Publicidad

Partió primera carga de 42.000 toneladas de soja uruguaya con destino a China

El buque granelero "Shine pearl", de bandera de Liberia, realiza su primer viaje a China. La eslora (largo) de la embarcación es de 229 metros y su manga (ancho) es de 32,26 metros.

Compartir esta noticia
Barco Shine Pearl.
Barco Shine Pearl.
Foto: ANPComunicación.

El primer embarque de 42.149 toneladas de soja se efectuó entre el viernes 10 y el jueves 16 pasado, en el buque granelero “Shine Pearl”, de bandera de Liberia. La eslora (largo) de la embarcación es de 229 metros y su manga (ancho) es de 32,26 metros.

Este buque fue construido en este año y realizó su primer viaje con esta carga de soja uruguaya con destino a China. Es por ello que el operador portuario Terminales Graneleras Uruguayas (TGU), ubicada en Nueva Palmira, entregó a este buque una placa en homenaje a su primer viaje, afirmó el gerente de Operaciones de dicha compañía, Gastón Borba.

El jueves 16, la Administración Nacional de Puertos (ANP) recibió información acerca del arribo para hoy o mañana del buque “C Force”, el cual cargará unas 40.000 toneladas de soja uruguaya para exportación. El operador portuario será otra vez TGU y la agencia marítima es Fernando Insiburo (River Marítime).

Desde hace por lo menos tres décadas, Nueva Palmira se consolidó como un punto clave de exportación de mercadería uruguaya y de transbordos de cargas de la región hacia otros continentes.

Durante el periodo enero-abril de 2024, se movilizaron 187.139 toneladas más de cargas que en el mismo periodo del año 2023, afirmó a El País la subjefa del puerto palmirense, Karina Gauthier.

Explicó que se produce esta diferencia de mayor toneladas de carga movilizadas, porque aumentó tres veces y media aproximadamente las exportaciones de trigo y de malta.

Agregó que, a su vez, en el primer cuatrimestre de 2024 se exportaron 48.339 toneladas de colza. Durante el periodo enero-abril del 2023, no hubo ventas al exterior de este producto, indicó Gauthier.

En el cuatrimestre del año pasado, además, no había comenzado el trasbordo de barcazas a buque del mineral de hierro proveniente de Brasil. Este tipo de operativas sí ocurrieron en los meses de enero y febrero de 2024, movilizando un total de 107.037 toneladas de este producto, dijo la jerarca del puerto palmirense.

Lo que es notorio en lo que va de este año es la baja de movimiento de fertilizantes a granel, principalmente en lo que refiere al transito (trasbordo). Ello sucede debido al faltante de barcazas en la zona y a bajantes en algunos de los ríos de la Hidrovía Paraná-Paraguay, expresó Gauthier.

Esas situaciones no han permitido el pasaje de barcazas con mineral de hierro provenientes de Brasil para ser cargados en Uruguay a buques con salida al mundo, por lo cual se ve afectado también el transito (trasbordo) de dicho producto por el puerto de Nueva Palmira (ANP), dijo Gauthier.

A pesar de ello, se mantiene la expectativa de que 2024 sea un buen año para el puerto de Nueva Palmira, ya que se prevé la exportación de unas 500.000 toneladas aproximadamente de soja, según lo transmitido a la ANP por el gerente General de TGU, Martín Rocchetti.

Punto clave

El principal puerto uruguayo en términos de mercadería a granel es Nueva Palmira, con la preponderancia de ser la puerta de entrada y salida de la Hidrovía Paraná-Paraguay, en donde de manera constante, se vienen desarrollando inversiones por parte del sector privado, con miras a generar las condiciones para captar más carga regional.

La presidenta del Centro de Navegación (Cennave), Mónica Ageitos, dijo a El País que hace poco fue testigo de la inauguración de la terminal de líquidos de Corporación Navíos en Nueva Palmira, que se suma a toda la infraestructura existente. “Sabemos que hay proyectos de parte de otras empresas privadas que tienden a ampliar la oferta para desarrollar la actividad portuaria”, afirmó.

Según Ageitos, el crecimiento y desarrollo de los volúmenes, por ejemplo, de mineral de hierro -así como de graneles- se estima que se triplicará en el término de 20 años, y el modo de transporte mayoritariamente utilizado será el fluvial, por lo que “se hará indiscutible” el aumento del tráfico que habrá de remolcadores de empuje y de barcazas.

“Se necesitarán instalaciones portuarias y/o zonas de transferencia preparadas para que esa carga que llega en barcazas sea transferida a los buques oceánicos, por lo que también se hace necesario tener más sitios de amarres cercanos a dichas terminales, sean públicos o privados”, planteó Ageitos.

Y agregó: “Esa debe de ser nuestra prioridad, puesto que el cuello de botella para facilitar las cargas en tránsito está allí. Desde el sector privado ya se han hecho inversiones en este aspecto, desde el sector público se debe de hacer un mayor esfuerzo por aumentar las capacidades actuales.

Tras consultar a los asociados del Centro de Navegación, Ageitos consideró que éstos entienden que Nueva Palmira “tiene mucho potencial y debemos de aprovechar las oportunidades, adelantarnos a generar condiciones con infraestructuras y servicios, siendo más eficientes. Por el momento, las operativas se vienen dando de manera fluida, haciendo uso de las diferentes instalaciones”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Puerto de Nueva Palmira

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad