DESDE EL LUNES

Tapabocas, termómetros y alcohol en gel: esto indican los protocolos para la vuelta de los espectáculos públicos

El Ministerio de Educación y Cultura emitió este jueves dos protocolos: uno para las salas de espectáculos y otro para museos, galerías de arte y espacios culturales.

El Teatro Solís, un clásico de todos los años. Foto: Fernando Ponzetto
El Teatro Solís. Foto: Fernando Ponzetto - Archivo El País 

Ayer el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) anunció "con alegría" a través de su cuenta de Twitter que el próximo lunes reabrirán los teatros y los museos. Este jueves, en tanto, se conoció que los cines también tendrán la misma autorización a partir del lunes de la semana próxima. "Están incluidos todos los espectáculos públicos", dijo más temprano este jueves Mariana Wainstein, directora de Cultura, en diálogo con Radio Uruguay.

La cartera divulgó más tarde dos protocolos: uno para las salas de espectáculos y otro para museos, galerías de arte y espacios culturales.

En el caso de museos, galerías de arte y espacios culturales, el protocolo establece la "limpieza frecuente de las zonas a las que accedan el público y el personal".

En tanto, se recomienda a las personas "pertenecientes a la población de riesgo de no asistir a las instalaciones". Esto es "mayores de 65 años y personas que, independientemente de su edad, presenten comorbilidades susceptibles a COVID-19", precisa el protocolo.

Además, se exigirá el "uso obligatorio de mascarilla facial dentro de los espacios, para todos los funcionarios, visitantes y proveedores que ingresan y circulan por las instalaciones. Se colocarán carteles indicando este requisito. De ser necesario, se recomienda incorporar marcas de señalética en el piso, guías y/o mamparas, para garantizar el distanciamiento físico".

También, "se tomará la temperatura en el ingreso a las instalaciones". Para permitir el ingreso "la temperatura registrada no podrá ser superior a los 37ºC". En el caso de que funcionarios o visitantes presenten síntomas de enfermedad "no podrán ingresar" a las instalaciones. 

Por otro lado, se "exhorta" a "mantener las manos limpias y alejadas de la cara y abstenerse de tocar objetos, mobiliario y cartelería presentes en salas, así como puertas, picaportes, llaves de luz, etc". Por este motivo es que "se retirarán las audioguías, tablets u objetos similares que estuvieran disponibles para uso de los visitantes".

Otro aspecto a tener en cuenta es que "se controlará y limitará el acceso a los espacios de exposición, para asegurar al máximo las disposiciones de distanciamiento físico, con un mínimo de 2 metros de distancia entre individuos", la principal medida que ha impulsado el gobierno en el último tiempo para evitar nuevos contagios de COVID-19.

Respecto a las salas y espacios de uso público "serán ventilados (abriendo ventanas y/o puertas) durante cinco minutos por cada hora", y serán "higienizados en seco y húmedo por lo menos una vez al día".

Además"no se ofrecerán vasos" en los espacios que cuentan con centros de hidratación con dispensadores de agua. En este caso, "los visitantes y el personal deberán llevar su propio recipiente para recargar".

En tanto, el protocolo de 22 medidas destaca que el "objetivo" del mismo es "disfrutar de la cultura y, al mismo tiempo, cuidar a los trabajadores y visitantes".

Mientras que la "continuidad o interrupción de los servicios quedará sujeta a la evaluación que realicen las autoridades de la evolución de la curva de contagio de la pandemia".

Respecto a las salas de espectáculos también se establece la "limpieza frecuente de las zonas a las que accedan el público y el personal". Así como el "mantenimiento o cambio, de ser necesario, de los filtros de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado".

Se señala que se deben instalar "dispensadores de alcohol en gel para utilizar previo al ingreso a la sala de espectáculos". 

Para el caso de los equipos de aire acondicionado, "se debe emplear la modalidad 'recambio de aire exterior'".

Para estos casos también se recomienda a las personas "pertenecientes a la población de riesgo de no asistir a las instalaciones". 

"En las salas de espectáculos, los espectadores se sentarán en filas alternas,
separados entre sí por dos localidades vacías de ambos costados. Serán
ubicados solo en las filas pares, de manera de aumentar la distancia entre el
escenario y la primera fila". Se puntualiza que "las familias numerosas podrán sentarse de dos en dos, dejando una butaca libre", establece el protocolo.

Además, "la distancia mínima entre el escenario y la primera fila ocupada no deberá ser inferior a 5 metros".

Para una primera fase, "se sugiere un aforo del 30%".

Se fijo también en este protocolo que "la compra de entradas y toda comunicación será preferentemente por vía online", aunque se "permitirá la venta directa al público en boletería, siempre que se guarden las distancias físicas y medidas de higiene". En línea con lo anterior, se aclara que "se evitará realizar trámites en la sala".

Por otro lado, el encargado del acceso "tomará la temperatura en el ingreso a las instalaciones", que también "no podrá ser superior a los 37ºC"

También se estableció que dentro de las instalaciones "los espectadores, artistas y el personal deberán utilizar obligatoriamente mascarilla facial y mantenerse a distancia (2 metros) de las personas con las que no tienen contacto habitual". Además, "habrá una persona encargada del acceso y control de las medidas de distanciamiento". 

Además, se exige el "uso obligatorio de mascarillas dentro de los espacios, para todos los espectadores, artistas y personal que ingresan y circulan por las instalaciones".

En tanto, aclara que: "Únicamente quienes actúan sobre los escenarios (teatro, danza, música, etc.) están eximidos de utilizar mascarillas, solo durante el transcurso de sus actuaciones y guardando un distanciamiento físico con sus colegas, de por lo menos 2 metros".

Al respecto, se agrega que "aunque artísticamente sea necesario el contacto físico o un mayor acercamiento entre los intérpretes, el mismo no puede producirse: habrá que adaptar las puestas en escena para responder a este requisito inevitable".

"En una primera etapa no se podrá realizar más de una función por día", y se "fijarán los horarios de funciones de modo que no se provoquen aglomeraciones y que en las zonas comunes siempre haya suficiente espacio para respetar el distanciamiento social".

Para el caso en que se realice más de un espectáculo en la misma jornada, "se ventilarán y desinfectarán las salas, camarines y zonas comunes, incluyendo las butacas, antes y después de cada función".

Los espectáculos públicos están prohibidos desde mediados de marzo, cuando el gobierno decretó la emergencia sanitaria en el país luego de la confirmación el 13 de marzo de los primeros cuatro casos de COVID-19 en Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error