Publicidad

Colombia: comandante guerrillero afirma que secuestraron al padre del futbolista Luis Díaz “por error”

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) dijo que no sabía que se trataba del padre del jugador y anunció su liberación. El hecho arriesga el “proceso de paz” que propuso el gobierno de Petro.

Compartir esta noticia
AFP_33ZK8ZE.jpg
La vigilia para pedir por la liberación del padre de Luis Díaz.
Foto: archivo AFP

AFP
El comandante militar del ELN, Antonio García, reconoció este sábado que la guerrilla cometió un “error” al secuestrar al padre del futbolista colombiano Luis Díaz y aseguró que ordenó su liberación.

“Fue un error la retención del padre de Luis Díaz realizada por el Frente de Guerra Norte”, escribió en su canal de Telegram el cabecilla rebelde. Los miembros de esa rama del Ejército de Liberación Nacional (ELN) abordaron el 28 de octubre la camioneta en la que se movilizaba Luis Manuel Díaz junto con su esposa en Barrancas, el poblado natal del jugador del Liverpool en el departamento de La Guajira (norte). Ese mismo día Cilenis Marulanda fue liberada, pero los secuestradores se llevaron al padre, según las autoridades a la aledaña Serranía del Perijá, en la frontera con Venezuela.

El miércoles los negociadores de paz del ELN le confesaron a la contraparte del gobierno que el Frente de Guerra Norte tenía a Luis Manuel, conocido como “Mane”.

Según lo manifestado por el comandante ayer sábado, en la primera confesión pública del ELN por este hecho, la cúpula guerrillera “orientó la liberación del padre de ‘Lucho’”. “Esperamos que las situaciones operativas en el terreno puedan solucionarse, es la orientación que tienen los mandos para agilizar la liberación”.

Medios locales publicaron un comunicado del Frente de Guerra Norte al que ninguna autoridad le ha dado veracidad. En ese texto aseguran que secuestraron a “Mane” para pedir dinero a cambio de su liberación, pero no sabían que se trataba del padre del extremo de la selección Colombia.

El drama de Luis Díaz hace tambalear el proceso de paz que sostiene el ELN con el gobierno de Gustavo Petro y el cese al fuego bilateral por seis meses acordado entre las partes desde el 3 de agosto.

Opositores señalan que la guerrilla se está burlando del gobierno y continúa secuestrando, pese a que el decreto de la tregua especifica que esos actos violan la tregua.

Petro aseguró en la víspera que el secuestro fractura la “confianza” entre los negociadores de cara a “las posibilidades de paz en Colombia”.

De enero a septiembre de este año 241 personas han sido retenidas por grupos ilegales en el país, 70% más que en el mismo periodo del año anterior, según el Ministerio de Defensa.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad