EN PRIMERA PERSONA

Entendé, conocé, preguntá y jugá: cómo nos acercamos a niños con desafíos

Magalí Fernández es maestra y se especializa en trabajar con niños con TEA. Nos invita a desafiarnos a nosotros mismos para incluir y aceptar a estos niños únicos. 

En primera persona: Magalí Fernández, maestra de niños con TEA
VEA EL VIDEO

Los papás que conversan con Magalí por primera vez seguramente se sienten más tranquilos. Ella habla segura y convencida de lo que dice. La ternura y el cariño hacia sus alumnos se traduce en cada anécdota y cada ejemplo. Son muchos años de entender. Magalí Fernández es una de las pocas docentes en Uruguay que trabaja con niños "poco convencionales" según su propia definición. Su primer alumno fue Santiago y está convencida que fue su gran maestro. Un día, la madre de Santiago le pidió que la ayudara porque su hijo había sido diagnosticado con TEA (Trastorno del Espectro Autista).  "Yo sabía muy poco pero acepté el desafío y le dije a su mamá que no conocía mucho de qué se trataba el TEA pero que iba a aprender. A partir de ahí vinieron muchos Santiagos" recuerda. 

El desafío, dice otra vez segura, son los niños y sus necesidades pero también los adultos y las instituciones. "Hay miedos. El sistema no ayuda, hay que hacer algunas adecuaciones y adaptaciones. Los maestros están condicionados pero por suerte  hay docentes valientes" dice.

Magalí sabe que hoy, en cierta medida, es más fácil que hace algunos años. Que la información está "al alcance de un botón" pero que, obvio, no es suficiente. "Hoy se sabe más y la prevalencia aumentó mucho.  No hay cifras oficiales pero en Uruguay son unas 30 mil personas con TEA. En el mundo hay más información. Antes había 1 cada 1000 habitantes y ahora 1 cada 60. ¿Por qué? Es un misterio" agrega.  

Para Magalí se puede estudiar mucho sobre TEA, pero no se puede aprender sobre inclusión, si no hay empatía. "Tenemos que entender que lo que a los adultos nos puede parecer un berrinche y un niño maleducado, quizás es un niño que está teniendo sobreestímulos o el ambiente dónde está lo está alterando".  

La clave está en conocer, saber, informarse y preguntar. Mostrarse abiertos y receptivos. Especialmente a los papás de los niños con TEA. Esos papás que son para Magalí los principales terapeutas y los que contienen a sus niños más que nadie. Es que el TEA no es una sentencia y se empieza por entender qué es lo nuestros hijos necesitan. 

Dos cuentos y un documental recomendados para niños: 

1) El cuento "Por cuatro esquinitas de nada" de Jerome Ruillier

2) Mi hermanito de la luna 

3
) El viaje de María 

(Nota de Redacción: en el video se utilizaron dibujos de niños sin TEA para ilustrar que cada niño es único y que la mirada de la realidad es diferente en cada uno. Fernández dice "niños con desafíos" son todos, con TEA y sin TEA) 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º