Publicidad

Provincias que se rebelan contra del pago de un bono de $60.000 a trabajadores que anunció Sergio Massa

También se expresaron cámaras empresariales, que reivindican los acuerdos paritarios como forma de acordar aumentos y beneficios. El ministro candidato hizo el anuncio el domingo, junto con una batería de medidas.

Compartir esta noticia
Sergio Massa, ministro de Economía de Argentina y candidato a presidente por el partido Unión por la Patria (kirchnerismo)
Sergio Massa, ministro de Economía de Argentina y candidato a presidente por el partido Unión por la Patria (kirchnerismo).
AFP fotos

La Nación/GDA
Después de los primeros reparos de intendentes de Buenos Aires y asociaciones empresarias como la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), continuaron los rechazos contra el bono de $60.000 para trabajadores privados y públicos anunciado por el ministro de Economía y candidato presidencial, Sergio Massa.

Se manifestaron en contra la Federación de Comercio e Industria de la ciudad de Buenos Aires, la Cámara Argentina de la Construcción, la Unión Industrial Argentina (UIA) y el grupo de entidades empresarias de Córdoba.

También los gobiernos de Santa Fe, Córdoba, Misiones, CABA, San Juan, La Pampa, Entre Ríos, Neuquén, Jujuy, Catamarca, Tucumán y Santa Cruz sostuvieron que no abonarán el refuerzo.

A los gobernadores e intendentes, la invitación de Massa a que “hagan el esfuerzo junto al Estado Nacional para tratar de mejorar el ingreso de los trabajadores estatales” y paguen un bono les generó “sorpresa”.

Varias fuentes provinciales consultadas por La Nación admitieron que la semana pasada -cuando ya se barajaba el anuncio del refuerzo- plantearon la posibilidad de que el Gobierno central habilitara una línea de financiamiento, opción que fue rechazada.

A diferencia de a nivel nacional, donde unos 390.000 empleados recibirán el bono, en las provincias y municipales los sueldos netos debajo de los $400.000 son la mayoría y el peso presupuestario de otorgar un refuerzo es significativo, ya que la partida de personal representa en promedio 60% del gasto.

Mientras tanto, quedaron expuestos a las presiones de los gremios, más allá de que todos tienen ya un sendero paritario decidido.

Hasta ahora, solo tres gobernadores se plegaron a la medida -Rodolfo Suárez (Mendoza), Ricardo Quintela (La Rioja) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero) -mientras que las autoridades de Santa Fe, Córdoba, Misiones, CABA, San Juan, La Pampa, Entre Ríos, Neuquén, Jujuy, Catamarca, Tucumán y Santa Cruz plantearon directamente que no analizan el pago porque están negociando o acaban de cerrar las paritarias.

El ministro de Trabajo santafesino, Juan Manuel Pusineri, dijo que la decisión ya está tomada, y agregó: “Aplicamos un acuerdo paritario”. En la misma línea, el vicegobernador sanjuanino Roberto Gattoni sostuvo: “Acabamos de otorgar un aumento a los empleados públicos y creo que al bono hay que compatibilizarlo con los acuerdos paritarios”.

“La provincia no prevé otorgar sumas fijas a empleados y empleadas estatales. La totalidad de los trabajadores y trabajadoras están bajo convenios colectivos y se acordó en paritarias con todos los gremios”, confirmó el gobierno neuquino en un comunicado.

Julio César Comello, secretario de la Gobernación de Córdoba, explicó que el aumento salarial ya otorgado a los trabajadores del sector público garantiza que ningún empleado recibirá un incremento menor a $33.000, por lo que no habrá bono.

El ministro de Hacienda y Finanzas jujeño, Carlos Sadir, señaló su provincia no tiene “las posibilidades para hacer frente a ese pago, salvo que el Gobierno Nacional envíe los fondos”.

Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires y aliado de Massa, también se cuenta entre los que están “analizando” dar una suma fija; en su administración señalan que los sueldos estatales -por las paritarias acordadas- no vienen perdiendo ante la inflación.

Los intendentes de Buenos Aires ya le hicieron saber que no están en condiciones de hacer frente a ese pago.

además

Empresas reivindican convenios

La Unión Industrial Argentina ratificó que el camino para las discusiones salariales son los acuerdos paritarios. En un comunicado, indica que las medidas para “reducir los impactos de la devaluación deben ser el ordenamiento de la macroeconomía y la lucha contra la inflación”. Añade que los aumentos por decreto “colisionan con los consensos salariales ya firmados”.

Detalla que la industria argentina cuenta con 346 convenios colectivos de trabajo activos, con sus respectivos acuerdos para incrementos de remuneraciones.

Desde la Cámara de la Construcción, su presidente Gustavo Weiss indicó que, si bien entienden la problemática del asalariado, simultáneamente hay empresas del rubro complicadas para poder pagar el bono.

El ministro pidió a provincias “hacer el esfuerzo”

Como explicó Sergio Massa en un video, los empleados del sector privado percibirán una suma fija de $60.000 en dos cuotas mensuales, no remunerativa y por única vez, absorbible por las paritarias.

Alcanzará a trabajadores con salarios netos de hasta $400 mil mensuales. Se prevé que sean 5,5 millones de los beneficiados. Para este caso, sumó el ministro, el Estado asume parte el costo en el caso de micro y pequeñas empresas.

Respecto de los empleados del sector público, la medida será similar: una suma fija de $60.000 pagadera en dos cuotas mensuales, no remunerativa y por única vez, absorbible por las paritarias. También es para trabajadores con salarios netos de hasta $400 mil mensuales.

“Invitamos también a las provincias y los municipios a que hagan el esfuerzo junto al Estado nacional para mejorar el ingreso de los trabajadores estatales”, cerró el titular del Palacio de Hacienda.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Sergio Massa

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad