ATENTADO A BALAZOS

Crimen frente al Congreso fue una casualidad, dicen los indagados en Buenos Aires

Juan Fernández acusa a su sobrino; el diputado Héctor Olivares sigue grave.

la Policía Científica realizan pericias en la zona cercana al Congreso donde se cometió el crimen y el ataque. Foto: Reuters
la Policía Científica realizan pericias en la zona cercana al Congreso donde se cometió el crimen y el ataque. Foto: Reuters

Argentina sigue estremecida por el sangriento ataque en el que sufrió graves heridas el diputado de la Unión Cívica Radical, Héctor Olivares -se encuentra en estado crítico- y murió su asesor Miguel Yadón, coordinador del fondo fiduciario del transporte de La Rioja, mientras la Justicia y los investigadores de la Policía buscan desentrañar algunos aspectos misteriosos del caso.

Seis personas fueron detenidas, incluyendo una que había huido a Montevideo con su familia.

Olivares y Yadón resultaron blanco del ataque planeado por un clan familiar para vengar a una de sus integrantes que mantenía una relación con el asesor del diputado.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich afirmó que los arrestados forman “un clan mafioso” que no dudó en matar a una persona por “asuntos de carácter personal, por códigos de sangre mal llamados códigos de honor”.

Juan Jesús Fernández, uno de los indagados, declaró ayer sábado ante la Justicia argentina y negó su relación con el crimen, del cual culpa a su sobrino Juan José Navarro Cádiz, “El Cebolla”, de acuerdo con lo que informó el abogado de Fernández, Ramiro Rúa.

“Fue el autor del homicidio. No solo eso, puso en riesgo a toda la familia”, afirmó el abogado en declaraciones a TN sobre Navarro Cádiz.

Según la versión que Fernández -conocido como “El Gitano”- expresó ante el juez, él estaba bebiendo con amigos por la zona cuando se encontró con su sobrino, que estaba “muy violento”, y en un momento salió del coche en el que ambos se encontraban y realizó los disparos “a cualquiera”.

“Dentro del auto estaba muy irascible Navarro Cádiz, estaba muy violento, había discutido con su esposa. Era una situación cotidiana. Él (Fernández) trató de calmarlo y de repente sacó el arma y disparó a cualquiera, fue a voleo, eso le hubiera podido tocar a cualquiera” aseguró Rúa. Agregó que el encuentro entre Fernández y su sobrino fue una “casualidad” ya que ellos “no tenían un vínculo cotidiano” y solo “se veían para las fiestas y normalmente terminaban muy mal”.

Después de producirse los disparos, en los que el Olivera resultó gravemente herido y su acompañante, Yadón, falleció; Fernández “se asusta y se va”, según la versión detallada por Rúa. “La gente no intervino, hay unas personas que se van. Él (Fernández) hace ademanes con la mano, como recriminando el hecho, pidiendo auxilio, y después se asusta y se va. La otra persona que iba con él, el que disparó, huyó del vehículo”, aseguró el abogado antes de añadir que su cliente no se entregó a la Justicia “por temor”.

Además señaló que ninguno de ellos conocía al fallecido Yadón ni al diputado Olivares, por lo que el crimen no se debe a motivos personales.

Navarro Cádiz, de 26 años, fue detenido el viernes en un hotel en Montevideo. Se encuentra en prisión preventiva a la espera de la extradición a Argentina, según indicó el fiscal Juan Gómez.

El fiscal de homicidios, Juan Gómez, acostumbra presentarse en la escena del crimen. Foto: M. Bonjour
Juan Gómez, fiscal de Homicidios. Foto: Marcelo Bonjour

Una de las personas indagadas es Estefanía Fernández Cano, de 24 años y nacionalidad española, hija de Juan Jesús Fernández. En la declaración indagatoria manifestó que no conocía a ninguna de las dos víctimas y dijo que los tiros fueron hechos sin una premeditación por “El Cebolla”.

Los detectives policiales, por el testimonio de una persona que conoce al clan familiar, habían obtenido el dato de que Estefanía tenía una relación sentimental con Yadón y que hubo un problema que la familia “quiso resolver”. En un primer análisis, en el teléfono celular de la joven no se encontraron comunicaciones y contactos con Yadón y Olivares.

El diputado Olivares sigue en estado crítico. “En este momento está inestable, con alto requerimiento de drogas vasoactivas, sigue con los reemplazos de las funciones de órganos y respiratoria, renal con diálisis y con soporte hemodinámica para mantener su función cardiovascular”, indicó Juan Pablo Rossini, subdirector del hospital Ramos Mejía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados