BRASIL

Bolsonaro: “FFA.A. están para defender la democracia”

Policía allanó locales de grupos que son investigados por haber liderado manifestaciones antidemocráticas en los últimos días y haber simulado ataques con fuegos artificiales contra la Suprema Corte.

Jair Bolsonaro. Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

En medio de una crisis política y llamamientos de sectores ultras de intervención militar y disolución del Congreso, el presidente brasileño Jair Bolsonaro aseguró ayer domingo que la misión de las Fuerzas Armadas es defender la democracia, buscando ahuyentar las versiones de un golpe de Estado.

Bolsonaro hizo estas declaraciones en Río de Janeiro, durante el funeral de un paracaidista que murió el sábado en un accidente en una base aérea.

“Nuestra misión, la misión de las Fuerzas Armadas, es defender el país, defender la democracia”, dijo Bolsonaro en un video que fue publicado online. Agregó que “estamos al servicio de la voluntad de la población brasileña”.

En Brasilia cada vez crece más la tensión ante las diferencias entre el presidente y la Corte Suprema, por investigaciones judiciales que involucran a los hijos de Bolsonaro y aliados políticos, y propuestas de juicio político en el Congreso.

Las fricciones además ocurren en momentos en que Brasil tiene que lidiar con un empeoramiento de la pandemia del coronavirus.

Además, la policía está detrás de grupos extremistas que apoyan a Bolsonaro. Ayer domingo desplegó una operación contra tres de estos grupos extremistas.

Grupos ultras

El operativo consistió en un registro y allanamiento en una finca de Brasilia, considerada la sede de los grupos “QG Rural”, “300 de Brasil” y “Patriotas”, conformados por militantes a favor del Gobierno de Bolsonaro, explicó la Coordinación Especial de Combate a la Corrupción y a la Delincuencia Organizada (Cecor) de la Policía Civil del Distrito Federal.

Los tres grupos son investigados por haber liderado manifestaciones antidemocráticas en los últimos días y haber simulado ataques con fuegos artificiales contra el edificio de la Suprema Corte.

Asimismo, la Policía investiga la práctica de “supuestos delitos de milicia privada, amenazas y posesión de armas”.

En la acción, una treintena de agentes decomisaron fuegos artificiales, apuntes con planificaciones de acciones y discursos, teléfonos móviles, un cuchillo, una caja fuerte y otros materiales destinados a manifestaciones.

La operación de este domingo se produjo poco antes del inicio de las protestas convocadas por grupos a favor y contra de Bolsonaro, que han ocupado las calles de diversas ciudades en las últimas semanas.

Miles de brasileños salieron ayer por cuarto domingo seguido a las calles del país en actos a favor y en contra del presidente Bolsonaro. Tanto las protestas favorables como las contrarias al mandatario registraron adhesiones significativamente menores que las de los domingos anteriores y transcurrieron también de manera más pacífica.

Las manifestaciones suceden cuando el cerco judicial a la familia Bolsonaro se aprieta debido al encarcelamiento preventivo el jueves de un ex asesor del senador Flávio Bolsonaro, primogénito del presidente.

Se trata del expolicial Fabrício Queiroz, quien era también cercano al mandatario, y que ahora está bajo sospecha por supuesta intermediación en un esquema corrupto de confisco de salarios de colaboradores del gabinete de Flávio Bolsonaro que operó al menos entre 2016 y 2017 con la finalidad de beneficiar al propio legislador cuando era diputado regional de Río de Janeiro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados