EL ENCUENTRO ESPERADO

Vázquez cedió y recibió a autoconvocados del campo

El presidente y los ruralistas bajaron la tensión para negociar medidas.

Quienes comenzaron la movida en Paysandú lograron ser recibidos por Vázquez. Foto: F. Ponzetto
Quienes comenzaron la movida en Paysandú lograron ser recibidos por el presidente Vázquez. Foto: Fernando Ponzetto

En el campo no se tomaron licencia. El verano de enero tuvo a los productores rurales muy activos, enojados con el gobierno de Tabaré Vázquez por el aumento de las tarifas públicas. Los productores conformaron un movimiento que fue creciendo a través de las redes sociales y exigieron en el arranque del año que el jefe de Estado les concediera una audiencia para que pudiesen presentarle sus reclamos. La licencia del presidente de la República demoró la reunión generando mayor malestar en los "autoconvocados". Incluso más, una vez que Vázquez volvió a la escena pública dijo que admitía algunos problemas en sectores específicos del agro, pero que solo estaba dispuesto a dialogar con representantes de las gremiales.

Sin embargo la magnitud que tomó el tema, y las presiones desde las gremiales rurales, hicieron que el jefe de Estado cambiarse su decisión original y aceptara recibir a una delegación del movimiento de "autoconvocados", que el miércoles logró reunir una masa importante de gente en Santa Bernardina, Durazno.

Ayer los representantes de lo que denominaron "Un solo Uruguay" llegaron a la Torre Ejecutiva para entregar un documento con sus propuestas y fueron recibidos por el presidente Vázquez en su despacho del piso 11 de la Torre Ejecutiva.

En el gobierno, y también en el Frente Amplio, entienden que el movimiento de productores rurales que reclama medidas está viciado de intereses políticos. Sostienen que detrás de sus demandas está la intención de debilitar al oficialismo de cara a las elecciones nacionales de 2019.

Incluso sostienen que sus demandas no son justificadas. Ayer el jerarca de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Pedro Apezteguía, colgó una foto de una camioneta cuatro por cuatro que tenía la bandera de Uruguay pintada en su parte de atrás. De ella colgaba una moto de agua. El jerarca de gobierno colgó la imagen con la leyenda "Sin vergüenza" y resaltando un sticker de la camioneta que dice: "Bajen el costo del Estado. Por favor".

La tensión entre el gobierno y el movimiento se mantuvo toda la semana. De hecho el debate sobre el acto realizado en Durazno se centró en el poder de convocatoria que tuvo. Los organizadores estimaban una concurrencia de 50.000 personas, pero la concurrencia fue bastante menor. Esto fue celebrado por los dirigentes del oficialismo.

Algunos manifestaron su satisfacción con ironía en las redes sociales. "Me informan que a estas horas hay más gente en la playa Ramírez que en la concentración de Durazno. Parece que hubo muchas faltas con aviso", escribió el diputado del Frente Amplio-Partido Comunista, Gerardo Núñez en su cuenta de la red social Twitter el miércoles al terminar el acto en Durazno.

Pero esa tensión entre productores y dirigentes del oficialismo bajó ayer cuando el mandatario recibió a los autoconvocados. Para los productores es un triunfo de su movimiento.

La charla con el mandatario fue franca y honesta, comentaron los productores a la salida de Torre Ejecutiva. Entregaron el documento y quedaron a la espera de que el presidente lo estudie. De igual modo no desarticularon la "vigilia" con sus máquinas y vehículos al costado de la ruta prevista para el 31 de enero y 10 de febrero.

El gobierno de Vázquez continuará trabajando con los representantes de las gremiales en busca de medidas sectoriales. Esto ocurrirá el próximo lunes. Por eso, la mesa nacional de los "autoconvocados" se reunió con las gremiales tras salir de Torre Ejecutiva.

Ambas delegaciones acordaron una estrategia de trabajo. En el encuentro cerrado decidieron evitar contradicciones públicas, y mantenerse unidos. A su vez acordaron incluir otros sectores de actividad que entiendan que atraviesan situaciones financieras delicadas.

"Esto es más amplio que el sector agropecuario, involucra a toda la cadena productiva. Hay un camino trazado en el que pretendemos caminar juntos con las gremiales. Ellos tienen la posibilidad de aportar al movimiento y manifestaron que estaban dispuestos a hacerlo", dijo en rueda de prensa Álvaro Rivas. El productor habló en nombre de los autoconvocados, pero además es presidente de la Sociedad Rural de Durazno.

