PROTESTA CIUDADANA

Crisis climática: cuatro millones se manifiestan por el planeta 

Masiva movilización mundial de jóvenes en miles de urbes incluyendo Montevideo, exigen salvar la naturaleza.

La mayor presencia ciudadana en defensa del planeta y contra el cambio climático se desplegó en la ciudad de Hamburgo (Alemania). El mundo vivió una jornada inusual. Foto: AFP
La mayor presencia ciudadana en defensa del planeta y contra el cambio climático se desplegó en la ciudad de Hamburgo (Alemania). Foto: AFP

Ansiosos por su futuro en un planeta que se calienta y enojados con los líderes del mundo porque no encaran con eficacia la crisis que golpea a la naturaleza, una masiva movilización de jóvenes tomó las calles en todos los continentes, ayer viernes, en una jornada de protesta global contra el cambio climático. Los organizadores estiman que unas cuatro millones de personas participaron de las manifestaciones en 5.000 ciudades de 150 países.

En Montevideo, hubo una movilización en avenida 18 de Julio desde Plaza Independencia y hasta la Intendencia Municipal de Montevideo.

Es la primera vez que los jóvenes se mueven con esta magnitud global en reclamo de una acción vigorosa en defensa del planeta.

Berlín fue escenario de una enorme movilización con 100.000 participantes, de acuerdo con las estimaciones de la policía, mientras en Melbourne (Australia) -las primeras manifestaciones se hicieron allí y en las islas Vanuatu y Salomón en el Océano Pacífico por razones de horario- y Londres hubo presencia en las calles en número similar al registrado en Alemania. En Nueva York se estima que 60.000 personas viborearon por las estrechas calles de la parte baja de Manhattan. En otras partes del mundo, la concurrencia varió entre pocos miles y decenas de miles, pero en todos los casos los jóvenes expresaron su inquietud y reclamos en lugares como Manila (Filipinas), Kampala (Uganda) y Río de Janeiro, en tanto un grupo de científicos hizo una concentración en la Antártida. “Ustedes tuvieron un futuro, nosotros también debemos tenerlo”, cantaron los manifestantes mientras marchaban por la ciudad de Nueva York.

Exigencia. 

En Manhattan se destacó la presencia de Greta Thunberg, la adolescente sueca de 16 años y militante por la preservación de la Tierra, que organizó las huelgas de estudiantes de los viernes en Estocolmo y desató una respuesta global con el consiguiente movimiento de protesta. “Ahora, nosotros somos los que hacemos la diferencia. Si nadie actúa, entonces lo haremos nosotros”, expresó Greta a los manifestantes. “Exigimos un futuro seguro. Acaso, ¿eso es pedir demasiado?”

Si esta acción global contribuye a resolver el problema identificado por los manifestantes -frenar las emisiones de gases de efecto invernadero para alejar la catástrofe climática- ahora dependerá de la capacidad que tengan los defensores del planeta para mantener el impulso y una sostenida presión política sobre los gobiernos y las empresas que producen esas emisiones.

Estados Unidos es el lugar donde ese tema alcanza más relevancia porque es la nación que ha producido más emisiones desde el comienzo de la era industrial y que ahora está derogando una serie de regulaciones ambientales bajo el mandato del presidente Donald Trump.

“De ninguna manera hoy termina el reclamo global, sino que es el catalizador de la futura movilización”, afirmó Azalea Danes, de 16 años, estudiante de Secundaria en Nueva York. “Continuaremos haciendo huelgas”.

Greta admira la militancia

Greta Thunberg, la joven militante sueca que inspiró las manifestaciones por el clima, espera que la movilización realizada ayer “sea el punto de inflexión para la sociedad, que muestre cuántas personas presionan a los líderes antes de la cumbre climática de la ONU”. Greta estuvo presente en la manifestación en Nueva York. “Los militantes son increíbles, cuando ves las imágenes es difícil de creer”, comentó a los medios en Manhattan.

Excepción.

Las protestas también fueron notorias por el lugar donde no se efectuaron: China, que es el mayor emisor de gases de efecto invernadero entre todos los países.

Rara vez el mundo moderno ha sido testigo de un movimiento juvenil tan grande y ancho, que se extende de manera transversal tanto por las sociedades ricas como por las pobres, unido por un sentimiento de indignación ante un futuro que consideran se encuentra en peligro.

“Están movilizados en torno a un tema que provoca verdadera preocupación a través de los países y de zonas georgráficas”, indicó Dana Fisher, socióloga de la Universidad de Maryland, que estudia los movimientos sociales. “Supera la brecha que existe entre el mundo desarrollado y el mundo en vías de desarrollo. Todos conocemos el peso del cambio climático que recaerá en los hombros de estos jóvenes cuando sean adultos. Tienen un agudo sentido del problema”.

El movimiento juvenil actual es diferente de otras movilizaciones en torno a una causa. Hubo movimientos sociales en Estados Unidos contra la guerra de Vietnam y por los derechos civiles, en Sudáfrica contra la discriminación racial impuesta por el apartheid, así como en diferentes zonas del mundo contra las armas nucleares.

En un tiempo de deterioro de la confianza en las autoridades, los menores de edad son los que impulsan el debate. Usan internet para organizarse a lo largo de los continentes como nunca se logró. Si bien sus reclamos para terminar con los combustibles fósiles reflejan las demandas de sus mayores, han logrado que su movimiento conquiste la imaginación del público.

Cumbre en la ONU aborda el problema.

El secretario general de la ONU, António Guterres, afirmó que confía que la Cumbre para la Acción Climática del próximo lunes, en Nueva York, se convierta en “el momento” en el que los países “empujen” al unísono en la lucha contra el cambio climático, si bien es consciente de que la reunión “no lo va a resolver todo”. Rechazó convertirse en “juez” sobre este asunto, remarcó que no pretende que se le vea como que él gobierna el mundo y rehusó criticar a algunos países por su posición ante las evidencias científicas sobre el calentamiento global.

Guterres enfatizó que debe interesar que todos los actores internacionales, ya sean gobiernos, empresas u organizaciones, confluyan en un mismo camino en defensa del medioambiente. “El objetivo es que todo el mundo vaya en la misma dirección”, insistió.

En la cumbre está confirmada la participación de los presidentes de España, Francia, Alemania, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Ecuador, Turquía y Perú.

Guterres buscará “conseguir que la gente se mueva”, y valoró que las empresas y las corporaciones multinacionales sean conscientes de que será más rentable en el futuro luchar contra el cambio climático. (Fuente: EFE)

Multitud en brasil exige preservar la Amazonia

Estudiantes, profesores, militantes de organizaciones ecologistas y hasta autoridades de al menos veinte ciudades de Brasil se sumaron a las movilizaciones registradas en todo el mundo. En las manifestaciones se destacó la amplia presencia de jóvenes, principalmente estudiantes, que marcharon por céntricas calles de ciudades como São Paulo (fue el escenario de la mayor marcha), Río de Janeiro, Belo Horizonte y Recife, las mayores metrópolis del país. Los estudiantes, portando carteles con consignas ecológicas y ataques al presidente Jair Bolsonaro, al que acusan de promover la deforestación de la Amazonía por su retórica antiambientalista, dejaron claro su compromiso con el movimiento Fridays for Future, la campaña global contra la crisis climática liderada por Greta Thunberg. (Fuente: EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)