EL CORONAVIRUS EN EL MUNDO

Las economías caen al abismo por el COVID-19; 1.600 millones pueden quedar sin empleo

La difícil situación que se vive en el mundo por el coronavirus golpea tanto a las naciones en vías de desarrollo como a las potencias económicas.

El gesto de uno de los operadores de Wall Street, la principal bolsa del mundo, ilustra sobre el tiempo de inseguridad económica que afecta al mundo. Foto: AFP
El gesto de uno de los operadores de Wall Street, la principal bolsa del mundo, ilustra sobre el tiempo de inseguridad económica que afecta al mundo. Foto: AFP

La cifra estremece: 1.600 millones de personas -la mitad de los trabajadores del mundo- enfrentan el peligro inmediato de perder sus medios de vida. El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, hizo el lóbrego pronóstico al analizar las consecuencias destructoras que tiene el COVID-19 en la economía mundial. Ningún país se salva: el drama golpea tanto a las naciones en vías de desarrollo como a las potencias económicas.

Ryder afirmó que se espera “un enorme impacto en materia de pobreza”.

“Millones de empresas en todo el mundo tienen problemas para mantenerse a flote. No cuentan con ahorros o no tienen acceso al crédito. Esta es la realidad que enfrenta el mundo del trabajo. Si no les ayudamos ahora, van a desaparecer”, señaló Ryder.

Esas son repercusiones de las medidas restrictivas que se adoptaron en todo el planeta para intentar frenar el avance del temible coronavirus.

Por cierto, Uruguay siente el impacto, si bien el gobierno del presidente Luis Lacalle Pou se anticipó para tomar medidas preventivas, tanto en el ámbito de la salud como en la economía. Pero, la magnitud de la crisis queda demostrada por el hecho de que Europa se encuentra en medio de una caída económica como no se veía desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Y, se estima que pese a que varios países europeos comienzan a aliviar las restricciones, lo peor está por llegar, de acuerdo con lo que que dijo la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde. “La eurozona enfrenta una contracción económica de una magnitud y velocidad que no tienen antecedentes en tiempos de paz”, estimó Lagarde. Advirtió que la eurozona (los 19 países de la Unión Europea que usan la moneda común) podría tener una caída en su economía del 12% este año.

Desempleo en Estados Unidos. Foto: AFP

Si bien el BCE ha desplegado su poder de fuego para inyectar más de US$ 4 billones en la economía, se estima que no será suficiente para garantizar que la eurozona sobreviva sin ayuda de los gobiernos.

Impacto económico

“Europa experimenta un shock económico sin precedentes en los tiempos modernos”, indicó Paolo Gentiloni, comisionado europeo para la Economía. “Por eso, necesitamos un plan de recuperación que sea suficientemente grande y apunte a las economías y sectores más golpeados. Debe aplicarse en los próximos meses”.

Lagarde exhortó a los líderes europeos a ir más allá de los montos relativamente modestos a los que se comprometieron y “a trabajar hacia la creación de un fondo de recuperación”.

Su impactante evaluación surgió después de que la agencia de estadísticas de la UE indicó que la economía de la eurozona cayó 3,8% en el primer trimestre del año, el peor desempeño desde que se introdujo el euro en 1999.

La economía de Francia declinó 5,8%, la de España 5,2% y la de Italia 4,7%, las caídas más agudas desde la posguerra. A su vez, el gobierno de Alemania estima que el retroceso económico será de 6,3% este año, pero prevé crecimiento en 2021.

Los líderes en Bruselas no han podido acordar lo que hubiese sido la respuesta más ambiciosa a la crisis, emitiendo deuda en común con la garantía de todos los países. En cambio, han optado por políticas que sostendrán a los trabajadores desempleados, a las pequeñas empresas y los sistemas de salud con US$ 590.000 millones.

Italia y España, muy golpeados por el virus, lideran un bloque de países que reclaman un fondo de al menos 1,5 billón de euros para ayudar a la recuperación de la región.

Licencia.

Los datos oficiales publicados el jueves pasado solo comienzan a revelar la escala del daño causado por los cierres de numerosas actividades para prevenir.

El desempleo en la eurozona creció poco en marzo, pasando de 7,3% a 7,4%, pero significó la interrupción de la recuperación de puestos de trabajo que comenzó después de la crisis de la deuda en 2013.

En Francia, Alemania y otros países, millones de empleados se encuentran de licencia subsidiada por los gobiernos y por tanto no figuran como desocupados. La tasa de desempleo en Alemania creció de 5,1% en marzo a 5,8% en abril. Si bien 2.6 millones de alemanes están oficialmente desempleados, más de 10 millones están con licencia.

La tasa de desempleo seguirá creciendo a medida que las grandes corporaciones comiencen a despedir a trabajadores en respuesta a la caída de las ventas.

Las bolsas asiáticas sufrieron un fuerte impacto por el coronavirus. Foto: Reuters
Las bolsas asiáticas sufrieron un fuerte impacto por el coronavirus. Foto: Reuters

Otro gigante mundial se ha frenado. China tuvo una caída de 6,8% del PIB en el primer trimestre de este año. El FMI estima que crecerá 1,2% este año y 9,2% en 2021.

En América Latina, el índice de desempleo en Brasil se situó en el 12,2% en el primer trimestre, lo que supone un descenso de 0,5 puntos porcentuales con respecto al mismo período de 2019 (12,7%), pero un aumento frente al trimestre anterior (11%), informó el Gobierno. El desempleo afecta a 12,9 millones de personas, según los datos del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), que precisó que todavía no se puede analizar en detalle el impacto del coronavirus.

Para este año, el mercado financiero prevé una caída del PIB del 3,34 % por el COVID-19.

