LA CRISIS EN VENEZUELA

EE.UU. presiona para que ONU reconozca a Guaidó como presidente de Venezuela

Pence alertó que el “caos se extenderá por toda la región” si sigue Maduro.

“Usted no debería estar aquí”, le dijo el vicepresidente de EE.UU. al embajador de Venezuela. Foto: AFP
“Usted no debería estar aquí”, le dijo el vicepresidente de EE.UU. al embajador de Venezuela. Foto: AFP

Estados Unidos puso todo su peso diplomático ayer miércoles en el Consejo de Seguridad de la ONU para que ese organismo reconozca al líder opositor Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, lo que significaría otro duro golpe para el régimen de Nicolás Maduro. El encargado de llevar el mensaje de la Casa Blanca fue el vicepresidente Mike Pence.

"Llegó el momento de que Naciones Unidas reconozca al presidente encargado Juan Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela y recibir a su representante en este organismo", declaró Pence ante el Consejo de Seguridad de la ONU. De todos modos, fuentes diplomáticas estimaron muy difícil que Estados Unidos logre el apoyo en el Consejo de Seguridad —donde Rusia y China apoyan a Maduro y pueden vetar cualquier resolución en su contra— o en la Asamblea General.

Pence dijo que "Venezuela es un Estado fallido" y que "Nicolás Maduro debe irse", ya que de lo contrario "el caos y el sufrimiento se extenderán por la región".

Pence miró al embajador venezolano ante la ONU, Samuel Moncada, y se dirigió directamente a él: "Con todo respeto, señor embajador, usted no debería estar aquí", le dijo. "Usted debería regresar a Venezuela y decirle a Maduro que llegó su hora, que llegó la hora de que se vaya", agregó, mientras Moncada sonreía con sorna y negaba con la cabeza.

"Debemos parar la guerra de Trump", reclamó a su turno Moncada al Consejo, tras denunciar "una campaña de agresión (...) con máscara humanitaria" de Estados Unidos y el Reino Unido contra Venezuela.

Más de 50 países han reconocido a Guaidó como presidente de Venezuela. Cuando se le preguntó si Estados Unidos pensaba que tenía suficiente respaldo para derrocar al régimen de Maduro en la ONU, Pence dijo: "Creo que el impulso está del lado de la libertad".

El líder opositor no ofreció más detalles de este encuentro. Foto: EFE
Juan Guaidó, líder opositor venezolano. Foto: EFE

Pence anunció luego a periodistas que Estados Unidos presentará un proyecto de resolución ante los 193 países de la Asamblea General de la ONU —donde no se aplica el veto— para que Guaidó sea reconocido como presidente interino venezolano. Aunque Washington seguirá presionando por una transición pacífica, "todas las opciones están sobre la mesa" en Venezuela, insistió Pence, que recordó que la Organización de Estados Americanos (OEA) reconoció el martes al representante propuesto por Guaidó, Gustavo Tarre.

El embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, acusó a Estados Unidos de provocar una crisis artificial para expulsar a Maduro y reemplazarlo "con su propio peón", acciones que describió como "una violación brutal e ilegal del derecho internacional".

El embajador chino, Ma Zhaoxu, indicó por su lado que Pekín apoya a Venezuela "en sus esfuerzos para que se respete su soberanía" y "se opone a la intervención militar en Venezuela y al uso (político) de la llamada cuestión humanitaria". China es el principal acreedor de Venezuela.

El 28 de febrero, Rusia y China vetaron un proyecto de resolución estadounidense que urgía a celebrar elecciones "justas" en Venezuela, pero una contrapropuesta de Moscú también naufragó al no cosechar los votos necesarios.

Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU deberían exhortar al secretario general, António Guterres, a declarar formalmente que la situación en Venezuela constituye una emergencia humanitaria compleja que representa un grave riesgo para la región, señalaron ayer miércoles Human Rights Watch e investigadores de Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins.

Amenaza.