Rivas descartó que el movimiento sea un movimiento empresarial, y dijo que responde a necesidades reales que el gobierno no estaba viendo. En ese sentido, destacó que a su entender ese ha sido el principal logro: poner en la agenda de gobierno un tema central para el país productivo. "Logramos despertarlos", dijo.

Ahora esperan que se concreten medidas por parte del Poder Ejecutivo. "Si bien puede haber una gradualidad en las medidas que se vayan tomando para no perjudicar a un sector al querer beneficiar a otro, no perdemos el norte que es el tema combustibles y el costo de la energía, la pelea es por toda la cadena productiva", dijo el productor rural.

Esto fue compartido por Alfredo Lago, presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz. El productor ya participó del primer encuentro con Vázquez en Suárez y estará el próximo lunes en la mesa de negociación. "Se logró sensibilizar a un Poder Ejecutivo que no estaba muy atento a la realidad del agro", dijo Lago.

En la primera reunión en la que Vázquez recibió a las gremiales aclaró que el gobierno continuará negociando solo con representantes gremiales. "El gobierno necesita que las instituciones gremiales sean fuertes, que tengamos un interlocutor válido, porque lo otro es el caos, el desorden", dijo.

Ahora su posición tuvo un cambio importante. Y tras recibir y legitimar a los "autoconvocados" iniciará un diálogo para buscar medidas que intenten solucionar las dificultades que los productores enfatizan.

Viene cayendo área agrícola.

La consultora Deloitte explicó ayer en Twitter que "frente al pico de la zafra 2013/14, el área agrícola acumula una caída de más de 20%" (alrededor de un 22%) y que el sector agropecuario está relativamente estancado hace 5 años, luego de crecer 3,5% anual entre 2002 y 2011. La caída en el área agrícola se da en particular en los cultivos de arroz, cebada y trigo.

Por otra parte, la consultora APEO apuntó que la evolución de las rentas marca que el negocio se va deteriorando. La renta global por la tierra aumentó hasta un máximo en 2014 y luego empieza a descender (por el descenso en el resultado económico de las empresas), señaló APEO. En 2017 el 60% de los impuestos que se tributaron en el agro fueron a la tierra (lo que se conoce como "ciegos").

agro

FA denuncia intento de desestabilizar la democracia

VALERIA GIL

Como parte de un informe político del presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, la Mesa Política analizó ayer el conflicto del gobierno con el sector agropecuario. En términos generales, se entendió que hay sectores en problemas (como lecheros, arroceros y pequeños productores) que deben ser atendidos con medidas específicas y otros que son grandes terratenientes y "están utilizando" la situación "para desestabilizar al gobierno y a la democracia". La advertencia fue realizada por el representante de la Vertiente Artiguista en la Mesa Política y catedrático Daoiz Uriarte.

"Son sectores que directa o indirectamente intentan un gobierno dictatorial. El ejemplo más claro de eso es que el orador del acto en Montevideo fue un personaje prominente de la dictadura militar", aseguró Uriarte a El País.

En la misma línea consideró como "peligrosos" algunos de los planteos leídos en la proclama el pasado 23 de enero en Durazno, por ir en contra del sistema político en su conjunto y no solo contra el gobierno. Para Uriarte, esto demuestra que "hay una intención de desestabilizar a la democracia". Esta visión planteada ayer en la Mesa Política por Uriarte fue compartida por otros sectores, aseguró el dirigente de la Vertiente a El País. Entre los planteos que se cuestionaron están la suba del dólar, algo que se considera "imposible", pues el Estado ya interviene por medio del Banco Central para subirlo y el billete verde viene cayendo a nivel mundial. "Si dejamos de intervenir el dólar se va a $ 23 o sea que algunos productores agropecuarios deberían de agradecer al Estado", afirmó. En tanto, se analizó que no todos los productores son exportadores, por lo tanto los que no lo son comprarían insumos en dólares y cobrarían en pesos y se verían perjudicados. Como conclusión, se entiende que "hay medidas de la plataforma que son irracionales, no se sabe si por desconocimiento o por intencionalidad".

Uriarte dijo que un productor que tenga 300 hectáreas hoy tiene por lo menos US$ 1 millón, ya que la hectárea de tierra promedialmente cuesta US$ 2.500 o US$ 3.000. "Los verdaderos productores producen y arriendan. ¿Por qué no se pidió una rebaja de los arrendamientos de los campos? Porque los que estaban ahí eran todos propietarios", concluyó. En un video institucional, la coalición señala que no acepta que el conflicto "sea utilizado" como una "herramienta de algunos pocos para recuperar espacios de poder".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)