CONFLICTO EN EL AGRO

Intendentes blancos dan señales a los productores

Vidalín y Enciso anunciaron medidas de austeridad en sus administraciones.

Carlos Enciso, intendente de Florida. Foto: Darwin Borrelli
Enciso: reclamos a la proclama. Foto: Darwin Borrelli

Los intendentes blancos intentaron ayer mostrar que no son insensibles a los reclamos ruralistas. El intendente de Durazno, Carmelo Vidalín, dispuso que el Departamento de Hacienda de la comuna realice un estudio rápidamente para optimizar sus recursos humanos y materiales "haciendo especial énfasis en los gastos de funcionamiento, sin afectar los programas de vialidad y servicios primarios". La intendencia intentará mantener o reducir su personal.

El también blanco intendente de Flores, Fernando Echeverría, planteó la iniciativa de que los 12 intendentes blancos se reúnan con los "autoconvocados" para escuchar sus planteos.

Sin embargo, el intendente de Florida, Carlos Enciso, dijo que si bien "compartimos la esencia del movimiento y la proclama" no está de acuerdo en que "nos metan a todos en la misma bolsa ya que no todas las intendencias administramos de la misma forma". Aun así, y como siente la necesidad de dar señales, Enciso señaló que dispuso topear el gasto de vehículos livianos, el uso de teléfonos celulares, bajar las horas extras y limitar el ingreso de personal. El intendente también señaló que echó en falta en la proclama referencias a la inseguridad en el campo y el abigeato.

El intendente de Colonia, Carlos Moreira, dijo a El País que las intendencias no tienen la capacidad de incidir fuertemente en el nivel de ingresos de los productores. En el caso de su departamento, además, la contribución rural no es parte importante de los ingresos municipales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)