Mientras en la sede de la ONU en Nueva York Pence pedía desconocer a Maduro, en Washington el secretario de Estado Mike Pompeo agregaba más presión contra el régimen venezolano. Pompeo consideró que Maduro representa una "verdadera amenaza" para la seguridad de Estados Unidos debido a sus alianzas con Irán, Cuba y Rusia. "No creo que haya ninguna duda de que el régimen de Maduro supone una amenaza para la seguridad de Estados Unidos", dijo Pompeo en una comparecencia ante un comité del Senado. Al respecto, destacó el "riesgo muy real" que supone la presunta presencia en Venezuela de la organización chií libanesa Hizbulá; así como el tráfico de drogas a través de territorio venezolano y sus lazos con Rusia, país que recientemente envió dos aviones con militares a Caracas.

"Combina todo eso con la relación con los cubanos y el círculo cubano que rodea a Maduro y queda claro que el antiguo liderazgo de Venezuela, el régimen de Maduro, es una verdadera amenaza para Estados Unidos", insistió Pompeo, cuyo Gobierno se refiere a Maduro como "expresidente".

El Gobierno de Donald Trump asegura que Maduro está protegido por agentes de la inteligencia cubana y, por esa razón, ha amenazado a La Habana con endurecer el embargo comercial.

Sin acceso al FMI hasta definir quién gobierna

Venezuela no puede acceder a ningún programa del FMI, o retirar sus reservas dentro de esta institución, hasta que sus estados miembros aclaren qué gobierno reconocen en Caracas. La legitimidad del gobierno de Venezuela está en cuestión desde enero, cuando el líder opositor Juan Guaidó desafió la autoridad del presidente Nicolás Maduro. "Cualquier compromiso del FMI con Venezuela, incluida la respuesta a posibles solicitudes de transacciones financieras, se basa en el tema de la aclaración del reconocimiento del gobierno", dijo a la AFP un vocero del FMI. "Nos guiamos por nuestros miembros en ese tema, y en este punto, esa decisión no se ha tomado", agregó. Maduro asumió un segundo mandato hasta 2025 el 10 de enero tras cuestionadas elecciones, con apoyo interno de los militares y externo de Rusia y China. Pero Guaidó, presidente del parlamento, se proclamó presidente interino el 23 de enero, y ha sido reconocido por más de 50 países, incluido Estados Unidos.

El misterio del cartel "Venezuela" en la OEA

El letrero de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) desapareció el martes durante más de una hora después de que Gustavo Tarre, representante del líder opositor Juan Guaidó, fuera reconocido por el organismo. Según pudo comprobar EFE, el cartel ha sido repuesto y ya se encuentra en el Salón Libertador Simón Bolívar, donde se reúne el Consejo Permanente de la OEA.

La desaparición se produjo después de que el Consejo Permanente aprobara este martes una resolución para reconocer a Tarre como representante por designación de la Asamblea Nacional de Venezuela. Tarre aseguró que el cartel —de color negro y con letras blancas— había sido robado por la diplomática Asbina Ixchel Marin Sevilla, leal Nicolás Maduro, y que el martes ocupó la silla de Venezuela en la reunión del Consejo Permanente.

"Es un robo más. Venezuela está acostumbrada al saqueo de los bienes públicos. Lo que pude ver por televisión es que la representante de la usurpación se llevó el letrerito que dice Venezuela, que está en la mesa del Consejo Permanente", aseguró Tarre.

Los carteles sirven para identificar a los representantes de los 34 miembros activos de la OEA. Los diplomáticos colocan esos carteles de manera vertical cuando han solicitado su turno de palabra y también golpean con ellos la mesa cuando consideran que necesitan hablar inmediatamente porque se está violando alguna norma del reglamento interno.

Esos golpes han provocado que algunos de los carteles se deterioren y tengan que ser reemplazados, algo que ocurre con sesiones especialmente polémicas, como la del martes sobre Venezuela.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)