La expectativa de los analistas para la contracción del PIB brasileño este año se sitúa por debajo de la proyección divulgada por el Banco Mundial, que prevé una retracción de un 5%, y del Fondo Monetario Internacional (FMI), que calcula una caída de un 5,3 %.

Brasil confiaba en que tendría una recuperación más robusta este año, tras el discreto crecimiento que registró en los tres años anteriores (1,3 % en 2017, 1,3 % en 2018 y 1,1 % en 2019).

En México, Aunque el coronavirus llegó a finales de febrero, los efectos de la crisis global por la pandemia fueron suficientes para arrastrar a la débil economía mexicana a una caída del 1,6 % en el primer trimestre de 2020, la peor contracción de los últimos 11 años.

Más actividad en Argentina

El ministro de Desarrollo Productivo de Argentina, Matías Kulfas , afirmó que en el sector industrial se analiza qué nuevos sectores podrían comenzar a retomar la actividad en mayo después del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio para frenar el COVID-19.

“Se está analizando en el sector industrial qué diferentes plantas pueden empezar a funcionar”, indicó el ministro en declaraciones a CNN Radio.

En ese sentido, indicó: “Mayo va a tener un incremento importante en la cantidad de actividad que se va a ir incorporando”.

“Si miramos del lado del empleo, un 43% fue lo que estuvo funcionando hasta hace poco tiempo. Después pasamos arriba del 50% y creo que ahora se puede dar otro salto importante en mayo”, aseveró. “El objetivo del gobierno es evitar el cierre de empresas y los despidos masivos”. (Con información de La Nación-GDA)

Desempleo récord: 28 millones en 6 semanas
El gesto de uno de los operadores de Wall Street, la principal bolsa del mundo, ilustra sobre el tiempo de inseguridad económica que afecta al mundo. Foto: AFP

Más de 3,8 millones de personas en Estados Unidos solicitaron la semana pasada las prestaciones del subsidio por desempleo, con lo cual son ya casi 30 millones quienes lo han hecho en seis semanas en medio de la crisis por la pandemia del coronavirus.

La cifra de la semana pasada divulgada el jueves por el Departamento de Trabajo es algo inferior, no obstante, a los 4,42 millones de solicitudes de este beneficio en la semana anterior causadas por la paralización de gran parte de las actividades económicas en Estados Unidos debido a las medidas para contener el COVID-19.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, que da mejor idea de la tendencia del mercado, bajó de 5,79 millones a 5,03 millones en la semana que concluyó el 25 de abril.

El informe del gobierno apuntó que la tasa de desempleados cubiertos por el subsidio llegó al 12,4% en la semana que concluyó el 18 de abril, un aumento de 1,5 puntos porcentuales sobre la semana anterior y “el nivel más alto en la historia de este indicador”.

En la semana que concluyó el 18 de abril había 17,99 millones de personas recibiendo el subsidio por desempleo, con un incremento de 2,17 millones desde la semana anterior y también “el nivel más alto en la historia de este indicador”.

El dato acerca del subsidio por desempleo no da una imagen completa de la situación en el mercado laboral ya que no cubre a millones de personas que son “trabajadores independientes” u operan su propio negocio.

Un estudio del Instituto de Política Económica indicó que por cada diez personas que han completado exitosamente su solicitud de subsidio en el último mes, otras tres a cuatro intentaron hacerlo pero no pudieron superar las complicaciones del trámite.

El Gobierno informó que el PIB de la mayor economía del mundo se contrajo 4,8% en el primer trimestre de este año cuando empezó a sentirse el impacto del COVID-19. (Con información de EFE)

Otro informe del Departamento de Comercio mostró este jueves que el gasto de los hogares, que en Estados Unidos equivale a casi dos tercios del PIB, disminuyó en marzo un 7,5 %, la mayor caída desde que se inició este indicador en 1959.

La cifra semanal de solicitudes nuevas, que alcanzó una cima de 6,9 millones en la última semana de marzo, ha estado disminuyendo desde entonces al tiempo que en el país se hace más intenso el debate sobre la necesidad de mantener las normas de “distanciamiento social” que paralizan las actividades con el fin de combatir la pandemia, o la conveniencia de reabrir gradualmente los negocios para evitar un daño aún mayor a la economía.

El desempleo entre la población en general en EE.UU. subió del 3,5 % en febrero al 4,4 % en marzo, y saltó del 4,4 % al 6 % entre los hispanos, y del 5,8 % al 6,7% entre los afroamericanos.

En la semana que terminó el 18 de abril, los estados con mayores incrementos en la cifra de solicitudes del subsidio por desempleo fueron Florida, que añadió 326.251 solicitudes; Connecticut con 68.758; y Virginia Occidental con 31.811.

Las mayores disminuciones ocurrieron en Nueva York, con 189.517 solicitudes menos que en la semana anterior, California con 127.112 menos, y Michigan con 85.500 menos.

El incremento sin precedentes de despidos ha llevado a los analistas a calcular que el índice de desempleo, que estaba en el 3,5 % en febrero, superará el 15 % de la fuerza laboral, muy por encima del 10 % cuando en octubre de 2009 el país iba recuperándose de la Gran Recesión, y el nivel más alto desde la Gran Depresión en la década de 1930.

El Departamento de Trabajo dará el informe del desempleo de abril la próxima semana.

El Gobierno del presidente Donald Trump ha ampliado las normas de este subsidio con el propósito de ayudar a más trabajadores cuyas finanzas están al punto de quiebra en medio del cierre de fábricas, almacenes, tiendas, salas de espectáculos y escuelas bajo las instrucciones para que la gente se quede en casa. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados