JUICIO Y CAMPAÑA ELECTORAL

Argentina expectante ante primer juicio oral a Cristina

La expresidenta estará junto a otros acusados, entre ellos Báez y De Vido.

Cristina Fernández. Foto: Reuters
Cristina Kirchner. El sábado anunció que integrará la fórmula como vice de Alberto Fernández. Foto: Reuters

Cristina Fernández de Kirchner hubiera deseado otro arranque de campaña electoral, pero los políticos no controlan los tiempos judiciales. Apenas 72 horas después de anunciar que irá como “segunda” en la fórmula presidencial con Alberto Fernández para las elecciones de octubre próximo -previo paso por las internas de agosto-, Cristina comparecerá hoy martes ante un tribunal, en el primer juicio oral que se le inicia de la docena de causas que tiene abiertas por presunta corrupción.

La expresidenta y actual senadora está citada al mediodía, para escuchar la acusación en una causa en la que también se juzgará al empresario Lázaro Báez, uno de los principales beneficiarios por la concesión de obra pública durante el kirchnerismo y que permanece en prisión desde 2016 por lavado de dinero. También están acusados el exministro de Planificación Federal Julio De Vido y el exsecretario de Obras Públicas José López, ambos en prisión por otras investigaciones.

Otros nueves exfuncionarios de los gobiernos kirchnerista también están acusados en este juicio y deberán comparecer hoy junto a Cristina.

Al frente del juicio estarán los magistrados Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Luciano Gorini y Andrés Fabián Basso.

Este caso tiene que ver con la adjudicación de obras en la provincia de Santa Cruz, un feudo electoral de los Kirchner.

Esta será la primera causa por la que Cristina deberá responder como acusada, quien está involucrada en una decena de procesos que derivaron en cinco órdenes de detención que no llegaron a hacerse efectivas por los fueros de los que goza como senadora.

Algunos de los que integraron su círculo de confianza, como el que fuera contador de la familia Kirchner, Víctor Manzanares, han colaborado con la justicia. “Entiendo que es un momento necesario para la República. Ojalá se haga justicia, ojalá demos señales para nuestra futura generación”, declaró Manzanares a la prensa, y recalcó que la forma de justicia que desea es que se apliquen “las condenas, no hay otra”.

Manzanares estuvo en prisión hasta el pasado viernes debido a una causa en la que se investiga la supuesta conformación de una asociación ilícita para lavar dinero a través de una empresa de Cristina y sus hijos, Máximo, actual diputado, y Florencia, hoy en tratamiento médico en Cuba.

El exjefe de gabinetes kirch-neristas, Alberto Fernández, que encabezará la fórmula presidencial con Cristina, estará en el juicio pero como testigo.

“Hoy me enteré que no puedo acompañarla (a Cristina) porque soy testigo en la causa”, afirmó Fernández en una entrevista con la radio LU 12 y el diario La Opinión Austral.

“Yo lamento que la justicia haya hecho esto. No tengo ningún problema que se investigue la obra pública”, dijo, y agregó: “Nunca voy a entender la responsabilidad que tiene un presidente en eso. Porque por el sistema de delegación de funciones, la licitación de obra pública no es materia del presidente”.

El juicio arranca tras una semana cargada de polémica después de que la Corte Suprema de Justicia solicitara revisar la documentación del caso debido a los recursos de los acusados, una medida que hizo temer un aplazamiento. Finalmente la Corte se pronunció el jueves afirmando que la revisión del expediente “no suspende el juicio oral en trámite”.

“La medida es al solo efecto de examinar la causa que, una vez extraídas y certificadas las copias pertinentes, será devuelta a dicho tribunal, en tiempo oportuno”, agregó el escrito de la Corte.

Igual siguieron los intentos para frenar el juicio oral. Báez y otros de los acusados interpusieron recursos para retrasar el juicio aunque el Tribunal Oral Federal 2, encargado de la causa, las desestimó ayer lunes y ratificó la fecha estipulada.

El juicio tenía que haber empezado el 26 de febrero, aunque se postergó al 21 de mayo por problemas de salud de uno de los jueces que integraban el tribunal, que finalmente falleció en marzo.

La causa guarda semejanzas con otras que afectan también a Cristina y Báez, y en las que se investiga si se usaron dos sociedades inmobiliarias de los Kirchner para recibir, mediante arrendamientos de propiedades, transferencias millonarias de parte de empresarios como Báez, que a su vez habría recibido adjudicaciones de obras con sobreprecios.

En la primera comparecencia de Cristina ante el juez Claudio Bonadio, el 13 de abril de 2016, una multitud se movilizó para apoyarla. Ese día, desde un escenario montado afuera del edificio judicial, la expresidenta habló durante una hora, lanzó fuertes críticas al gobierno de Mauricio Macri y dijo ser víctima de una persecución judicial. Aunque este es el primer juicio oral que enfrentará Cristina, se espera que su visita a los tribunales sea más discreta que la primera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)