La batalla contra el déficit

Argentina se ajusta el cinturón, pero no calma a los mercados

Aplicarán impuesto a las exportaciones durante dos años para llegar a déficit cero en 2019.

El ministro de Economía de Argentina, Nicolas Dujovne. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto: AFP

Argentina aplicará un nuevo impuesto a las exportaciones y recortará gastos para reducir su déficit fiscal, mientras negocia más asistencia con el FMI. Con estas medidas, el gobierno de Mauricio Macri aspira a eliminar el déficit fiscal para 2019 y mitigar así la alta inflación y la recesión que azotan al país, pero el mercado cambiario respondió negativamente a los anuncios. "En el año 2019 (...) vamos a confluir ya al equilibrio fiscal antes del pago de intereses, eso implica que vamos a ahorrar 6.000 millones de dólares más, que no necesitamos financiar en los mercados", dijo ayer lunes el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El nuevo impuesto tasará hasta fin de 2020 los embarques de productos primarios en $ 4 por dólar y del resto de las exportaciones en $ 3 por dólar. Se espera que el gravamen, que recaerá principalmente sobre embarques agrícolas y mineros, genere ingresos equivalentes al 1,1% del PIB para 2019.

Con un dólar actualmente en $ 38, el impuesto es casi del 10% del valor exportado, que en el caso de los granos de soja y sus derivados se sumará al 18% que ya tributan.

Argentina aspira a lograr un superávit primario de 1% en 2020, sostuvo Dujovne, que ayer viajó a Estados Unidos para cerrar un nuevo acuerdo con el FMI.

En junio, luego de las primeras turbulencias financieras en los mercados locales, Argentina acordó con el FMI una línea de préstamo por 50.000 millones, cuyo desembolso ahora el Gobierno pretende acelerar para lidiar con la crisis.

La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde y Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda argentino. Foto: Reuters
La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde y Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda argentino. Foto: Reuters

Las medias de recorte del gasto público van acompañada de una reestructura del gabinete que incluye la eliminación de ministerios.

"Por lo que dijeron, no se ve demasiado (ajuste de gastos). Si lo que cambia es el cargo de secretario (...) es más o menos lo mismo", dijo Mariel Fornoni, directora de la consultora política Management & Fit.

Las medidas, además, no lograron llevar tranquilidad al mercado cambiario: el peso argentino cerró ayer a 38,2 unidades por dólar, acumulando una devaluación de casi un 50% a lo largo de 2018.

La agencia Standard & Poors puso el viernes la perspectiva de la calificación crediticia de Argentina en revisión con implicancias negativas, desde estable, por el riesgo que corre la implementación de medidas de ajuste económico que permitan recuperar la confianza de los inversionistas.

Según la firma ING Economics, si con los anuncios de ayer el gobierno argentino no estabiliza la moneda, "será necesario contemplar opciones más drásticas, como por ejemplo un control de capitales".

El gobierno apuntó al desfavorable entorno internacional como una de las causas de la crisis, en particular la situación en Turquía y en Brasil y la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Apoyo político.

En su discurso, Macri dijo lamentar tener que gravar las exportaciones. "Sabemos que es un impuesto malo, malísimo, pero les tengo que pedir que entiendan que es una emergencia", reconoció.

El presidente Mauricio Macri, ayer durante su mensaje desde la Casa Rosada: “Debemos madurar y no vivir por arriba de nuestras posibilidades”. Foto: AFP
Foto: AFP

Los anuncios de Macri y Dujovne recibieron ayer algunas críticas de sectores del agro, pero también comprensión de las gremiales de productores.

En el plano político, los aliados al gobierno de Macri respaldaron las medidas. Con su estilo directo, la diputada Elisa Carrió, líder de Coalición Cívica y aliada de Cambiemos, el sector de Macri, dijo que el gobierno no se irá en "helicóptero".

Carrió se refería a Fernando de la Rúa, el presidente que renunció en medio de la crisis de 2001 y se fue de la sede del gobierno en helicóptero.

"Me van a tener que sacar muerta de la Casa Rosada, porque viva no salgo, y Macri tampoco", dijo la diputada.

"Vamos a pasar los meses más difíciles de la Nación, pero hay un modelo de salida que puede traer prosperidad, que es cambiar la alianza económica que rigió el autoritarismo y el corporativismo", agregó Carrió.

"La decisión que tiene Macri no la vi en otro dirigente político. La voluntad de sacar a la Argentina de la patria contratista se la vi", sostuvo.

Por su parte, la Unión Cívica Radical (UCR) emitió un breve comunicado de respaldo a las medidas. "Necesitamos construir una economía sana, instituciones fuertes y armonía social. Confiamos en que la Argentina pueda lograrlo por este camino", dijo la UCR.

Con el Fondo Monetario Internacional
Lagarde: Directora gerente adelantó el contenido de la reunión. Foto: AFP

Hoy martes el ministro Dujovne expondrá a la directora del FMI los detalles del nuevo compromiso que Argentina asume a cambio de acelerar los desembolsos previstos para 2019 y 2020. Desde junio ya recibió 15.000 millones de dólares y la semana pasada otros 3.000 millones. El FMI concedió en junio un auxilio de 50.000 millones de dólares a tres años a Argentina, el mayor en su historia.

Medidas para un déficit 0%

Retenciones. El 1,3% de los 2,6% puntos del PBI de mejora fiscal prevista vendrá de los ingresos por nuevas retenciones al campo, a la industria y a los servicios. Con respecto a las exportaciones, se le aplicará un impuesto de $ 4 por dólar a la producción primaria y $ 3 por dólar al resto de bienes o servicios al exterior. Serán transitorios y se extenderán hasta diciembre de 2020.

Ingresos adicionales. El gobierno espera sumar recursos por rentas de la propiedad y mayores ingresos de capital.

Inversión pública. Se achicará en 0,7 puntos del PBI, con un ahorro real en el orden del 50%.

Subsidios. El recorte representará 0,5% del producto. Eso se logrará con el traspaso del gasto a las provincias, que se harán cargo de la tarifa social eléctrica y de las bonificaciones que pesan en el transporte. La provincia de Buenos Aires y la Capital Federal serán dos de las que deberán afrontar mayores gastos.

Salarios estatales. Recorte de 0,2% del PBI en las remuneraciones y los gastos operativos del Estado. Esa cuenta surge de un ahorro del 20% en bienes y servicios, del congelamiento del ingreso de personal a la administración y la recomposición salarial, que no podrá superar a la inflación.

Ayuda social. Nuevas partidas para atender el gasto social.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)