajadores, al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, que sirve a Caracas, para recibir al líder opositor Juan Guaidó, que fue proclamado presidente interino el pasado 23 de enero.

Siete muertos en frontera con Brasil: El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, dijo ayer miércoles que fueron siete las personas que murieron tras los enfrentamientos el último fin de semana de enero en la frontera con Brasil, en el marco del fallido operativo para el ingreso de la ayuda humanitaria. Según relató la diputada Olivia Lozano, en la frontera con Brasil hubo más 58 personas detenidas y más de 42 heridos. “Muchos de ellos fueron trasladados al hospital de Boa Vista (en Brasil)” por la escasez de medicinas y de material médico del lado venezolano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)